Skip to content

Sirviendo Como Pastor Único o Principal

3 mayo 2016

ESJ-015 2016 050301

Sirviendo Como Pastor Único o Principal

No permitas que nadie menosprecie tu juventud; antes, sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, fe y pureza. 1 Timoteo 4:12

Por Jason Helopoulos

La oportunidad de servir como pastor único o principal podría considerarse mejor con un sentido de prudencia y humildad. Un pastor solitario o principal se enfrenta a tentaciones y dificultades particulares que la mayoría de los pastores jóvenes no están muy dispuestos a soportar.


Cada uno de estos roles presenta sus propios desafíos. Un pastor principal gestiona el personal, supervisa una iglesia, opera con un presupuesto complicado, predica semanalmente, proyecta la visión de la iglesia, y debe obtener el respeto de sus compañeros de vocación. Este papel desafía incluso a hombres experimentados en el ministerio. Pastores jóvenes tienen que medir mucho su capacidad para manejar estas responsabilidades al momento de decidir si tomar este tipo de llamado. Sin embargo, es posible que usted sea es joven raro. Si este es el caso, pase las primeras semanas y meses invirtiendo en los miembros del personal bajo su supervisión. Esta inversión inicial va a cosechar dividendos al tratar de ministrarles de manera efectiva en el futuro. También les animará a seguir la visión que el Señor le ha dado para la iglesia. Estos miembros del personal pueden ser su principal recurso o su principal carga en los próximos días. Ellos o trabajarán con usted o contra usted. Sea un fiel y buen pastor para ellos desde el principio y gane su confianza.

La oportunidad de un pastorado en solitario por lo general proviene de las iglesias más pequeñas. Estas iglesias ofrecen a los pastores un gran lugar para servir, servir al reino, y madurar al mismo tiempo. La intimidad de la comunión, el presupuesto manejable, y el alcance limitado de los Ministerios puede proporcionar bendiciones dulces a medida que el nuevo pastor pone sus pies debajo de él. Cada iglesia necesita un pastor, y cada comunidad necesita un fiel pastor. No descarte rápidamente la pequeña iglesia que muestra interés en usted. Siempre recuerde que somos servidores del reino, no al revés.

Sin embargo, también es necesario tener en cuenta que las iglesias pequeñas a menudo vienen con sus propias dificultades. Circunstancias tenues son bastante normal para estas comunidades. La escasez de recursos, la falta de energía, una población anciana, y una actitud inflexible de "siempre lo hemos hecho de esta manera" prevalecerá de forma rutinaria en las iglesias pequeñas. Estas cuestiones pueden poner tensión adicional en un joven pastor y su familia. Analice sus propias habilidades, personalidad, y dones como se tiene en cuenta introducirse en todas las responsabilidades que vienen con un puesto de pastor solitario.

Un pastor titular o en solitario requiere una medida de madurez espiritual, teológica, y emocional. Debido a que la edad no define la madurez, muchos hombres jóvenes dirigen hábilmente en tal capacidad. Como Pablo dijo a Timoteo: "No permitas que nadie menosprecie tu juventud; antes, sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, fe y pureza." (1 Tim. 4:12). Aunque joven, Timoteo demuestra una disposición, y Pablo no dudó en decirle que tomara el cargo.

¿Cómo sabes si está listo o no? Busque al Señor en oración y súplica. ¿Tiene la madurez suficiente para este llamado en particular? Pida al Señor que le proteja tanto contra la ignorancia orgullosa y el automenosprecio pecaminoso a medida que se examina a sí mismo. Analizar su madurez en Cristo. ¿Eres el tipo de hombre de edad avanzada que los santos voluntariamente buscan y respetan? ¿Es visionario y dirige de una manera que la gente voluntariamente siguen? ¿Puede usted manejar las presiones de la predicación, consejería, dirección, y el pastoreo semanal? ¿Su esposa y su familia hábilmente manejan el estrés que acompaña a su posición?¿Los pastores de más edad que lo conocen bien están de acuerdo en que se trata de una posición adecuada para usted? Si usted puede responder sí a todas estas preguntas, entonces en oración considere la adopción de ese llamado.

Sirva a la iglesia de manera efectiva, dirija humildemente, predique la verdad, y pastoree ese rebaño. “que nadie menosprecie tu juventud. . . . . sé ejemplo de los creyentes” (1 Tim. 4:12) por la gracia de Dios.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: