Skip to content

Polémica Pacífica en Línea

21 abril 2016

ESJ-015 2016 0421

Polémica Pacífica en Línea

Por Tim Challies

Plus ça change, plus c’est la même chose. Esta frase francesa maravillosamente pesimista podría traducirse como "entre más cambian las cosas, más permanecen igual." Nos señala a uno de los hechos innegables acerca de la vida en este mundo:que aunque los tiempos y contextos cambien, la humanidad sigue siendo la misma.

Hoy en día, nos encontramos en un punto fascinante en la historia, un punto en el que estamos asistiendo a un cambio radical en la forma en que nos comunicamos . Estamos en transición de los viejos medios a los nuevos medios de comunicación, de las palabras a las páginas impresas a las palabras pixeladas en las pantallas, de las palabras que se hablan cara a cara a las palabras habladas a las cámaras y entregadas al instante a través de las pantallas a diez mil millas de distancia. Tales cambios sísmicos se han producido sólo unas pocas veces en la historia, y cada cambio se ha visto acompañado por agitación, por un tiempo de aprender a adaptarse a las nuevas habilidades y nuevas realidades.

Con esta nueva época y sus tecnologías innovadoras han llegado nuevas capacidades a medida que llevamos a cabo nuestra responsabilidad ancestral a "contender por la fe que ha sido una vez dada a los santos" (Judas 3). Dios ha llamado a cada uno de sus hijos para anunciar y defender el Evangelio. Él ha llamado a cada uno de nosotros para defender la verdad y de estar en pie contra los que juegan con él o que de plano lo niegan. Pablo afirma:

10 Por lo demás, fortaleceos en el Señor y en el poder de su fuerza. 11 Revestíos con toda la armadura de Dios para que podáis estar firmes contra las insidias del diablo. 12 Porque nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los poderes de este mundo de tinieblas, contra las huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiéndolo hecho todo, estar firmes. (Ef. 6: 10-13)

Esto debería ser más fácil que nunca en la era de las comunicaciones masiva e instantánea. Pero con las nuevas capacidades vienen nuevas tentaciones y nuevos peligros.

Si la historia fuera a acabar mañana, probablemente veríamos atrás a la era de las comunicaciones digitales como una era de caos. Hemos demostrado nuestra profunda depravación en nuestra capacidad de hablar demasiado rápido, demasiado fuerte, y con demasiada dureza. Todo lo que Jesús, Santiago y Salomón nos advirtieron sobre el poder de la lengua se puede extender hasta el poder de nuestros dedos mientras bailan sobre nuestros teclados y nuestros pulgares, mientras golpeamos ligeramente mensajes en nuestros teléfonos De la abundancia del corazón escriben los dedos.

Dios nos llama a ser personas que hablan la verdad, sino que digan la verdad en amor. Efesios 4:15-16 ilustra:

15 sino que hablando la verdad en amor, crezcamos en todos los aspectos en aquel que es la cabeza, es decir, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo (estando bien ajustado y unido por la cohesión que las coyunturas proveen), conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo para su propia edificación en amor..

Incluso a medida que contendemos por la fe, tenemos que contender en amor. Incluso mientras hablamos en defensa de Aquel que nos ha salvado, hay que hablar con paciencia, con respeto, con dominio propio. Hemos demostrado ser dispuestos y capaces de hablar, pero tenemos un largo camino por recorrer para demostrar que podemos hacerlo todo en amor.

Hace muchos años, John Stott ponderó el mandato de Pablo a la iglesia en Éfeso de hablar la verdad en amor. Pablo pidió a los cristianos que demostraran su madurez espiritual por su deseo y su capacidad por mantener la unidad, incluso a través del desacuerdo, incluso a través del debate. La manera de demostrar la presencia y el poder del Espíritu Santo, escribió Pablo, no es sólo hablar palabras verdaderas, y no sólo hablar palabras en amor, sino hay que hacer dos cosas al mismo tiempo y en la misma medida. La advertencia de Stott de su comentario de Efesios es atemporal, más allá de todas las épocas tecnológicas: "La verdad se vuelve difícil si no se suaviza con amor; el amor se suaviza si no se fortalece con la verdad.” Me temo que para muchos de nosotros, nuestras palabras son duras, no tocadas por la cualidad suavizante del amor. Y sin embargo, no ganamos nada si hablamos de amor a expensas de la verdad, si nuestro amor no es tocado por el poder fortalecedor de la verdad.

Stott señala correctamente:

El apóstol nos llama a mantener a los dos juntos, lo cual no debería ser difícil para los creyentes llenos del Espíritu, porque el Espíritu Santo es él mismo "el espíritu de verdad", y su primer fruto es "amor." No hay otra ruta que esta para la unidad cristiana completamente madura.

Nuestro mundo digital a ritmo rápido, siempre activo, nos trae oportunidades sin precedentes para hablar. Esto nos permite ampliar nuestras voces en todo el mundo con el simple clic de un botón. Pero también ofrece oportunidades sin precedentes para hacerlo mal, hacerlo de una manera que negar en lugar de mostrar el fruto del Espíritu. Cristiano, Dios te ha llamado para hablar Su verdad, para contender por la fe. Él ha proporcionado nuevos y sorprendente medios ideales de hacer esto mismo. Su desafío y el mío – el reto de la iglesia aquí en el siglo XXI – es el reto de hablar esa verdad en amor, contender con una medida igual de firmeza y suavidad.

Fuente

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: