Skip to content

9 Maneras de Responder a un Sermón o Lección No Tan Bueno

11 abril 2016

ESJ-015 2016 0411

9 Maneras de Responder a un Sermón o Lección No Tan Bueno

Por Chuck Lawless

Miles de personas alrededor del mundo enseñaron una lección en un grupo pequeño o predicaron un sermón ayer. Muchos estuvieron bien – pero unos no dieron el blanco. Para aquellos de nosotros que sentimos que el dia de ayer fue en vano, permita que estos pensamientos le animen mientras comienza la nueva semana de trabajo:

  1. Asegúrese de haya predicado y enseñado la Palabra. ¿Proclamó con precisión, pasión la Palabra – incluso si su entrega pareció no ser satisfactoria? Si hizo eso, esa Palabra no vendrá vacía (Is 55:11). Confíe en esa verdad.
  2. Reconozca que usted está probablemente siendo mas estricto con usted de lo que necesita ser. La mayoría de nosotros lo somos. Nos atacamos a nosotros mismos si lo que producimos no es perfecto. Nos preocupamos sobre las palabras que dijimos, y luego nos preocupamos por las palabras que deseamos que deberíamos haber dicho (que nuestros oyentes probablemente ni siquiera consideraron).
  3. Gracias a Dios que Él usa a personas imperfectas. Si no lo hiciera, todos nosotros no estaríamos calificados para la tarea, de todos modos. Deje que la gracia le abrume por las luchas de ayer.
  4. Confiese su trabajo a Dios si sabe lo que realmente hizo mal olor. A veces realmente es malo, y lo sabemos porque no nos preparamos como deberíamos hacerlo. Es mejor sólo ser honestos con Dios acerca de ésto y determinaren hacerlo mejor esta semana. .
  5. Pidale a alguien de confianza que le de una opinión honesta de su lección o sermón.Quizás usted no lo hizo así – o tal vez usted no lo hizo tan mal como parece. Por lo menos tome el riesgo de preguntar, por si acaso es esto último. Si se trata de la primero, pase al # 6 más adelante ..
  6. Averigüe dónde el sermón o lección salió mal. Tal vez usted realmente no se preparó lo suficiente. O tal vez se preparó, pero no oró como debería. Podría ser que sucedió algo no relacionado por la mañana, y su mente simplemente se distrajo mientras predicaba o enseñaba. O, tal vez alguna otra cosa salió mal, y se vio obligado apresurarse a través de su enseñanza. Pase algún tiempo evaluando, mientras podría hacerlo mejor la próxima vez, al menos primero averigüe lo que salió mal esta vez
  7. Intencionalmente trabaje para mejorar lo que no funcionó. Muchos de nosotros nos equivocamos, pero entonces sólo no sentimos frustrados y tomamos medidas para mejorar. Si sus ilustraciones no funcionaron, haga algunas tareas para encontrar las mejores ilustraciones. Si usted se perdió en su bosquejo, trabaje más duro en esta semana; Dejemos que otro critique para mayor claridad. Si simplemente no se conectó con la gente ayer, ore por sabiduría para saber mejor cómo conectarse con su audiencia la próxima semana. La frustración sin mejoría no ayuda a nadie .
  8. Pida a algunos guerreros de oración que se centren en la oración por su enseñanza en las próximas semanas. No sólo necesitamos estas personas orando por nosotros, sino sabiendo que lo están haciendo también nos da razón para seguir adelante para hacerlo mejor.
  9. No permita el enemigo tenga victoria. Es fácil dejar que un mal sermón o lección nos desaliente que perdemos nuestro gozo en la preparación de la próxima semana. No le dé al enemigo esa victoria. Mientras Jesús tarda su venida, otro domingo es una oportunidad para la redención..

¿Qué podría agregar a esta lista?

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: