Skip to content

¿Es Suficiente La Escritura para la Consejería Bíblica?

7 abril 2016

ESJ-015 2016 0407

¿Es Suficiente La Escritura para la Consejería Bíblica?

En el asesoramiento, cuando las personas comparten sus problemas más graves y secretos, los consejeros necesitan tener algo que decir. Necesitamos orientación sobre cómo responder a dicha información. Trenyan es un gran ejemplo. Me senté en mi oficina escuchándola ese día mientras compartía una información muy dolorosa conmigo. Ella me dijo de una profunda angustia en su vida y cómo llegó a empezar a cortarse las piernas con un pequeño cuchillo que compró en una tienda de artesanía. Después de que Trenyan compartió su historia conmigo, ella dejó de hablar. Era mi turno de hablar.

Ese momento en el que el consejero debe responder al dolor que ha sido revelado por una persona quebrantada es una de las ocasiones más sagradas de toda la vida. Otro ser humano acaba de revelar algo íntimo, profundo y difícil de su vida, y ahora está a la espera de una respuesta. Esos momentos me hacen poderosamente consciente de mi responsabilidad como consejero para ofrecer sabiduría y cuidado.

Esos momentos son muy reveladores, porque lo que decimos en ellos demuestra donde esta nuestra confianza. Cualquier cosa que digamos demuestra una dependencia de alguna fuente de autoridad. No hay vuelo de esta realidad. En aquellos momentos, como el que he experimentado con Trenyan, las palabras que llenan el silencio muestran que recursos de asesoramiento creemos que es el más informativo, útil y digno de confianza. La "sabiduría" que sale de la boca demuestra en esta puesta su confianza –si se trata de la "sabiduría" del mundo, la "sabiduría" de la psicología secular, su propia marca personal de "sabiduría", o la sabiduría de Dios en la Biblia.

Cada vez que usted habla, lo hace de un compromiso con algún tipo de sabiduría. La doctrina de la suficiencia de la Escritura es una promesa en que Dios mismo le dará algo de él para decir en esos momentos sagrados. Es un gran consuelo para mí saber que yo no tengo que crear mi propia "sabiduría" y no tengo para extraer la "sabiduría" de la terapia secular. Puedo ir a la Escritura y encontrar algo que decir a personas como Trenyan que será la palabra suficiente de Dios para ellos.

La Historia de Trenyan

Llegué a conocer Trenyan durante un período de meses en el contexto de la consejería. Nos reunimos todas las semanas y hablamos de sus problemas y lo que Dios dice acerca de ellos. Mientras escuchaba a su situación, llegué a entender por qué Trenyan cortaba sus piernas la forma en que lo había estado haciendo. Al final resultó que, ella había estado teniendo una gran cantidad de problemas con sus padres. Sus padres se gritaban el uno al otro y gritaban obscenidades de ida y vuelta. A veces, estas discusiones se volvían violentas.

Trenyan y yo tuvimos docenas de conversaciones sobre toda clase de temas. El elemento más importante de nuestras conversaciones llegó a ser el Salmo 55 . Trenyan te diría que este pasaje de la Escritura era el más importante en darle esperanza y cambio de su situación.

Lea una porción del clamor de David a Dios en el Salmo 55: 4-8, 12-14 . Aunque David escribió este salmo, y aunque su situación era, sin duda, diferente a la Trenyan, pronunció palabras en respuesta a su dolor que Trenyan habría podido componer palabra por palabra.

Trenyan y yo acamparon en esta idea durante un tiempo juntos. Fue tan alentador para ella saber que había palabras en la Biblia que daban expresión a su dolor.

El Salmo 55 hace más que identificarse con el dolor de Trenyan. Está la descripción de una ruta diferente y mejor hacia adelante. Incluso David expresa el dolor y el deseo de huir, pero la diferencia crucial entre Trenyan y David es que el salmista vuelve a su dolor en una ocasión para derramar su corazón a Dios. Después de identificarse con David, Trenyan tenía que aprender de él. A través de David, Dios le enseñó a Trenyan cómo llegar a él en sus momentos de dolor. Trenyan supo que a través de la inmediatez y el dinamismo de la oración, fue posible para echar su carga sobre el Señor.

Por desgracia, los padres de Trenyan nunca prestaron atención de algún consejo. Ellos siguieron peleando, y su matrimonio con el tiempo llegó a un final amargo. La consejería con Trenyan fue un éxito, sin embargo. Años más tarde presidí su matrimonio con un hombre cristiano maravilloso y santo. Trenyan aprendió que las pruebas no requieren una retirada hacia el interior. Pueden, por el contrario, convertirse en una ocasión para crecer en la gracia de Dios y ser un conducto de esa gracia a otros que la necesitan.

La fuente de los cambios en Trenyan no es otro que Dios mismo. Sus acciones de amor y gracia, como se expresan en su Palabra y se aplican a Trenyan, dieron como resultado el cambio.

Heath Lambert, adaptado de su nuevo libro A Theology of Biblical Counseling: The Doctrinal Foundations of Counseling Ministry .

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: