Skip to content

Albert Mohler – Dia 2 #ShecCon2016

11 marzo 2016

ESJ-015 2016 ses03

Albert Mohler – Dia 2 #ShecCon2016

5:30 – Dr. Clayton Erb comienza la sesión de la tarde dirigiendo a los hombres en el canto congregacional: "Amo Tu Reina, Señor", "O Iglesia, Levantate" y "El Único Fundamente de la Iglesia ".

5:40 – Las cuerdas tocan una versión encantadora de "Nuestro Gran Salvador."

5:45 – Christian Ebner se une a John Martin y Lisa para un trío de cantando “Hay una Fuente.”

5:50 —La incomparable Carmella Jones canta "Con Todo mi Corazón."

5:55 —Dr. Mohler sube al podio, y conduce con "sólo voy a decir lo que están pensando. Wow!”

El mundo piensa que sabe qué es la belleza, pero no tienen ni idea. Llegar a cantar las canciones que acabamos de cantar. . . . . y esto va a ser nuestro tema hasta la muerte. Déjame decirlo de nuevo; esto va a ser nuestro tema hasta la muerte!

Es un gozo estar en Shepherds Conference, y en una habitación llena de predicadores, porque estás inquieto. Nada es más inquieto que un predicador escuche a otro predicador.

Que honor es estar aquí.

Voy a dirigir nuestra atención a esta noche el libro de Malaquías. Y detrás de eso, hay una historia. La primera vez que fui invitado a predicar en Shepherds Conference, vine preparado para predicar sobre 1 de Corintios capítulo 1. John MacArthur subo a predicar sobre el mismo texto.

Hace unas semanas, yo estaba con Steve Lawson y me preguntó lo que iba a predicar en la Conferencia de Pastores. Le dije: "Malaquías capítulo 2." El dijo: "Creo que estas seguro!"

No hay profetas menores, solo hay libros cortos.

Vamos a leer el texto en conjunto, Malaquías capítulo 2, versículos desde el 5.

6:02 —Oremos juntos.

Quiero argumentar esta noche que no sólo vemos este pacto con Leví, vemos una descripción del trabajo bíblico para el predicador de la Palabra. Quiero que veamos tres puntos concretos: 1. El Temor del Predicador, 2. El Andar del predicador, y 3. La Tarea del Predicador.

En primer lugar, hay que entender este pacto con Leví. El Señor levantó a Levi y la tribu de Leví para una función particular, y esa es el sacerdocio. Levi fue ordenado para el servicio al Señor.

Entendemos que se trata de un pacto que Dios hizo, detrás de la cual se encuentra. Números 25 habla de un sacerdocio perpetuo. Cuando pensamos en el sacerdocio del Antiguo Testamento, a menudo olvidamos el papel de la enseñanza de los sacerdotes. Debian enseñar toda la Palabra de Dios a la gente. Nuestro papel no es idéntico, pero aprendemos de este pacto lo que Dios desea del que tiene un papel de enseñanza con el pueblo de Dios.

6:10 —Casi todo lo que usted necesita saber sobre el papel de la predicación se encuentra en este texto.

¿Quien habla? Este es un oráculo de la Palabra del Señor.

¿Cómo se entrega al pueblo de Dios? Por Malaquías, el mensajero de Dios.

Nuestra responsabilidad no es inventar o descubrir el mensaje. Es entregarlo. Estamos para entregar la Palabra de Dios a Su pueblo.

¿Dónde comienza el llamado del predicador? Comienza con el temor de Dios.

Cuando el Señor dice acerca de su pacto con Leví que era de vida y paz. Esto significa que tiene que vivir. Se levantó para manejar la Palabra de Dios, y si lo hacía fielmente, el vivia. Usted puede no haber considerado lo importante que es que usted tenga que salir de su púlpito vivo.

Note que Dios dice, "Yo se lo di a él." No es dulce.¿Cómo ha sobrevivido el sacerdocio? Es porque él es fiel a Sus promesas. Él es el Dios que guarda el pacto.

6:15 —Hay otra lado del pacto. Es un pacto de miedo.

El Temor del Predicador

He leído en una librería cristiana un libro titulado Dios No Está Enojado con Usted. El problema es que la proclamación del evangelio fiel comienza con esta noticia –Dios está enojado con usted.

Levi recibió un pacto de temor. Oh, que más predicadores hoy tuviesen el temor del Señor.

La Escritura nos dice que el temor del Señor es el principio de la sabiduría (Prov. 9:10). También se nos dice que es limpio y santificante. ¿Qué pasaría si más predicadores tuviesen un temor del Señor?

En la descripción del trabajo del predicador, el temor del Señor es fundamental.

Se trata de un temor que está santificando, es limpio, el principio de la sabiduría. Esto no es un temor servil, sino untemor filial. Ahí es donde el predicador tiene que empezar.

El temor del Señor tiene que ver con una comprensión de quien es Dios.

6:22 —Hay personas que nos rodean que realmente no temen en el sentido bíblico del temor en absoluto. Ellos simplemente tienen ansiedad, y eso es lo que está enviando a la gente al psicoterapeuta por las hordas. Eso no es lo que es esto. El temor y la ansiedad no son la misma cosa.

“y estaba lleno de temor ante mi nombre…" Cuando se piensa en la devaluación de las palabras en la sociedad, difícilmente hay un ejemplo mejor que la palabra "temor." La gente hoy en día no están siquiera en busca de temor. Me pregunto cuántas personas hoy en día siempre incluso han experimentar un momento de temor.

¿Como es eso? Es como Isaías en el templo en el capítulo 6.

¿Cuántas personas que hoy viven han experimentado alguna vez un segundo de eso? ¿Cuántos de nosotros experimentamos un momento de temor genuino? Si estamos pensando cuidadosamente y claramente, cada vez que nos reunimos para la adoracion verdadera, el temor sucede. Esto también nos muestra lo que sucede cuando se hace algo que no es la adoración genuina.

En realidad levantan defensas contra el sentimiento de temor, porque el temor necesariamente nos dejará pasmados.

Evidentemente, en estos momentos, no podemos manejar mucho temor.

Sabe usted lo que me llamó la atención, cuando se piensa en el pacto de Dios con Levi? Pensé en Pedro, Santiago y Juan. Pensé en cuántas veces escucharon la voz del Señor. Ellos estaban ahí. Fueron testigos. Ellos estaban con él en el monte santo. No pudo haber sido demasiado tiempo después de eso que Pedro comió el almuerzo, se cansó, tuvo que dormir, y demostró impaciencia.

Nos gusta pensar que si estuviésemos allí, no pecaríamos de nuevo, no sentiríamos hambre de nuevo, no tendríamos sueño otra vez. Nos gustaría pensar que seríamos algo distinto de Pedro.

Por lo tanto, en este momento, tenemos un dificultad de experimentar temor, sino por la gracia de Dios que podamos. Debemos recordar que estamos siendo preparados para una gloria que será nada menos que impresionante – por la eternidad.

No estamos preparados para eso. Pero si no anhelamos tanto eso, no entendemos el Evangelio.

6:32 — “estaba lleno de temor de mi nombre …" No hay que tomar el nombre del Señor en vano.

Eso debería eliminar una gran cantidad de lo que hoy se llama predicación.

¿Cuan diferente podría ser el ministerio si entendiéramos que el temor del Señor fue el primer requisito de un verdadero ministro del Evangelio?

Una última reflexión sobre esto: Si no comenzamos nuestro ministerio en el temor del Señor, entonces seguramente nuestro ministerio va a terminar en el temor del Señor.

6:35 —Segundo: El Andar del Predicador.

No hay más asunto moral en el planeta que el ministerio cristiano.

La santidad es ser una marca de cualquier predicador verdadero del Evangelio. La santidad es el mandato para todos los cristianos, pero especialmente para aquellos que predican y enseñan el mensaje de Jesucristo.

El Nuevo Testamento es muy claro al respecto. El llamado a predicar y enseñar la Palabra de Dios debe ser definido en términos morales. Él debe caminar con el Señor en paz y en justicia.

Debemos caminar de una manera, en paz y en justicia, de manera que incluso la forma en que vivimos hara que muchos se vuelvan de la injusticia.

6:40Por último, La Tarea del Predicador…

Vamos a considerar la tarea del predicador definida en Malaquías 2 …

Es enseñar con valentía, con diligencia; es predicar con precisión.

Déjeme decirle un epitafio a la que todo predicador debe aspirar. “La verdadera instrucción estaba en su boca, y no se hallaba iniquidad en sus labios” (Malaquías 2: 6).

Eso es lo que debemos aspirar. Es por eso que nos reunimos en Shepherds Conference. Es por eso que buscamos la fidelidad a los mandamientos de 2 Timoteo, por eso se nos ha confiado la enseñanza fiel a nosotros para otros hombres fieles.

Necesitamos que hombres fieles del pasado se coloquen sobre nosotros, mantiendonos fieles, ayudar a asegurar que cuando nos ponemos de pie delante de la gente, no habrá temor de los hombres en nosotros –sólo el temor de Dios.

La única manera que podemos saber que no es una palabra equivocada en nuestros labios es que prediqemos la Palabra!

Las últimas palabras de nuestro pasaje: “porque él es el mensajero del SEÑOR de los ejércitos.” Es una simple descripción del trabajo.

¿Por qué habría El confiar a gente como nosotros? No tengo ni la más mínima idea … excepto que el Señor hace siempre lo que le da gloria. Evidentemente aporta gran gloria a Dios utilizar a los débiles y frágiles como nosotros para proclamar Su mensaje.

Esto significa que cada día del Señor, todas las oportunidades para predicar, debemos entregar un mensaje que no viene de nosotros, sino que vino de parte del Señor de los ejércitos.

“Señor de los ejércitos" es la forma en que las Escrituras se refieren a la soberana omnipotencia de Dios. Él es el creador soberano, el Señor de todos.

Una cosa es ser un mensajero; otra cosa es ser un mensajero del Señor de los ejércitos.

¿Cómo sería como el domingo por la mañana si la gente entendiera que cuando se usted se levanta para predicar, usted estará hablando el mensaje del Señor de los ejércitos?

6:53 — Oremos..

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: