Skip to content

Resoluciones de Año Nuevo

31 diciembre 2015

Post-ESJ-207

Resoluciones de Año Nuevo

por Paul David Tripp

Bueno, una vez más es esa temporada. Es reflexión para los blogs, artículos de prensa, programas de televisión y revistas en gran manera para muchos mensajes de Twitter. Es la hora de que el ritual anual de los dramáticos propósitos de Año Nuevo son impulsados por la esperanza de cambio en la vida personal inmediata y significativa.

Pero la realidad es que pocos fumadores dejan de fumar por un simple momento de determinación, pocas personas obesas han adelgazado y son saludables por un momento dramático de compromiso, pocas personas que estaban profundamente endeudados han cambiado su estilo de vida financiero, porque decidieron hacerlo así mientras el año anterior daba paso al nuevo, y pocos matrimonios han cambiado por medio de una resolución dramática.

¿Es importante el cambio? Sí, es para todos nosotros de alguna manera. ¿Es esencial el compromiso? ¡Por supuesto! Hay una forma en la que todas nuestras vidas son moldeadas por los compromisos que tomamos. Pero el cristianismo bíblico – que tiene el Evangelio de Jesucristo en su corazón – simplemente no descansa su esperanza en los momentos importantes y dramáticos del cambio.

Vivir en lo Completamente Mundano

El hecho del asunto es que la obra transformadora de la gracia es más un proceso mundano que es una serie de pocos eventos dramáticos. El cambio del corazón y vida personal es siempre un proceso. Y ¿dónde tiene lugar ese proceso? Tiene lugar en donde usted y yo vivimos todos los días. ¿Y dónde vivimos? Bueno, todos tenemos la misma dirección. Nuestras vidas no se precipitan de un gran momento a un gran momento. No, todos vivimos en lo completamente mundano.

La mayoría de nosotros no estaremos en los libros de historia. La mayoría de nosotros sólo haremos tres o cuatro decisiones trascendentales en nuestras vidas, y varias décadas después de que muramos, la gente a la que dejamos atrás tendrá dificultades para recordar los acontecimientos de nuestras vidas. Usted y yo vivimos en pequeños momentos, y si Dios no gobierna nuestros pequeños momentos y no trabaja para recrearnos en medio de ellos, entonces no hay esperanza para nosotros, porque ahí es donde usted y yo vivimos.

Los pequeños momentos de la vida son profundamente importantes precisamente porque son los pequeños momentos que vivimos y que nos forman. Aquí es donde creo que “Gran Drama del Cristianismo” nos mete en problemas. Esto puede llevarnos a devaluar la importancia de los pequeños momentos de la vida y el “pequeño cambio” de gracia que nos encontramos allí. Y debido a que subvaloramos los pequeños momentos en los que vivimos, no tendemos a notar el pecado que se expone allí. Nosotros no buscamos la gracia que se nos ofrece.

10,000 Pequeños Momentos

Usted ve, el carácter de una vida no se encuentra en dos o tres momentos dramáticos, sino en 10.000 pequeños momentos. El carácter que se formó en esos pequeños momentos es lo que da forma a cómo responder a los grandes momentos de la vida.

¿Qué es lo que lleva a un cambio personal importante?

  • 10.000 momentos de introspección personal y convicción

  • 10.000 momentos de humilde sumisión

  • 10.000 momentos de necedad expuesta y sabiduría adquirida

  • 10.000 momentos de pecado confesado y pecado abandonado

  • 10.000 momentos de fe valiente

  • 10.000 puntos de elección de obediencia

  • 10.000 horas de abandonar el reino del ego y correr hacia el reino de Dios

  • 10.000 momentos en los que abandonamos la adoración de la creación y nos entregamos a la adoración del Creador.

Y ¿Qué hace posible todo esto? La gracia implacable, transformadora y de pequeños momentos. Jesús es el Emmanuel no sólo porque él vino a la tierra, sino porque te hace el lugar en el que El habita. Esto significa que él está presente y activo en todos los momentos mundanos de la vida diaria.

Su Obra para Rescatar y Transformar

¿Y qué está haciendo? En estos pequeños momentos él está entregando toda promesa redentora que ha hecho a ti. En estos momentos anodinos, está trabajando para rescatarte y transformarte a su semejanza. Por la gracia soberana él le coloca en pequeños momentos diarios que se han diseñado para llevarlo más allá de su carácter, sabiduría y gracia para que usted busque la ayuda y la esperanza que sólo se puede encontrar en él. En un proceso permanente de cambio, te está deshaciendo y reconstruyendo de nuevo – ¡exactamente lo que cada uno de nosotros necesita!

Sí, usted y yo tenemos que estar comprometidos con el cambio, pero no en una manera en que espera un gran evento de transformación, sino de una forma que en la encuentra gozo y es fiel a un proceso día a día, paso a paso de conocimiento, confesión, arrepentimiento y fe. Y en esos pequeños momentos nos comprometemos a recordar las palabras de Pablo en Romanos 8:32

“El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por nosotros, ¿cómo no también con él nos dará todas las cosas.”

Por lo tanto, nos despertamos cada día comprometidos a vivir en los pequeños momentos de la vida cotidiana con los ojos abiertos y corazones expectantes y humildes.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: