Skip to content

El Niño de la Profecía

17 diciembre 2015

ESJ-070

El Niño de la Profecía

Isaías 9:6

Por John MacArthur

La historia de la Navidad en la Biblia comienza varios cientos de años antes de aquella noche en Belén. Profecía tras otra del Antiguo Testamento prometió una venida del Salvador-el Mesías, el Ungido, que redimiría al pueblo de Dios. La pieza central de todas las profecías de Navidad, Isaías 9: 6, fue escrita casi 600 años antes del nacimiento de Jesús. Isaías prometió que sería un acontecimiento milagroso, a diferencia de cualquiera que el mundo jamás había conocido, y los detalles que Isaías dio se cumplieron precisamente por Jesús.

Porque un niño nos es nacido, un hijo se nos ha dado; y el principado sobre su hombro; y su nombre será llamado Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Isaías 9: 6 es la más conocida de todas las profecías del Antiguo Testamento acerca del nacimiento de Cristo. Handel lo incluyó como uno de los grandes coros de su Mesías. Es probable que usted lo cante o lo escuche varias veces cada temporada de Navidad.

Considere las verdades ricas en este versículo corto y los atributos dados a este niño extraordinario. Para la nación judía, la profecía de Isaías fue la noticia de un Rey que vendría. Para el mundo desprevenido, la profecía prometió un encarnado Salvador y Dios, cuya venida alteraría radicalmente y para siempre la historia humana.

Hijo del Hombre

“Un niño nos es nacido” es una declaración acerca de su humanidad.. Él comenzó su vida como cualquier otro ser humano, como un bebé. Isaías no dice más acerca de esto aquí, pero sabemos que en el Nuevo Testamento que Cristo experimentó toda tentación común a la humanidad, pero nunca pecó (Hebreos 4:15). Como hombre, sintió todo lo que sentimos, se dolió como nosotros nos adolecemos, lloró como nosotros lloramos, y en Su muerte incluso sintió el peso del pecado cuando Él lo tomó sobre Sí Mismo.

Hijo de Dios

“Un niño nos es dado” habla de la deidad preexistente del Salvador. Al decir "dado", no "nace", Isaías sugiere que Jesús existió antes de su nacimiento.El ya era Dios, la segunda Persona de la Trinidad, antes de ser dado a nosotros para ser nuestro Salvador (Filipenses 2: 6-7). Él vino como el Hijo de Dios – Dios en cuerpo humano – para conquistar el pecado y la muerte para siempre. Él es el perfecto Hijo de Dios, la promesa de las épocas, el Santo de Israel, el deseado de las naciones, la luz en la oscuridad, la única esperanza para nuestro mundo perdido.

Rey de Reyes

“El principado sobre su hombro” mira más allá de la primera Navidad a un tiempo todavía en el futuro profético cuando Cristo reinará sobre un reino terrenal, literal, geopolítico que abarca todos los reinos y gobiernos del mundo (Zacarías 14:9; Daniel 2:44). En ese día, el gobierno de todo el mundo reposará sobre sus hombros, y reinará como soberano sobre un reino de justicia y paz en todo el mundo. Mientras tanto, su gobierno opera en secreto. Su reino y gobierno soberano se manifiestan dentro de los que confían en Él como su Señor (Lucas 17:20-21).

Admirable, Consejero

El Reino del Mesías tiene la respuesta a la confusión del mundo. Durante su encarnación, Cristo demostró Su sabiduría como consejero. Cuando la gente vino a él, él siempre supo qué decir, cuándo llegó a un corazón que busca, y cuando reprendió a un alma impetuosa. El testimonio de los que le oían, fue: " ¡Jamás hombre alguno ha hablado como este hombre habla!" (Juan 7:46). Cristo es la fuente de toda verdad (Juan 14: 6), y es a Él a quien debemos recurrir para dar sentido a la confusión de la vida. Jesús es el Consejero que lo sabe todo. Él sabe todo sobre usted; Él conoce las necesidades de su corazón; Él sabe cómo responder a esas necesidades. Y Él siempre da sabios consejos a los que le escuchan y le obedecen.

Poderoso Dios

El Rey es el Dios fuerte y su reino está libre de todo caos. “Dios no es un Dios de confusión, sino de paz" (1 Corintios 14:33), lo que significa que el caos es la antítesis de lo que Él es. Cristo el Rey ama dar paso a una vida de caos y no sólo proporciona un maravilloso consejo, sino también muestra Su poder divino al poner orden. Él no sólo le dice a Sus súbditos lo que se puede hacer como Consejero maravilloso, sino que Él puede darles poder para que lo hagan, porque Él es el Dios fuerte. En Jesús tenemos un Maestro soberano que puede perdonar el pecado, vencer a Satanás, liberarnos del poder del mal, redimirnos, responder a nuestras oraciones, restaurar nuestras almas quebrantadas, y reinar sobre vidas reconstruidas, poner orden en el caos.

Padre Eterno

Tendemos a estremecer con la palabra "gobierno", que representa un laberinto administrativo. Pero el reino de nuestro Mesías no es así. Él no requiere burocracia; El lleva sobre Sus hombros Su gobierno. Él puede hacerlo porque Él es el Padre eterno, o como la frase en Isaías 9: 6 se traduce literalmente "Padre de la Eternidad." Cristo es el Creador del cielo y de la tierra. Según el propio testimonio de Dios el Padre, el Hijo, Jesús, era la persona de la Trinidad, que creó el tiempo de la eternidad y formó el universo de la nada (Hebreos 1: 10-12). Nada es demasiado difícil para el Creador y Sustentador de todo. La infinidad y todas sus complejidades son nada para Él, que es el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin, el Padre de la Eternidad. Él declara el fin desde el principio (Isaías 46:10). Él está en control total y soberano, Él ve el fin de todo, y Él garantiza que todas las cosas van a obrar por el bien máximo de todos los súbditos de Su reino (Romanos 8:28).

Príncipe de la Paz

En el reino del Mesías no hay conflictos, porque Él es el Príncipe de la Paz. Él ofrece "paz de Dios" (Romanos 1: 7) para todos los que reciben Su gracia. Él hace la "paz con Dios" (Romanos 5: 1) para los que se someten a Él con fe. Y Él trae la "paz de Dios" (Filipenses 4: 7) para los que caminan con Él. Como escuchamos tan a menudo en la Navidad, el comienzo de Su vida terrenal fue anunciada por los ángeles que pronuncian la paz en la tierra (Lucas 2:14). En realidad nunca ha habido paz en la tierra, en el sentido que pensamos de la misma. Las guerras y rumores de guerras han caracterizado la totalidad de los dos milenios desde la primera Navidad, así como todo el tiempo antes de esto. El anuncio de la paz en la tierra era una proclamación de dos puntas. En primer lugar, declaró que la llegada del único que en última instancia, puede traer una paz duradera en la tierra (que lo hará cuando regrese para lograr el establecimiento de Su reino terrenal).

Pero lo más importante, era una proclamación de que la paz de Dios está disponible para hombres y mujeres. Lea las palabras de Lucas 2:14 cuidadosamente y tome nota de este énfasis: “Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz entre los hombres en quienes El se complace.” Dios está contento con las personas que rinden sus vidas a Él. “"El Señor se complace en los que le temen, Y en los que esperan en su misericordia" (Salmo 147:11). Cuando los ángeles proclamaron paz en la tierra, estaban hablando principalmente de una aplicación muy personal e individual de la paz de Dios que surge de un conocimiento de primera mano del Príncipe de la Paz.

El mensaje profético de la Navidad es la buena noticia de la respuesta de Dios a toda la confusión, el caos, la complejidad y los conflictos de la vida. Es el don del recién nacido que es también el Padre de toda la eternidad. Él es un niño inocente, sin embargo, Él es un consejero sabio y poderoso Rey. Él es Dios con nosotros. Emanuel.

Esta Navidad, considere la maravillosa promesa de Cristo, y cómo Él ha cumplido estas ricas profecías en su vida a través de su obra salvifica, santificadora, y sustentable.

(Adaptado de God’s Gift of Christmas .)


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B151216
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: