Skip to content

Por Qué No le Digo a Mi Hijo que Santa es Real

10 diciembre 2015

ESJ-059

Por Qué No le Digo a Mi Hijo que Santa es Real

Por Ben Edwards

Mi esposa y yo esperamos a disfrutar de nuestra primera Navidad como padres, incluso si nuestro hijo está actualmente más interesado ​​en poner papel de regalo en su boca que en cualquier otra parte de la Navidad. Sigue siendo divertido para discutir qué tradiciones queremos establecer como familia. Una tradición común de la que hemos decidido estar en contra es fingir que Santa Claus es real. Aunque hay varias cuestiones prácticas que podrían entrar en juego-como la logística de mantener todos los regalos ocultos antes de acostarse en la víspera de Navidad, de manera que pronto podrían aparecer bajo el árbol en la mañana de Navidad, el reto de explicar cómo Santa podría entrar en nuestra casa con sin chimenea, o el problema de que otros niños un día destruyan la creencia de nuestro hijo en Santa –hay dos razones más grandes que nos llevaron a nuestra decisión.

(NOTA: Mi meta no es hacer que los padres se sientan culpables por decirle a sus hijos que Santa es real Es simplemente ofrecer algunas razones para reconsiderar..)

En primer lugar, existe el problema de pretender. Los niños tienen una extraordinaria capacidad de hacer creer. Su capacidad para beber una taza vacía de té, cortar el césped en la alfombra, o tener conversaciones con animales de peluche es una habilidad valiosa. Los padres deben animar a estas expresiones imaginativas en sus hijos.

Pero hay una diferencia entre fingir y creer, y los niños son buenos en ambos. Cuando los niños fingen, todo el mundo está "dentro" en la ficción. Cuando creen, están confiando que otra persona les está diciendo la verdad. Es por eso que Jesús señala a la fe de un niño cuando está explicando el tipo de fe necesaria para la salvación. Su fe es encomiable, no porque sea tonta, sino porque es pura, sencilla y sincera.

Puesto que los niños son rápidos en confiar, ellos creen casi cualquier cosa que sus padres les dicen. Sin muchos problemas, usted puede hacer creer a un niño que los bebés son entregados por cigüeñas, que si se distorsiona su rostro se congelará, que un hada mágica reemplaza los dientes con dinero, o que los jugadores de fútbol de la UM odian a los cachorros (algo que puedo o no estar considerando decirle a mi hijo).

¿Por qué los adultos no son tan rápidos para creer? Porque hemos aprendido que la gente no siempre nos dice la verdad. Creímos lo que otra persona nos dijo sólo para luego descubrir que ellos estaban mintiendo. A menudo, estas mentiras se les dijo por otras personas –no nuestros padres. Por lo tanto, es imposible que los padres conserven la disposición de un niño a creer. Pero podemos trabajar para señalar esa creencia en la dirección correcta mientras que la disposición se mantiene.

Para mi hijo, no hay nada que yo desee más para él que ejercer esa fe de un niño al confiar en Jesús. Así que me quiero centrar su propensión a creer en la verdad de la Biblia. En lugar de actuar como si la fe fuera algo para ser disfrutada en su juventud y se deseche una vez que maduramos, quiero comunicar a mi hijo que la fe es algo que debe ser apreciada y mantenida, ya que es fe en la verdad. Y creo que hacer que mi hijo crea en Santa sería un obstáculo para ese esfuerzo.

En segundo lugar, existe el problema de la Navidad. Nuestra sociedad presenta un énfasis cada vez mayor en el materialismo en Navidad. Incluso las virtudes no cristianas de la familia, la amistad y la buena voluntad se están convirtiendo en víctima de la presión consumista por comprar y recibir cosas. El mito de Santa Claus ha sido capturado por los minoristas para promover esta forma de pensar. Más que representar a una persona desinteresada más comprometido con dar que en recibir, Santa se ha convertido en una especie de criatura mágica cuyo objetivo principal es satisfacer las necesidades de los niños pequeños.

No soy tan ingenuo para pensar que la Navidad puede ser recapturado en nuestra sociedad para que la atención se centre en el nacimiento de Cristo. Pero yo quiero hacer lo que pueda para hacer que Cristo sea el centro de atención de la Navidad en nuestra familia, incluso durante su participación en muchas de las actividades culturales en torno a la Navidad.

En los próximos años, mi hijo probablemente será capaz de entender quién es Dios o lo que Jesús logró en Su vida, muerte y resurrección. Pero espero que crecerá para entender que su padre lo ama y quiere darle cosas buenas. Eso, a su vez, espero que con el tiempo se vuelva en una comprensión de Dios como un Padre amoroso –la imagen a menudo empleada en la Escritura.

Quiero que mi hijo se concentre en Cristo en la Navidad. Y creo que una transición de un padre terrenal amoroso que da dones (y disciplina) a un Padre celestial amoroso que dio el gran regalo será más fácil que empezar con un enfoque en un hombre desconocido que vive en el Polo Norte y visita una vez al año. Por lo tanto, no voy a estar diciéndole a mi hijo que Santa es real, pero le diré que su padre amoroso que le da regalos en Navidad sirve a Padre mas grande que dio el mejor regalo en Navidad, enviando a su Hijo para ser el Salvador del mundo.

2 comentarios leave one →
  1. 10 diciembre 2015 2:53 pm

    Nosotros hacemos lo mismo con nuestras hijas. No hace muchos días nuestra hija mayor (5 años) nos preguntó por primera vez acerca de Santa. Le dijimos la verdad porque es lo que le ensañamos a decir. No dentro de muchos años ella se iba a dar cuenta de la verdad y descubriría que sus papás le contaron una mentira sobre un hombre que no existe.

Trackbacks

  1. El Hombre que Sería Santa Claus | El Evangelio Segun Jesucristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: