Skip to content

Mateo 27:51-54 – Entendiendo Un Texto Difícil

8 diciembre 2015

Post-ESJ-199

Mateo 27:51-54 – Entendiendo Un Texto Difícil

Por Lyndon Unger

Si sigue vagamente los círculos apologéticos evangélicos como yo, posiblemente haya escuchado del nombre de Mike Licona. Hace unos años se vio involucrado en un escándalo cuando cuestionó la historicidad de Mateo 27:51-54 en su libro La Resurrección de Jesús: Un Nuevo Enfoque Historiográfico. Comentó sobre "ese pequeño texto extraño en Mateo 27: 52-53, donde después de la muerte de Jesús los santos muertos resucitan y caminan en la ciudad de Jerusalén" (548) y escribió:

“Me parece que la comprensión del lenguaje en Mateo 27:52-53 como ‘efectos especiales’ con textos judíos escatológicos y el pensamiento en mente es más plausible. Existe más apoyo para esta interpretación. Por si las tumbas abiertas y los santos siendo resucitados en la muerte de Jesús no era lo suficientemente extraño, Mateo añade que no salen de sus tumbas hasta después de la resurrección de Jesús. ¿Qué estaban haciendo entre la tarde del viernes y la madrugada del domingo? ¿Estaban de pie en las puertas ahora abiertas de sus tumbas y esperando?” (552)

Licona cierra su discusión de Mateo 27:51 a 54 escribiendo: “Es mejor considerar este difícil texto de Mateo como un recurso poético añadido para comunicar que el Hijo de Dios había muerto y que el juicio inminente esperaba a Israel” (553). ¿Cómo es que llegó a esa idea?

No muy bien.

Al ser cuestionado sobre su visión de la inerrancia por nada menos que Stormin Norman Geisler: él tiene una toda una sección en su página web dedicada a Licona, incluyendo apoyo de Ergun Caner y Al Mohler. Licona respondió con su propia carta que incluye una lista de estudiosos que no creían que estaba desafiando la inerrancia, y la batalla se prolongó mientras mi desinterés creció exponencialmente. Después de que el polvo se asentó, Licona perdió su trabajo con la Junta de Misiones Norteamericanas Bautista del Sur y dimitió del Seminario Evangélico del Sur, pero rápidamente fue contratado por la Universidad Bautista de Houston. Me alegro de que todavía está trabajando y contribuyendo también. Mike Licona no es una especie de hereje (que yo sepa). Él es un apologista más capaz, con un defecto común a la mayoría de los apologistas; él tiene poco entrenamiento valioso en la correcta interpretación de la Escritura.

Parecía que Mike Licona no podía imaginar qué relevancia tenía Mat. 27:51-54 al texto circundante, en su mayoría sobre la base de una hipótesis interpretativa un tanto extraña, por lo que hizo un salto extraño. Él intentó explicar la inclusión de Matt. 27:51-54 en el texto que rodea al sugerir que era crípticamente ilustrativo. Hizo ese salto basándose en el argumento de que se trataba de un género diferente que el resto del texto circundante. Me gustaría tomar una puñalada al abordar el mismo enigma sin recurrir a las explicaciones inventivas, no porque tengo algo en contra de Licona, sino porque me encanta abordar textos difíciles.

Vamos a conseguir nuestra "Biblia en Griego", y ver si algún estudio rápido pero cuidadoso nos lleva a la doxología.

¿Suena justo?

¡Excelente!

Por tanto, la sección anterior de Mat. 27:45-50 dice:

45 Y desde la hora sexta[a] hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena. 46 Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: Eli, Eli, ¿lema sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? 47 Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: Este llama a Elías. 48 Y al instante, uno de ellos corrió, y tomando una esponja, la empapó en vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber. 49 Pero los otros dijeron: Deja, veamos si Elías viene a salvarle. 50 Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu.

He aquí algunas observaciones rápidas:

– En Mat. 27:45, hubo un eclipse, o alguna otra condición que resulta en la oscuridad (que puede no haber sido un eclipse), que fue de tres horas de duración. Este es sin duda significativo, especialmente en relación con el Mesías, pero no voy a ir a través de este detalle específico en este momento. En pocas palabras, la oscuridad durante el día es a menudo una señal del juicio divino (Is 13:9-11 , 24:21-23 ; Jer 15:9; Ez 32: 3-7 , etc.) cuando el sol está demasiado avergonzado para "mirar" sobre lo que está sucediendo.

–En Mat. 27:46, Jesús cita el Salmo 22:1. Esto no es una afirmación de que Dios lo había abandonado, sino una proclamación de la victoria de la cruz misma. El resto del Salmo 22 es bastante indicativo de la bendición de que Jesús anticipa de la cruz; en su brutal agonía, Cristo sabía que Dios iba a seguir manteniendo sus promesas (Sal. 22: 19-31).

–En Mat. 27:47-49, las personas no entendían lo que estaba pasando y no entendían lo que Jesús estaba diciendo, por lo que colocaron palabras (y vino) en la boca en tanto que otras simplemente se burlaban de él (es decir, Jesús sabía la frustración de los medios de comunicación social 2,000 años antes de que existiera alguno – Heb 4:15?).

– En 27:50, Jesús clamó a gran voz, entregó el espíritu, cumpliendo de Juan 10:17-18.

–Así que en resumen:

a. La creación entendía lo que estaba pasando (Dios estaba manteniendo sus promesas).

b. Cristo entendió lo que estaba pasando (Dios estaba manteniendo sus promesas).

c. Las criaturas no entendían (y pensaban que Jesús era un idólatra)

d. Cristo entendido lo que tenía que ocurrir y llevó a cabo su misión (Dios estaba manteniendo sus promesas).

Esto lleva a la siguiente perícopa: Mat. 27:51-54 (aunque voy a incluir hasta vs. 56):

51 Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron; 52 y los sepulcros se abrieron, y los cuerpos de muchos santos que habían dormido resucitaron; 53 y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de Jesús[a], entraron en la santa ciudad y se aparecieron a muchos. 54 El centurión y los que estaban con él custodiando a Jesús, cuando vieron el terremoto y las cosas que sucedían, se asustaron mucho, y dijeron: En verdad éste era Hijo de Dios[b]. 55 Y muchas mujeres que habían seguido a Jesús desde Galilea para servirle, estaban allí, mirando de lejos; 56 entre las cuales estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo y de José, y la madre de los hijos de Zebedeo.

He aquí algunas observaciones rápidas:

–En 27:51, se rasgó el velo del templo. Algunos han pensado que esta "cortina" fue la cortina para el Lugar Santísimo, pero es difícil de decir. Sin entrar en el debate frustrante que rodea a esta pregunta (para los nuevos, no dude en investigar The Veil Of the Temple in History And Legend de Daniel M. Gurtner – JETS 49/1, marzo de 2006), sólo voy a decir que yo vagamente me inclino hacia la idea de que el velo desgarrado era probablemente la cortina exterior que separaba el patio de los hombres del templo. La razón obvia es que si la cortina en el Lugar Santísimo se habría roto, nadie la habría visto (eran bastante probable que ambos velos estaban en frente de las puertas de madera – ver 1 R. 6:31-34, 7:50 + Ex. 26:33, 2 Crónicas 3: 14 + Heb 9:1-5 ). Los fariseos probablemente no lo habrían dicho a nadie, y esconderían esa señal extraña y condenatoria, al ver que cubrieron la resurrección en sí y también analmente reemplazaban todos los velos.

Tengo otras razones para mis sospechas libremente celebradas en esta materia, pero que sin duda no es el propósito de este post.

– Después de que se abrió el camino al templo para todos (que somos un reino de sacerdotes, con acceso abierto a Dios, pero sólo Cristo es el Sumo Sacerdote y El sólo entra en el Lugar Santísimo), la creación confirmó el carácter trascendental de la muerte de Cristo con un terremoto.

Yo diría que la división del velo del templo (y el terremoto) marca una mejora bastante monumental en la economía salvífica de Dios; el nuevo pacto. Jer. 31 y Heb. 8-10 habla de esto en detalle (entre otros lugares). En el evento de la muerte de Cristo (y la resurrección venidera), el nuevo pacto se puso en marcha y las cosas se cambiarían para siempre ya que todos los creyentes tienen ahora acceso personal y sin mediación a Dios.

La idea aquí es que Cristo provee una relación divina.

–- Luego, en 27: 52-53 hay una indicación del significadode la muerte de Cristo. Esto se ve en la resurrección física de muchos "santos que habían dormido." Ahora muchas tumbas se abrieron (piedras, posiblemente, las rocas que fueron divididas eran piedras que sellaban la tumba), pero sólo los "santos que habían dormido," resucitaron, saliendo de sus tumbas después de que Cristo se levantó de la suya. Este fue el pasaje en el que Licona se metió en problemas. Parecía pensar que esos santos resucitados fueron resucitados cuando las tumbas se dividieron y "se sentaron por allí" el fin de semana, esperando a que Cristo resucitara. Yo diría que esa idea está forzando el texto. Las tumbas se dividieron al mismo tiempo que el velo, pero los santos salieron después de Cristo. No hay ninguna razón para pensar que los santos fueron resucitados en el momento de la separación. Es mucho más probable que los santos fueron resucitados en el momento de la resurrección de Cristo, emergiendo poco tiempo después de que él lo hizo.

La muerte de Cristo abrió las tumbas y su resurrección fue seguida por una resurrección masiva, pero no la resurrección final. Esto fue sólo un poco de presagio del mismo, y ​​todos los que volvieron a la vida volvieron a morir de nuevo (como el resto de la gente que Jesús resucitó de los muertos antes de su resurrección personal). Al ver que muchos (no todos) de los santos muertos resucitaron, esta resurrección era como una demostración del poder de Cristo para guardar sus promesas con respecto a la resurrección final.

La idea aquí es que Cristo provee vida física.

No sólo fueron resucitados los santos, pero algo igualmente importante sucedió en el versículo siguiente.

– En 27:54, los centuriones que estaban con Jesús y vigilando sobre él, al ver el terremoto y decir: “Verdaderamente éste era Hijo de Dios!” Esa declaración es una declaración de fe en la persona y demandas de Cristo; es una proclamación de fe. Que la fe no es la respuesta lógica a un terremoto. Esa fe es un producto de una obra soberana del Espíritu de Dios en el corazón de los hombres pecadores.

El pasaje está asentando que Cristo no sólo tiene el poder para resucitar santos muertos, sino también pecadores muertos.

La idea aquí es que Cristo provee vida espiritual.

–Ese no es el fin. Existe ese pequeño extraño pasaje extra en 27:55-56, donde menciona a las mujeres que miraban desde lejos. Ellas son los que tenían "habían seguido a Jesús desde Galilea para servirle." Esta María, su discípulo. Está María, su madre. Está María, la madre de dos de sus discípulos. Todos están allí cuando ninguno de sus otros discípulos lo están (según Mateo).

Me atrevo a sugerir que hay un punto final, y de gran alcance, que se hace.

Esas mujeres, las que le habían visto morir y habían visto las secuelas, todavía estaban alrededor. Eso es muy importante detectar. Quiero decir, sus discípulos se habían ido, pero sus madres aún estaban por allí. Cristo se sostiene por su propio poder, no por su propia valentía o capacidad o fuerza. Permanecen y no hay explicación real de porqué, a falta de algún tipo de poder divino que los mantiene en marcha.

La idea aquí es que Cristo provee preservación sobrenatural.

Por lo tanto, me gustaría sugerir que Mateo 27:51-56 es un texto muy interesante; que está registrando un evento que anuncia la enseñanza venidera tanto de los discípulos (esto ocurrió antes de que el Nuevo Testamento fuese escrito, recuerde) y los apóstoles. Es un pequeño vistazo de como Dios ya estaba apuntando a las buenas nuevas acerca de Cristo en el mismo escenario de su muerte.

Dios estaba orquestando los eventos para ilustrar el significado de esos mismos hechos:

En Cristo, la vida increíble e insuperable está disponible para los santos muertos y pecadores muertos por igual.

Dios parece hacer eso, pero eso es también una de las razones innumerables de porque le llamamos “santo.”

Siento un poco de doxología acercándose.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: