Skip to content

Navidad Significa que Dios esta Arreglando Esto

4 diciembre 2015

ESJ-050

Navidad Significa que Dios Esta Arreglando Esto

Por Denny Burk

“Dios no es arreglando esto” es el titular en el New York Daily News como consecuencia de los disparos terribles en San Bernardino ayer. El mensaje refleja un despliegue de disputa en los medios de comunicación social sobre las leyes de control de armas. Varios candidatos republicanos a la presidencia habían twitteado que sus "pensamientos y oraciones" estaban con las víctimas y las familias de los disparos.

Una reacción en contra de tal oración le siguió. La reacción consistió básicamente en la idea de que la oración no es suficiente. Hay que hacer algo si uno realmente se preocupa por la violencia armada. Y ese algo es apoyar públicamente la legislación de control de armas. Puesto que “Dios no está arreglando esto” en respuesta a nuestras oraciones, tenemos que arreglarlo a través de la regulación gubernamental.

Os recomiendo a lo que Russell Moore y Albert Mohler han dicho en respuesta a la "Dios no esta arreglando este Encabezado.” Sus palabras dan en el clavo. Usted puede leer a Moore en The Washington Post.. Puede escuchar a Mohler aquí.

Quiero hacer un breve comentario sobre la ironía del título "Dios no esta arreglando esto” a la luz de la temporada de Navidad. La idea de que tenemos que hacer lo que Dios ha dejado de hacer es, está a lo mucho fuera de sintonía con la Navidad y es en el peor blasfemia. La Navidad es la época del año en que se supone que nos recuerda que Dios está arreglando esto. Como el profeta Isaías predijo:

El pueblo que andaba en tinieblas ha visto gran luz;

a los que habitaban en tierra de sombra de muerte,

la luz ha resplandecido sobre ellos.

Multiplicaste la nación, aumentaste su alegría;

se alegran en tu presencia como con la alegría de la cosecha,

como se regocijan los hombres cuando se reparten el botín.

Porque tú quebrarás el yugo de su carga, el báculo de sus hombros,

y la vara de su opresor, como en la batalla de Madián.

Porque toda bota que calza el guerrero en el fragor de la batalla,

y el manto revolcado en sangre, serán para quemar, combustible para el fuego.

Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado,

y la soberanía reposará sobre sus hombros;

y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso,

Padre Eterno, Príncipe de Paz.

El aumento de su soberanía y de la paz no tendrán fin

sobre el trono de David y sobre su reino,

para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia

desde entonces y para siempre.

El celo del Señor de los ejércitos hará esto.- Isaías 9: 2-7

Entiendo que la gente al quejarse de que "Dios no esta arreglando esto" se centra más bien estrechamente en la violencia armada. Pero ese enfoque estrecho no debe ser utilizado para hacer acusaciones radicales acerca de Dios, que Él es de alguna manera indiferente a un mundo en pecado y que anhela el error. Esa estrecha perspectiva ignora el drama cósmico que se desarrolla alrededor de nosotros en el que Dios está de hecho salvando el mundo.

Y es una salvación que de principio a fin es la obra verdadero Rey y Señor del mundo Jesús de Nazaret. En su primer advenimiento Él proveyó la salvación del castigo y del poder del pecado. En su segunda venida – aquel de quien cantamos "al mundo Paz" – el salvará al mundo de una vez por todas de la presencia del pecado. Él les enjugará toda lágrima y hará nuevas todas las cosas (Apocalipsis 21:4-5). Y Él de una vez por todas desterrará todos los males, desde las cínicas recriminaciones de los medios sociales hasta los fusilamientos masivos.

Y es por eso que "Dios no esta arreglando esto" está fundamentalmente en desacuerdo con tiempo de Adviento. Dios esta arreglando esto. El nuevo orden mundial ya ha comenzado a través de la venida de Cristo, y estamos a la espera de su consumación cuando regrese. Mientras tanto, vivimos entre dos mundos, entre lo que el mundo es y lo que puede y va a ser. Y lloramos y lloramos y trabajamos y nos esforzamos en una esperanza paciente.

No me refiero a minimizar el problema inmediato de la violencia armada. Vamos a llorar con los que lloran (Rom. 12:15). Deje que la gente razonable se una y encuentre la manera de poner fin a la violencia armada. Yo estoy a favor de eso. Pero Dios prohíbe declaraciones teológicas generalizada sobre el desinterés de Dios en su mundo basado en este último horror. Dios no es indiferente. Él ama al mundo y se encuentra en una misión de rescate, incluso ahora. Él algún día hará que todas las cosas tristes se hagan ficticias. Y esta es la época del año que nosotros debemos recordar eso.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: