Skip to content

3 Buenas Razones para ser "Re-Bautizados"

25 noviembre 2015

ESJ-027

3 Buenas Razones para ser “Re-Bautizados”

Por Jordan Standridge

Uno de mis eventos favoritos que experimentamos en la era de la iglesia es el Bautismo. Ver a alguien declarar con valentía el señorío de Jesús en su vida es una bendición increíble de presenciar. Es una declaración de libertad. Es el símbolo de ser muertos al pecado y vivos para Cristo. (Romanos 6:11), es el anuncio de que ya no soy yo quien vive, es Cristo quien vive en mí (Gal 2,20). Es por eso que creemos en el bautismo del creyente. Es alguien que conoce la diferencia entre el bien y el mal y puede declarar su compromiso con Cristo.

A veces, en nuestros círculos (aquellos que no creen que el bautismo salva) tenemos la tentación de minimizar la importancia del bautismo, pero es de gran importancia. El bautismo es la forma en que una persona declara su compromiso no sólo a Cristo, sino a un cuerpo local de creyentes, así (Hechos 2:41). Esta declaración de compromiso es la razón de porque las iglesias requieren el bautismo antes de la adhesión. Creo que por el bien de la obediencia a Jesús y por la causa de la conciencia que debemos tomar la práctica del bautismo en serio. Así, a la luz de la importancia que las Escrituras ponen sobre el bautismo, aquí hay tres razones que podrían llevar a una persona a considerar ser "re-bautizado."

No fue salvo

El testimonio de la Escritura es que el bautismo es algo que que sigue a la salvación (Hechos 2:41, Hechos 8:12, Hechos 8: 35-36, Hechos 9:18, Hechos 10: 44-48). Es interesante que los creyentes que habían recibido el bautismo de Juan se les pide ser bautizados de nuevo, esta vez en Cristo (Hechos 19: 3-5). Es imperativo ser bautizados una vez que hemos expresado la fe en Jesucristo. Las personas se pueden salvar de niños, sucede absolutamente, pero debido al problema de la credulidad fácil especialmente en los Estados Unidos que muchos han hecho "la oración" de niño, pero no fueron verdaderamente convertidos. Muchas de estas personas luego procedieron a bautizarse, sólo para darse cuenta años más tarde que no eran verdaderamente nacidos de nuevo y necesitaban todavía arrepentirse y poner su confianza en Cristo. Si éste es su caso le animo a obedecer a Cristo y ser re-bautizados. Para mis hermanos y hermanas que fueron bautizados como infantes, también les animo a obedecer al Señor y ser bautizados después de que usted creyó, ya que nadie nace nacido de nuevo.

No fue un bautismo bíblico

La Escritura también es clara sobre el método y el modo del bautismo de creyentes. Jesús dice en Mateo 28 que debe bautizarse en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Digamos que fue bautizado en una Iglesia Pentecostal Unitaria, o en una Iglesia de Cristo que enseña la salvación por medio del bautismo. Ambas iglesias, a pesar de ser sectas, enseñan la suficiente Biblia para llevar a la gente a Cristo. Y ambas iglesias reciben el bautismo equivocado. La primera no administra un bautismo trinitario (porque yerran en la Trinidad) la segunda enseña la regeneración bautismal. Debido a la claridad con la que la Escritura describe la práctica del bautismo, y debido a que las prácticas de estas iglesias se ejecutan de manera contraria a esa descripción, estoy convencido de que estos bautismos serían inválidos, ya que no se les administró de manera bíblica. Si usted es un creyente que ha venido de estas tradiciones o si su conciencia le está molestando, el movimiento seguro sería ser re-bautizado o más exactamente, ser bautizado por primera vez. Un beneficio secundario de ser rebautizado para un caso como este, es que la gente en su Iglesia sea alentados y edificada por su obediencia y obtener una comprensión más profunda de la importancia del bautismo. Ser bautizado través de aspersión también sería un bautismo inválido ya que la palabra bautizar (Baptizo) en el griego significa literalmente inmersión. Así que por encima del hecho de que no fue salvo en el momento de su aspersión usted tampoco fue sumergido.

Sumisión al liderazgo

Digamos que fue bautizado cuando era un bebé en la iglesia presbiteriana, y a pesar de mis mejores esfuerzos anteriores, usted sigue estando convencido de que el paedobautismo es la práctica más adecuada. Pero debido a que no hay iglesias presbiterianas bíblicamente sanas a su alrededor, usted asiste a la iglesia local bíblica o bautista. La mayoría de estas iglesias requieren el bautismo de creyentes (inmersión total) para ser miembro. ¿Qué es más importante? ¿Someterse a los ancianos y convertirse en un miembro o aferrarse a sus creencias paidobautistas? La mayoría de las iglesias bautistas retendrían la cena del Señor de alguien que no ha sido bautizado, y definitivamente no quisiera dejar pasar el plato cuando se acerque.

Afortunadamente el bautismo no es lo que nos salva. La salvación es un acto de Dios, donde él toma nuestro corazón de piedra y nos da un nuevo corazón de carne. (Ezequiel 36:26) Así que en última instancia es una cuestión de conciencia y obediencia. Hay muchas malas razones para ser re-bautizados si está pensando en volver a ser bautizado me sentaría con los ancianos y hablaría con ellos al respecto y confiar en su liderazgo. Tenemos que evitar la sensación de que, dado que el bautismo no salva pierde importancia y prioridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: