Skip to content

El Bosque y los Arboles: Una Ayuda Sobre la Interpretación del AT

14 noviembre 2015

Post-ESJ-16

El Bosque y los Arboles: Una Ayuda Sobre la Interpretación del AT

Por Mike Riccardi

Hace algún tiempo escribí una versión tan condensado-como-posible de la gran historia de la redención, trazando la promesa de gracia de Dios para proporcionar la simiente de la mujer para aplastar la cabeza de la serpiente a través del Antiguo Testamento. Examiné cómo esa promesa se redujo pasando de la simiente de la mujer, a la descendencia de Abraham, a la nación de Israel, y a la línea de David. Vimos cómo el incumplimiento reiterado de Israel a ser fieles a los pactos que Yahweh estableció con todos ellos apuntaban a Aquel que ejemplificaría fidelidad al pacto y cumpliría toda justicia en nombre de Su pueblo. Para decirlo de otra manera, al contrario de lo que algunos creen acerca de los dispensacionalistas y el Antiguo Testamento, observamos cómo el todo del Antiguo Testamento encuentra su clímax y cumplimiento en la persona del Señor Jesucristo, la simiente de la mujer, la simiente de Abraham, el israelita por excelencia, y el Hijo de David. Si usted no ha leído ese artículo, le animo a hacerlo.

Mencioné en ese artículo que una gran ayuda para la interpretación de la Biblia consiste propiamente en mantener esa imagen grande en la parte delantera de nuestra mente para que podamos interpretar las partes a la luz de la totalidad. No queremos perder el bosque por los árboles. Esto es especialmente útil en el Antiguo Testamento, en el que las crecientes brechas históricas, culturales, geográficas, literarias, e incluso del pacto pueden hacernos levantar nuestras cejas sobre no pocos pasajes, que simplemente parecen totalmente desconocidos.

Ahora, tenemos que estar seguros de que interpretamos cada pasaje en sus propios términos, de acuerdo a su contexto, siempre en busca de la intención del autor original. Pero teniendo esta gran narrativa de la historia de la redención en mente y localizar en qué momento de la historia de la redención se encuentra un pasaje en particular, a menudo puede ayudarnos a entender por qué algunos pasajes más oscuros (o al menos, eliminados aparentemente) se encuentran en la Biblia . Los pasajes que parecen bloqueos de carreteras u obstáculos en nuestros planes de lectura de la Biblia se pueden transformar (al menos en nuestra percepción, de todos modos) relacionándolos con la historia más grande de la historia de la redención.

Hoy me gustaría simplemente compartir algunos ejemplos.

Los sacrificios levíticos

Puede ser laborioso vacilar a través de las diversas prescripciones relativas a los sacrificios levíticos, sobre todo porque ya no estamos bajo la ley levítica. Se ha dicho que muchos cristianos bien intencionados, con la intención de leer la Biblia en un año, "mueren" en Levítico. Nos preguntamos, "¿Puede esta porción de las Escrituras verdaderamente decirse que es" útil para enseñar, reprender, corregir, para instruir en justicia "(2 Timoteo 3:16)?"

clip_image001Pero recordando la historia más grande de la redención nos ayuda a ver la naturaleza repetitiva de estos sacrificios como un recordatorio a Israel de su pecaminosidad incesante y su incapacidad para vivir rectamente. Si nos ponemos en el lugar de Israel en aquellos días, esa repetitividad nos lleva a hacer la pregunta, “¿Vamos a tener que hacer esto para siempre?" La respuesta de Dios a esa pregunta sería en última instancia, "No" Todas las leyes de los sacrificios nos señalan con interés a la obra expiatoria de Cristo, mediante la cual Él ofrece un solo sacrificio perfecto para siempre: El Mismo (Hebreos 10:14-18).

Además, las minucias de las leyes de Levítico nos muestran la seriedad con la Dios toma el pecado. Tiempo tuvo que ser sacrificado, cuidado tuvo que tomarse, y los animales tenían que morir por el pecado del hombre contra un Dios santo. Y todo tenía que hacerse de tal manera especial! De esto aprendemos que el pecado es una violación grave de la relación entre Dios y Su pueblo, que no es poca cosa restaurar esa relación cuando ha sido rota. Y, mirando hacia adelante, aprendemos cuan maravillosamente suficiente es el sacrificio de Cristo – que Él pudiera cumplir todas las leyes mediante la ofrenda única de Sí mismo como un sacrificio perfecto en la obra del Evangelio!

Los Reyes

El estribillo de los reyes injustos en los libros de los Reyes, casi puede ser molesto! Veintitrés veces vemos el estribillo que tal y tal rey "hizo lo malo ante los ojos del Señor." E incluso cuando vemos a un rey justo de vez en cuando, antes de que se de la vuelta estará leyendo acerca de cómo su hijo no anduvo en sus caminos, e hizo lo malo ante los ojos del Señor. Casi se pone pesado, y nos mofamos de la repetición de la pecaminosidad de estos reyes.¿Qué lecciones espirituales puedo aprender de estas historias que todos parecen decir lo mismo una y otra vez?

Bueno, aparte de que se nos recuerda permanecer fieles hasta el fin, debemos tener en cuenta las historias de los reyes en el contexto del Pacto Davídico –la promesa de que la simiente de la mujer, la simiente de Abraham, y el israelita por excelencia seria también el Hijo de David, que gobierna como rey.. Al menos uno de los efectos de la repetición del relato de los reyes pecaminosos es el énfasis de que un rey meramente humano nunca cumpliría la promesa de Dios a Su pueblo. Israel necesitaba mirar a Dios mismo para proveer ese justo rey. Y por supuesto que ha hecho precisamente eso en la persona del Dios-hombre, Jesucristo.

Genealogías

clip_image002 También puede ser difícil leer lista tras lista de genealogías, tal como lo encontramos en 1 Crónicas 1-9 o Esdras 2. ¿Por qué están en la Escritura? ¿Qué beneficio espiritual se supone que deben impartirme durante mis devociones matutinas? ¿Hay algo espiritual al memorizar todos esos nombres hebreos? ¿Se supone que debo verlos para que yo sepa lo que significan?¿Se supone que deba memorizar las genealogías y quien engendró a quién?

Bueno, tenemos que pensar sobre el lugar que los libros de Esdras y Crónicas tienen en la historia de la redención. Estos son libros post-exilio, libros escritos después de que Dios entrego a Su pueblo a la disciplina del exilio en Babilonia, después de que Dios hizo sufrir Su templo, el lugar donde Su nombre mora (2 Reyes 23:27) -y Su ciudad- llamada por Su nombre (Daniel 9:19 ): para ser arrasado por los babilonios. Pero incluso después de todo este desastre que Jehová hizo venir sobre Su pueblo escogido, Él promete hacerles bien, en forma proporcionada (Jeremías 32:42). Se mantendrá un remanente, para devolverlos a su tierra, reconstruir el templo donde Él recibirá sus sacrificios ofrecidos por corazones puros y renovados, y levantará un rey para gobernar en justicia sobre ellos.

Y así, después de que Yahvé destruye el reino pecador (cf. Amos 9:8 ), Él reconstruye el tabernáculo caído de David. Él recordará a Su pueblo que de antemano conoció, y recuerda el pacto que juró a sus padres, y los bendice exactamente de la misma manera en que Él les había castigado.

Por lo tanto, los libros como Esdras y Crónicas, escritos después de que Judá había sido devuelto a su tierra, incluyen genealogías para resaltar la fidelidad de Dios para llevar a Su pueblo de regreso del exilio de acuerdo a Su promesa del pacto. Sí, él había abandonado la nación (2 Reyes 21:14). Pero Esdras y el Cronista nos están diciendo: Él los ha traído de vuelta. Las genealogías nos deben enseñar a admirar la fidelidad de nuestro Dios al pacto.

Haga Preguntas Clave

Espero que estos pocos ejemplos sirvan como un estímulo para no renunciar a lo que podría parecer una travesia dura en su lectura de la Biblia, especialmente en el Antiguo Testamento. Sin dejar de lado el contexto, la estructura, y la intención del autor del pasaje mismo, también podemos obtener información valiosa mediante la localización de cada pasaje en la historia general de la redención y preguntándonos cómo encaja en ese panorama.

Y mientras lo hago, siempre he encontrado que es útil mantener este tipo de preguntas en mente: ¿Qué nos enseñan estas historias acerca de Dios? ¿Qué enseñan acerca del hombre y su (mi) naturaleza pecaminosa? ¿Cómo me señalan a mi necesidad de la redención de este texto? j¿Cómo este texto presenta el carácter y la obra de Dios para mí, de tal manera que yo podría verlo con claridad, ser maravillado, y adorarlo?

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: