Skip to content

Versículos Frecuentemente Abusados: ¿Es el Evangelio Social Todo el Evangelio?

12 octubre 2015

clip_image001

Versículos Frecuentemente Abusados: ¿Es el Evangelio Social Todo el Evangelio?

Mateo 25: 34-46; Santiago 1:27

Por Cameron Buettel

Usted nunca le diría a sus hijos ", “báñate con regularidad; si es necesario, utiliza agua ".

Tampoco le aconsejaría a un amigo, "se un esposo fiel; si es necesario, ama a tu esposa.”

Esas instrucciones redundantes desafían la lógica. También inducen la pregunta sobre qué ostros medios emplearía usted para lograr esos objetivos. Es lo mismo que decirle a alguien: “Mantente vivo; si es necesario, respira oxígeno.”

Y sin embargo, muchos cristianos dan apoyo a una declaración similar ilógica cuando se trata de la evangelización. “Predica el evangelio; si es necesario, utiliza palabras,” es un mantra que es favorito de los activistas evangélicos sociales. Esa cita, erróneamente atribuida a Francisco de Asís, se ejerce cuando es el momento de dar un toque entusiasta al ojo de los evangelistas celosos, o reetiquetar la obra social como una forma de evangelización. A defensores del Evangelio Social como Rick Warren [1] Rick Warren, 40 Days of Community: Better Together Devotional: What on Earth Are We Here For? (Grand Rapids: Zondervan, 2010) 61. y Jim Wallis [2] https://sojo.net/about-us/news/pope-francis-message-washington les encanta utilizarlo..

Y seamos sinceros, hay un anillo encantador de verdad en la idea de que mi estilo de vida puede ser un testimonio de la obra salvadora de Dios. Por otra parte, hay un reproche integrado de los evangelistas que no pueden viven sus palabras. Su hipocresía – una fe sin obras – es una afrenta a Dios, Su Palabra y Su pueblo (Santiago 2:14-17). Pero es absurdo convertir esa hipocresía en una discusión por la primacía de las buenas obras, sin una clara proclamación del evangelio.

La Necesidad de las Palabras

Pablo nunca dijo: "¿Cómo van a ver sin un predicador?" Él dijo: "¿Cómo van a oír sin un predicador" (Romanos 10:14). Eso es porque cada vez que la palabra "predicar" aparece en el Nuevo Testamento se refiere a la proclamación verbal vigorosa. Es verbal en su testimonio de las obras de un Salvador que cumplió la ley que hemos quebrantado continuamente (Mateo 5:17-18; Romanos 3:23), sufrió el castigo que nunca podríamos soportar (Isaías 53: 4-6 ; 1 Pedro 2:24), y derrotó la tumba (2 Timoteo 1:10; Hebreos 2:14).

Y debido a que el pueblo de Cristo dependen enteramente de Su obra única hecha en su nombre (2 Corintios 5:21), no hay manera de demostrarlo plenamente a través de acciones por sí solas. Como Voddie Baucham señala: ". Para mí, pensar que puedo vivir el evangelio es ponerme en el lugar de Cristo" [3] https://www.youtube.com/watch?v=2Rd2WiYyDxs

Entonces, ¿dónde deja esto las obras de justicia social, como alimentar al hambriento, vestir al pobre, y el cuidado de los oprimidos? Nadie diría que hacerlas son cosas malas. De hecho Santiago las define como parte integral de la religión pura (Santiago 1:27). Pero, esos actos de misericordia ¿tendrán algún papel que desempeñar en la salvación de una persona?

Los defensores del evangelio social afirman que sí, y apelan a Mateo 25 como argumento ápice:

34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. 35 “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recibisteis; 36 estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.” 37 Entonces los justos le responderán, diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te dimos de comer, o sediento, y te dimos de beber? 38 “¿Y cuándo te vimos como forastero, y te recibimos, o desnudo, y te vestimos? 39 “¿Y cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?” 40 Respondiendo el Rey, les dirá: “En verdad os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos hermanos míos, aun a los más pequeños, a mí lo hicisteis.” 41 Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles. 42 “Porque tuve hambre, y no me disteis de comer, tuve sed, y no me disteis de beber; 43 fui forastero, y no me recibisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.” 44 Entonces ellos también responderán, diciendo: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, o sediento, o como forastero, o desnudo, o enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?” 45 El entonces les responderá, diciendo: “En verdad os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de los más pequeños de éstos, tampoco a mí lo hicisteis.” 46 Y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna. (Mateo 25: 34-46)

¿Estaba Jesús diciendo que nuestros destinos eternos dependen de alimentar a los hambrientos, hospedar aquellos sin hogar, vestir al desnudo, y visitar los oprimidos? ¿Y cómo encajaría con la salvación por la gracia mediante la fe sin las obras (Efesios 2: 8-9)?

El[Otro] Evangelio Total

Tony Campolo es uno de los defensores más destacados del evangelio social. Su manejo de Mateo 25 tipifica el movimiento más amplio. Sin negar explícitamente el evangelio de la gracia solamente, él sostiene que es nuestro tratamiento de los pobres y oprimidos que determinará nuestra eternidad:

Pongo mi más alta prioridad a las palabras de Jesús, haciendo hincapié en el capítulo 25 de Mateo, donde Jesús deja claro que el día del juicio la cuestión definitiva será cómo ha respondido cada uno de nosotros a los que él llama “los más pequeños.” [4] http://tonycampolo.org/for-the-record-tony-campolo-releases-a-new-statement/#.Vg4Hbnh7DxM

La recientemente cerrada Asociación Evangélica para la Promoción de la Educación (EAPE), de los cuales Campolo fue fundador y presidente, define claramente lo que él piensa que son "el más pequeño de estos”:

Que Jesús no tenia hogar y enseñó que nosotros podemos encontrarnos con El en “el más pequeño de estos” –el hambriento, el sediento, el desnudo, el enfermo, la viuda, el extraño y el encarcelado (Mateo 25: 35-40), es la base de lo que Tony llama a la Todo el Evangelio e informa ministerio integral de EAPE. Y plantea preguntas para la Iglesia y todo cristiano: ¿Cuál debe ser nuestra respuesta a las personas sin hogar y para "los más pequeños de estos" [5] http://eape.org/tag/matthew-2535-40-rich-mullins /

Observe el uso de Campolo del término "Todo el Evangelio." Él está dando a entender que el anuncio de la buena noticia es solamente un evangelio parcial y debe ir acompañada de la acción social con el fin de convertirse en un evangelio completa o “total.” Pero su énfasis desequilibrado traiciona a su mal uso de Mateo 25:35-40.

La Biblia enseña repetidamente que las buenas obras son en definitiva obras de Dios, ya que son el fruto natural de la salvación; nunca la causa (cf. Ezequiel 36: 25-27; Santiago 2: 14-17). Y en Mateo 25 usted no ve un juicio basado en las obras, usted ve obras que revelan quién es verdaderamente salvo por la fe. John MacArthur es enfático en este punto:

Las buenas acciones encomendadas en Mateo 25: 35-36 son el fruto, no la raíz, de la salvación. No puede insistirse demasiado en que no son la base de la entrada al reino. Cristo juzgará de acuerdo a las obras sólo en la medida que dichas obras sean o no una manifestación de la redención, que el Padre celestial ha predestinado. Si una persona no ha confiado en Jesucristo como Señor y Salvador, ninguna cantidad de aparentes buenas obras hechas en Su nombre servirán para algún beneficio espiritual. [6] John MacArthur, The MacArthur New Testament Commentary: Matthew 24–28 (Chicago: Moody Publishers, 1989) 122.

Quién es Quién Entre los Juzgados

Otro tema fundamental en la comprensión de Mateo 25 es reconocer que la división que Cristo hace no es entre la iglesia y el mundo pagano, sino entre los cristianos verdaderos y falsos. Mientras que los paganos viven en una incredulidad abierta, el falso cristiano es un impostor que se ha mezclado en el pueblo de Dios. Los falsos cristianos son los destinatarios de juicio más terrible por parte de Cristo:

Así que, por sus frutos los conoceréis.No todo el que me dice: “Señor, Señor”, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?” Y entonces les declararé: “Jamás os conocí; apartaos de mi, los que practicais la iniquidad.” "(Mateo 7:20-23).

Mateo 25: 34-46 hace una división similar entre aquellos que tienen una fe genuina y aquellos cuya fe es falsa, de acuerdo con la evidencia de sus obras.. Note cuidadosamente que los dos grupos de personas piensan que son cristianos porque se dirigen a Jesús como "Señor" (Mateo 25:37, 44). Ambos grupos también se sorprenden por el veredicto. La sorpresa revela la humildad entre el pueblo de Cristo ("cuándo", Mateo 25: 37-39) y la justicia propia, entre los que están fingiendo (Mateo 25:44 "¿cuándo,…").

Quién es Quién Entre los Humildes

Por último, los beneficiarios de estas buenas obras no son las personas desfavorecidas de mundo, como Campolo sugiere. La palabra "hermanos" (Mateo 25:40) es vital para comprender hacia dónde nuestra benevolencia debe ser dirigida. Jesús está diciendo que el fruto de la fe genuina se evidencia en la forma en que cuidamos de los creyentes que sufren (cf. Juan 13:35; 1 Juan 3: 10-11). MacArthur nos este punto en casa:

La forma en que el Rey se dirige a estas personas como mis hermanos da aún más evidencia de que ya son hijos de Dios. . . . . . . A causa de su identidad con Cristo, a menudo tendrán hambre, sed, sin vivienda o ropa digna, enfermos, encarcelados, y alejados de la corriente principal de la sociedad [7] The MacArthur New Testament Commentary: Matthew 24–28 , 124–125.

Conclusión

No se trata de negar cualquier deber que tenemos de amar a las personas marginadas del mundo. Pero si los proponentes del evangelio social tomaran con seriedad la Escritura, ellos se dirigirían a los pasajes que se refieren a amar a nuestro prójimo, incluso amar a nuestros enemigos (Mateo 22:39; 5:44). Las palabras de Cristo en Mateo 25 no tienen nada que ver con la justicia social que defienden.

Mateo 25: 34-46 no fue escrito como un plan para la salvación por obras sociales ni debe ser utilizado como tal. No es un argumento para la predicación del evangelio a través de nuestras acciones únicamente, sino que nuestras acciones autentifican el evangelio que predicamos. Y esas acciones deben ser priorizadas hacia nuestros compañeros creyentes de sufrimiento. Así que por favor, cuide de otros creyentes, porque Jesús nos mandó hacerlo. Considere que la falta de atención puede apuntar a una falta de fe salvadora. Y predicar el evangelio con palabras porque siempre son necesarias.


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B151009
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: