Skip to content

Cómo Entrenar a sus Niños para Sentarse en la Iglesia

13 agosto 2015

clip_image002Cómo Entrenar a sus Niños para Sentarse en la Iglesia

Por Autumn Beck

Es curioso los momentos de nuestro pasado que recordamos con tanta claridad. En 2009, mi esposo y yo estábamos buscando una casa en la ciudad a donde queríamos mudarnos. Estuvimos allí un domingo así que visitamos una iglesia bíblica local. Lo que recuerdo claramente era que en esta iglesia la gente tenía sus niños mayores de tres años sentados con ellos. No hay manera de que mis hijos pudieran hacer esto! Unos nueve meses después éramos miembros de esta iglesia y nuestros hijos estaban sentados con nosotros. Esta historia siempre me hace reír de mí misma. ¿Cómo fue que llegue de rechazar la idea de no dejar caer a mis hijos durante iglesia a tener que sentarse con nosotros?

“… Criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6: 4).

En primer lugar, no teníamos que practicar sentarlos durante una hora sólo en la mañana del domingo. Se necesita más que una vez a la semana. El entrenamiento comenzó durante nuestro tiempo de adoración familiar por la noche. Tuvimos que ser muy intencionales con quien sentarse, donde y era importante que fuera lo mismo cada noche. El culto familiar es el término que utilizamos pero otros términos son devociones familiares, la oración familiar, el estudio bíblico familiar, etc. En el momento en que empezamos a tener culto familiar teníamos un niño de siete, cinco y dos años más un bebé. Debido a que cada niño es diferente, no era nuestro niño de dos años de edad el que necesitaba más atención, era nuestro hijo de cinco años. Mi esposo Michael se sentó con el de cinco años de edad, mientras que yo sostuve al infante y a las niñas de siete y dos años sentadas a mi lado. Era importante para la formación el tener un método de disciplina útil a nuestra familia. También tuvimos una recompensa esperando a los que estaban bien educados.

Ahora que todos estábamos sentados en nuestros lugares era el momento para el culto familiar. Una de las preguntas de familias que a menudo nos hacen es ¿cómo se hace el culto familiar?

Hay un par de preguntas preliminares que hacer o evaluar por nuestra cuenta.

¿Es creyente el padre? ¿Qué tan familiarizado está él con la Biblia? Si él es un creyente, pero no se siente cómodo en la enseñanza de la Biblia por su cuenta, sugerimos una Biblia de estudio como la Biblia de estudio MacArthur . Hay una nota al pie para casi cada versículo. Si él no es creyente, pero no se opone a la adoración familiar, entonces la mamá debe ir a través de la Biblia de estudio con los niños. No siendo entrenado en el seminario o tener una falta de conocimiento bíblico no debe disuadir a una familia de la práctica de la adoración familiar. Hay muchos recursos disponibles para cada familia.

¿Son niños pre-lectores? A continuación se presentan tres recomendaciones para las familias con niños pequeños:

Para las familias de pequeños y grandes mixtos , lectores y no lectores esto es lo que hacemos:

  1. Todo el mundo tiene una Biblia.
  2. Todos se sientan en el mismo lugar.
  3. Un libro de la Biblia es elegido para pasar por versículo por versículo (podría tomar un año para completar un libro).
  4. Inicia con oración.
  5. Cantar una canción himno o alabanza que la mayoría están familiarizados. Compramos himnarios off Amazon, pero estamos esperando ansiosamente el lanzamiento de los himnos de la Gracia está creando por Grace Community Church.
  6. Pida a un niño leer la primera estrofa. Haga una pausa y de una breve explicación del versículo. Haga que el próximo hijo lea el versículo siguiente. Si el niño no puede leer, lea por ellos y pídales que le repitan. Explique el versículo. ¡Recuerde que usted no tiene que saber todas las respuestas! Para es una gran Biblia de estudio o comentario.
  7. Una vez que todos en la familia hayan leído, preguntamos si hay alguna pregunta. También puede utilizar esto como una oportunidad para que los versículos se aplica a su vida actual. Utilice ejemplos de la vida real.
  8. Cierre en oración. Cerramos en una oración en grupo. Todos los que son creyentes tienen que orar, los que no son, pueden orar si gustan. Yo comienzo y Michael cierra.
  9. Asigne a un niño que recoja todas las Biblias, libros e himnos.
  10. ¡Premie el tiempo!

Además de la adoración familiar también leemos libros a nuestros hijos. A través de educación en el hogar Tengo a todos los niños sentados y escuchándome leer. Los niños pequeños sólo tienen que sentarse durante unos 30 minutos.

¡Aunque el mejor momento después de la lectura es el culto familiar! Todos nos ponemos cómodos y papá lee. Durante este tiempo los niños grandes pueden hacer dibujos de acuerdo a lo que leen y el más pequeño tiene que depender sobre Michael. Este es un buen momento para entrenar a los pequeños para estar quietos y escuchar, y tal vez incluso se duermen, haciendo fácil la hora de dormir!

¿El hacer el culto familiar y la lectura de la familia hará del servicio dominical suceda como si nada? ¡No! Pero, hace que sea más fácil. El domingo el orden de los asientos es muy importante. Si usted es la esposa de un pastor con un montón de pequeñines esto puede ser un momento estresante. Aunque la rutina es vital para la formación. Todos anhelamos consistencia. Dígale a sus hijos de antemano lo que se espera de ellos, no se estrese durante el servicio y prémielos después por su obediencia. Si usted es como nuestra familia, cada vez que llega escuchar tranquilamente un sermón otro niño sale del cuarto de niños o nace añadiendo otra dinámica al orden. No somos la familia perfecta. Nuestros hijos mayores han estado haciendo el culto familiar y se han sentado en la iglesia durante seis años. Aquel que una vez fue el hiperactivo de cinco años es ahora de once años, y todavía hiperactivo.

Cuando comenzamos este proceso en 2009 mi marido sabía muy poco acerca de la enseñanza de la Biblia. Empezamos en el libro de Romanos (no nos dimos cuenta en el momento que libro tan profundo es!) Y Michael investigaba los versos de antemano y consulta la Biblia de estudio MacArthur. Fue mucho trabajo para él en ese momento, pero los beneficios para nuestra familia hoy en día no tienen precio.

¿Está haciendo culto familiar con su familia?¿Está teniendo problemas con los que usted quisiera ayuda?

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: