Skip to content

Odiando El Mal

11 agosto 2015

clip_image002

Odiando El Mal

1 Tesalonicenses 5: 21-22

Por John MacArthur

¿Es la ira de Dios compatible con el amor de Dios? Uno de los principales ataques modernos sobre el carácter de Dios ha venido de los cristianos profesantes que tratan de argumentar que la ira y el odio son la antítesis de un Dios bueno y amoroso. En lugar de magnificar el amor de Dios, terminan amoldando un ídolo que es pasivo e indiferente hacia el mal.

La verdad es que debido a que Dios ama lo que es bueno El odia lo que es malo. El rey David escribió en este sentido cuando dijo: Porque tú no eres un Dios que se complace en la maldad; el mal no mora contigo.” (Salmo 5: 4). “Dios es juez justo, y un Dios que se indigna cada día contra el impío.” (Salmo 7:11).

El carácter bueno y santo de Dios exige nada menos que la oposición hostil a toda forma de mal. Como es natural, se deduce que los creados a Su imagen también odiarían lo que es malo y amar lo que es bueno (Romanos 12: 9; 1 Tesalonicenses 5:21). Ya que "el temor del Señor es el principio de la sabiduría" (Proverbios 9:10), se deduce que "el temor de Jehová es aborrecer el mal" (Proverbios 8:13).

Como fieles seguidores de Cristo que quieren ser conocidos por nuestra integridad, no podemos acomodar cualquier forma o grado de maldad. Pero eso es más fácil decirlo que hacerlo. La lucha por evitar el mal es parte de la batalla más grande de la santidad personal. Incluso Pablo confesó:

Porque sabemos que la ley es espiritual, pero yo soy carnal, vendido a la esclavitud del pecado. Porque lo que hago, no lo entiendo; porque no practico lo que quiero hacer, sino que lo que aborrezco, eso hago.. . . . . . . Pues no hago el bien que deseo, sino que el mal que no quiero, eso practico. Y si lo que no quiero hacer, eso hago, ya no soy yo el que lo hace, sino el pecado que habita en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo la ley de que el mal está presente en mí. Porque en el hombre interior me deleito con la ley de Dios” (Romanos 7: 14-15, 19-22)

Puede ser que sea una lucha, pero cuando un creyente confronta el pecado y, a veces sucumbe a el, su voluntad interna y piadosa, con la ayuda de Dios, con el tiempo rechazara y se apartara del mal.

La sabiduría humana convencional dice que la única manera de odiar el mal es ser sorprendido por el. Pero el constante bombardeo de los sentidos en la cultura multimedia de hoy, con toda su inmoralidad y violencia, hace que sea difícil ser sorprendido por cualquier cosa. Tristemente, muchos creyentes se divierten con dosis continuas de mayor tamaño y más de diversiones mundanas e impías. Ellos racionalizan su comportamiento al creer que porque son cristianos, la exposición al pecado y el mal no tendrá un efecto duradero en ellos. Pero, en realidad, tal ingesta constante hace a los cristianos inmunes a la naturaleza impactante del mal, que por supuesto disminuye su resistencia al mal y los hace más complacientes.

Si de verdad odiamos el mal, entonces, vamos a querer evitarlo primeramente. Considere el hombre piadoso en el Salmo 1: “¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del Señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche!” (Salmo 1:1-2). No podemos coquetear con el pecado y el mal y no ser afectados por ello.

El apóstol Pablo, en sus dos cartas a Timoteo, dice que la única respuesta segura contra la tentación del mal es a huir de su atractivo: “Pero tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la perseverancia y la amabilidad.”"(1 Timoteo 6:11). “Huye, pues, de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que invocan al Señor con un corazón puro.” (2 Timoteo 2:22).

Cuando seguimos la guía del Espíritu Santo y usamos sus recursos, debemos estar dispuestos y ser capaces de resistir el mal, no importa con qué frecuencia o intensidad nos enfrentamos a él. Debido a que "nosotros tenemos la mente de Cristo" (1 Corintios 2:16), somos capaces de “Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente, retened lo bueno; absteneos de toda forma de mal” (1 Tesalonicenses 5: 21-22).

Esos versos en 1 Tesalonicenses 5 llaman claramente a los creyentes a tener discernimiento, para evaluar todo cuidadosamente y reflexivamente. Así es como podemos juzgar, basado en la Palabra de Dios, lo que rechazan y los que se aferran.. Debería ser obvio que si vamos a odiar el mal, debemos amar y aferrarnos a lo que es bueno.

Al final de sus exhortaciones a los Filipenses, el apóstol Pablo nos ofrece una definición de "bueno" y una manera de aferrarse a ello:

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto meditad (Filipenses 4: 8)

La clave aquí es que nos separarnos de las cosas del mundo y saturemos nuestras mentes con la Escritura de manera que lo que es bueno gobierne nuestras vidas y reemplace lo que es el malo (cf. Romanos 12: 1-2).

No podemos negar que el camino hacia la santidad personal requiere un esfuerzo disciplinado y es a menudo difícil. Pero en el camino que Dios nos ofrece con toda la fuerza espiritual y recursos bíblicos que alguna vez necesitaremos para recorrer el sendero con éxito. Nuestra responsabilidad de esforzarnos por la santidad personal, junto con nuestra obligación de dar a Dios la preeminencia, no es más que un paso hacia la construcción de una vida sin concesiones.

(Adaptado de The Power of Integrity .)


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B150807
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: