Skip to content

Amar Sin Hipocresía

7 agosto 2015

clip_image001Amar Sin Hipocresía

Por John MacArthur

La música, las películas y los medios de comunicación sociales contribuyen a dar forma a la cosmovisión del amor. Se confunde habitualmente con el deseo y por lo general impulsado por la búsqueda de satisfacer nuestros propios deseos egoístas. Como cristianos tenemos que reconocer la hipocresía de esa mentalidad mundana. La calidad de la definición del amor de Dios es que Él reservó lo que por derecho le pertenece a Él con el fin de beneficiar a los que correctamente merecen su juicio y no tienen derecho a pedir nada (cf. Romanos 5:8; Filipenses 2:1-8).

El Nuevo Testamento griego usa la palabra agapē para describir esa clase de amor. Es totalmente desinteresada, sin tomar parte. Busca otro bien supremo, no importa el costo. Agapē se ejemplifica a la perfección por el sacrificio de Jesús por nosotros. Demostró Su gran amor al sufrir la ira de Dios como un sustituto justo por los pecadores que se merecían esa ira (cf. Romanos 5: 8), el gran acto desinteresado. Su llamado a nosotros de negarnos a nosotros mismos, tomar nuestra cruz y seguirlo (Mateo 16:24; Lucas 9:23) revela por qué amor agapē es la mayor virtud de la vida cristiana.

La marca de autenticación de nuestro cristianismo, ante un mundo incrédulo, es nuestro amor por los demás creyentes. Jesús afirmó esto cuando dijo; “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si os tenéis amor los unos a los otros” (Juan 13:35).

Pero ¿Cómo es este tipo de amor? Un breve repaso de los unos a los otros en el Nuevo Testamento da una excelente imagen. Se nos ordena: edificarnos unos a otros (Romanos 14:19); servirnos unos a otros (Gálatas 5:13); llevar las cargas unos de los otros (Gálatas 6:2); estar sumisos unos a los otros (Efesios 5:21); perdonarnos unos a otros (Colosenses 3:13); enseñarnos unos a otros (Colosenses 3:16); consolarnos unos a otros (1 Tesalonicenses 4:18); reprendernos unos a los otros (Tito 1:13); animarnos unos a otros a hacer el bien (Hebreos 10: 24-25); confesar nuestros pecados unos a otros (Santiago 5:16); orar unos por otros (Santiago 5:16); y ser hospitalarios con los otros (1 Pedro 4: 9-10).

Ese tipo de amor era raro en la literatura griega pagana porque los rasgos que ágape retrata –altruismo, abnegación, dedicación voluntaria, preocupación por el bienestar de los demás – se despreciaba en su mayoría en la antigua cultura griega como señales de debilidad.

Sin embargo, el Nuevo Testamento declara que Agape es el rasgo de carácter en torno al cual giran todos los demás. El apóstol Juan escribe: "Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él" (1 Juan 4:16). Jesús mismo da gran importancia al amor en su respuesta al intérprete de la ley judío:

“Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento de la ley? Y El le dijo: Amaras al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el grande y el primer mandamiento. Y el segundo es semejante a éste: Amaras a tu prójimo como a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas” (Mateo 22: 36-40).

Por lo tanto, tiene sentido que el primer "fruto del Espíritu es amor" (Gálatas 5:22), y que el amor por los demás creyentes es la forma primaria en que las personas sabrán que somos creyentes (Juan 13:35).

El amor Agapē es una parte tan importante de la santidad personal que Juan afirma: “Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en muerte.” (1 Juan 3:14). Una persona que no demuestra el verdadero amor en su vida no es un creyente. Sin amor no podemos presumir de tener la vida eterna, y mucho menos ser una persona de integridad.

(Adaptado de The Power of Integrity .)


Disponible en línea en: http://www.gty.org/resources/Blog/B150805
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros

One Comment leave one →
  1. Yeneiris permalink
    10 agosto 2015 7:53 pm

    Amen así es el amor es puro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: