Skip to content

Nuestros Pecados Pasados ​​y Nuestro Ministerio Actual

22 julio 2015

clip_image002Nuestros Pecados Pasados ​​y Nuestro Ministerio Actual

Por  Charlie Frederico

Pablo escribió: " Palabra fiel y digna de ser aceptada por todos[a]: Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, entre los cuales yo soy el primero.” (1 Timoteo 1:15).

Es decir, el motivo de la aparición de Jesucristo a este mundo es rescatar a las personas que pecan. O para decirlo de otra manera, las únicas personas que Jesús rescata son pecadores – los pecadores de rebelión, inmoralidad, oscuridad, y asesinato. Cuando consideramos también el hecho de que el Padre envió a su Hijo al mundo, y que el Espíritu Santo, junto con el Padre y el Hijo, facultó al Hijo para el ministerio, entendemos que el motivo unificado para la entrada del Hijo a este mundo es para salvar a los pecadores.

Tristemente, hemos rechazado esto en la iglesia evangélica moderna. Somos mucho como las iglesias de Asia Menor a quien Santiago escribió cuando reprendió a los líderes porel reconocimiento del hombre rico sobre el pobre (Santiago 2:1-7). Muchos en las iglesias evangélicas son mucho como el fariseo que despreciaba el publicano porque el publicano era un pecador y el fariseo era tan bueno (Lucas 18:9-14).

Esta misma actitud se extiende dentro del papel pastoral. Triste, ¿no? A todos los demás se les ha permitido que han sido rescatados de los pecados, excepto el anciano. Él debe ser un hombre que ha conocido ningún pecado, arrepentimiento y regeneración. O bien, equilibramos hacia otro lado y permitir que un pastor que sigue practicando pecado entre al ministerio pastoral. Tampoco es aceptable.

Vamos a considerar la analogía de Pablo en Romanos 7: 1 ss para nuestra conclusión sobre este asunto. El escribió:

1 ¿Acaso ignoráis, hermanos (pues hablo a los que conocen la ley), que la ley tiene jurisdicción sobre una persona mientras vive? 2 Pues la mujer casada está ligada por la ley a su marido mientras él vive; pero si su marido muere, queda libre de la ley en cuanto al marido. 3 Así que, mientras vive su marido, será llamada adúltera si ella se une a otro hombre; pero si su marido muere, está libre de la ley, de modo que no es adúltera aunque se una a otro hombre. 4 Por tanto, hermanos míos, también a vosotros se os hizo morir a la ley por medio del cuerpo de Cristo, para que seáis unidos a otro, a aquel que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.

La analogía es simplemente una referencia a la Ley sobre el matrimonio del Antiguo Testamento (Génesis 2: 2-25; Éxodo 20:14 Levítico 20:10 Números 5:13ss.; Deuteronomio 22: 22-24..). El propósito de la analogía es enseñar que la muerte ocurrió realmente a la persona que ha sido justificado en Cristo. Y ¿a que dice Pablo que un hombre ha muerto en Cristo? La Ley. ¿Qué ley? La misma ley que condenaba al adúltero. Es la misma ley que rigio el matrimonio en Israel. Es la misma ley que Moisés enseñó. Es esa Ley a la que Pablo se refiere.

Y ¿qué es lo que sabemos acerca de esa Ley? Bueno, en resumen, Pablo dijo en 1 Timoteo 1: 9-10:

9 reconociendo esto: que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los transgresores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, 10 para los inmorales[a], homosexuales, secuestradores, mentirosos, los que juran en falso, y para cualquier otra cosa que es contraria a la sana doctrina,

¿Ve esto? La Ley fue hecha, no para el justo, sino para los pecadores.¿Qué tipos de pecadores? ¡de todos los tipos! La Ley era tan extensa que identificó categóricamente pecados; pecados como el asesinato, la inmoralidad, la homosexualidad, el secuestro, y similares. Además, la Ley para Israel también permitió la condena, la pena de muerte, que seguiría la práctica de esos pecados (véase Levítico 20). Si Jesús era simplemente un Moisés reconstituido, entonces la ley de Moisés todavía sería obligatoria.¡Pero Él no lo es!

Usted ve, una vez que un hombre está en Cristo, el Hijo de Dios, recreado por la voluntad del Padre y el poder del Espíritu Santo, ese hombre ha muerto y ya no está condenado por la ley! La Ley de Moisés, que categoriza tantos pecados, ya no es capaz de condenarlo. Por lo tanto, al igual que la mujer sorprendida en adulterio (aunque no es una parte del texto canónico, y sin embargo sabio no obstante), tampoco debemos condenarlo.

Esto no permite la continuidad en el pecado (Romanos 6: 1 ss.). Pero, esa no es la discusión aquí. El tema es que el hombre que ha cometido pecados antes de su salvación, después de dar pruebas de la verdadera regeneración (Gálatas 5: 22-23), se puede considerar para el ministerio pastoral. La única plaga que podrían ser causada ​​sobre el ministerio al traer a un ex pecador en un papel de liderazgo es que no coincide con la imagen del mundo perfecto que la iglesia contratante quiere proyectar. Si ese es el caso, yo no aconsejaría que un pecador salvado por la gracia de Dios fuese allí de todos modos!

Si usted es parte de una iglesia considerando a un hombre para el ministerio, por favor, sea realista! Si usted no puede elegir a un hombre a causa de su pasado pecaminoso antes de la salvación, usted podría estar buscando por mucho tiempo. Más bien, elija a un hombre en base a su nivel actual de la fidelidad, poniéndolo a una prueba razonable de obediencia desde el punto de su verdadera salvación en adelante. La profundidad del ministerio de un hombre así será mucho mayor que el ministerio de un hombre que, en su justicia propia, esta agradecido que no es como el publicano de allá.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: