Skip to content

5 Maneras En Que Abusamos de Nuestra Lengua

10 julio 2015

clip_image0025 Maneras En Que Abusamos de Nuestra Lengua

Por Dr. Phil Wages

Eclesiastés 5: 3: Porque los sueños vienen de la mucha tarea, y la voz del necio de las muchas palabras..

El rey Salomón de Israel escribió estas palabras en el siglo X aC La Biblia nos dice que él era el hombre más sabio que jamás haya existido (1 Reyes 4:30ff) y escribió muchos dichos sabios en los libros de Proverbios y Eclesiastés. En Eclesiastés, Salomón escribió acerca de una vida vivida al margen de Dios y argumentó que esa vida era inútil. En el quinto capítulo de Eclesiastés, Salomón escribió acerca de la futilidad de la vida egoísta. Él animó a sus lectores a prestar más atención a sus acciones que sus palabras.

En Eclesiastés 5: 3, Salomón afirmó que los sueños vienen a menudo a causa de las actividades y las ansiedades de la vida. El sueño tranquilo se puede interrumpir con los sueños que vienen como resultado de la tensión de la vida. Salomón añade que, así como el exceso de actividad dificulta el sueño, el necio se conoce porque él utiliza demasiadas palabras o habla demasiado. El tonto abusa de su lengua a través de una sobre actividad!

La lengua es una parte muy necesaria de nuestra anatomía que se puede utilizar para la enseñanza de la Palabra de Dios, sin embargo, puede ser un perjuicio también (Santiago 3: 1 ss). ¿Cuáles son algunas formas en que la Biblia dice que podemos abusar de nuestra lengua?

1. El chisme

Pablo advirtió a Timoteo acerca de las viudas, específicamente en su iglesia, que eran chismosas. 1 Timoteo 5:13: "Y además aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa, y no solamente ociosas, sino también chismosas y entrometidas, hablando lo que no conviene." La palabra que aquí se describen a alguien que está diciendo tonterías. El chisme es transmitir información sobre la vida personal de alguien que puede no ser cierto. Estamos mal usando nuestras lenguas cuando nos involucramos en pasar información acerca de alguien que puede no ser cierto. Estamos diciendo cosas que no deberíamos.

2. Discordia

Salomón dio una lista enumerada en Proverbios 6 de siete cosas que Dios aborrece. El séptimo elemento de la lista es "el que siembra discordia entre hermanos" (Proverbios 6:19). La palabra hebrea para "discordia" también puede ser traducida como "controversias, conflictos, luchas". La BTX traduce "rencillas". Nuestras lenguas pueden ser mal utilizadas para provocar controversia, peleas, conflictos y discordia en el hogar, el trabajo, la iglesia o un grupo de estudio bíblico. Una gran carga que tengo como pastor es la gente dentro de la congregación local que nunca está a gusto y constantemente debe "revolver la olla". Es un pecado para usted y para mí usar la lengua para generar controversia o mantener el conflicto en alto en todo momento.

3. La ira Conduce a la Atrocidad

Pablo dijo que una manera en que sabemos que estamos viviendo bajo el poder de la carne en lugar de caminar en el Espíritu es "enojos" (Gálatas 5:20). La ESV traduce esta frase "ataques de ira", mientras que la NVI traduce "ataques de furia". ¿Su ira es acompañada de gritos, y palabras hirientes? La lengua puede ser utilizado como una tubería para nuestra ira. La lengua puede vomitar un torrente de palabras poco amables, pronunciamientos, amenazas y un habla impía. Este uso de la lengua no es impulsado por el Espíritu de Dios.

4. Conversación Necia

En Efesios 5, Pablo describió lo que significaba vivir en amor hacia los demás. Parte de esto implica abstenerse de ciertas actividades tales como conversaciones necias. Una palabra griega describe estas necedades y su palabra raíz viene de una palabra griega que significa "aburrido, estúpido". Es la palabra de la cual obtenemos "imbécil" en español. Algunas traducciones lo llaman "tonterías". Esto es una conversación estúpida e idiota que se refiere a la baja obscenidad que viene como resultado de la embriaguez. Nuestra lengua se utiliza para necedades cuando las palabras de mundanidad sucia provienen de nuestros labios.

5. Groserías

En el mismo pasaje en Efesios 5 Pablo se refiere a groserías. La ESV traduce esta palabra griega "bromas crudas". Esto se refiere a la platica que toma algo inocente y lo convierte en algo obsceno. Son insinuaciones sexuales. La cultura de la televisión estadounidense contiene una gran cantidad de este tipo de charla. Este tipo de conversación sugestiva no se debe encontrar en el vocabulario de cualquier persona que es un discípulo de Cristo.

Pensamientos Finales

¿Hay alguna esperanza para alguien que está tratando de superar estos y otros malos usos de la lengua? ¡Por supuesto! Debemos orar con el salmista: “Señor, pon guarda a mi boca; vigila la puerta de mis labios.” (Salmo 141: 3). Debemos tratar de vivir lleno del Espíritu de Dios, porque Él nos da el autocontrol (Gálatas 5:23). Esto asegurará que nuestras lenguas se utilicen instrumentos para difundir la gracia de Dios en un mundo que necesita desesperadamente el sabor de la conversación piadosa (Colosenses 4:6).

One Comment leave one →
  1. edwin joaquin permalink
    10 julio 2015 9:43 pm

    muy bueno bendiciones para el escritor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: