Skip to content

4 Razones de Por Que el “Orgullo Gay” Tiene Sentido

6 julio 2015

clip_image0024 Razones de Por Que el “Orgullo Gay” Tiene Sentido

Por Bryan Rhoden

Cuando la Corte Suprema hizo su decisión de redefinir el matrimonio , el movimiento LGBT organizó rápidamente marchas de "Orgullo Gay" en varias ciudades de los EE.UU. Sabemos que la homosexualidad es un pecado (Romanos 1:26-32; 1 Corintios 6:9-10), pero es el único pecado tan ampliamente celebrado en la cultura actual. No vemos "Orgullo de Ladrón” o "orgullo de los desobedientes a los padres” o “Orgullo de codicia y estafador.” La homosexualidad es el único pecado que las personas salen a las calles a apoyar.

Es cierto, los que practican la fornicación heterosexual también dan gloria en su libertinaje – desde Hollywood hasta la escuela secundaria. Lo que hace diferente a los partidarios de la agenda homosexual de todos los demás movimientos sociales, sin embargo, es la forma en que se presentan a sí mismos públicamente y la moda militante en la que atacan a los que ven las cosas de manera diferente. La comunidad homosexual quiere mostrar su orgullo … y cuando se piensa en ello, el "Orgullo Gay" es el título perfecto para este movimiento.

El orgullo es un problema del corazón; es el resultado de la caída de la humanidad. Mientras que los atributos de Dios son infinitos y apartado a causa de Su santidad, el pecado del orgullo tiene sus raíces en cada pecado. El robo, el adulterio, el asesinato, la codicia – todos ellos tienen sus raíces en la idea de que las necesidades de un individuo son más importantes que el bienestar de los demás. Este es el orgullo. Si bien las consecuencias destructivas irradian desde el acto, al orgulloso simplemente no les importa. ¿Por qué es "Orgullo Gay", el término perfecto para la agenda homosexual? Aquí hay cuatro razones de por qué.

1. Orgullo Hace Que Uno Desee ser Dios

“Pero tú dijiste en tu corazón: “Subiré al cielo, por encima de las estrellas de Dios levantaré mi trono, y me sentaré en el monte de la asamblea, en el extremo norte. “Subiré sobre las alturas de las nubes, me haré semejante al Altísimo.” (Isaías 14:13-14).

El pecado de orgullo se traduce en un intento de usurpar a Dios de su lugar legítimo de autoridad con el fin de colocarse uno mismo en Su lugar. El orgullo nos hace pensar que sabemos mejor que Dios, que nuestro camino es el camino correcto. El orgulloso agita sus puños a Dios y le pide que sea algo y alguien que Él no es y nunca va a ser – un siervo que recibe órdenes de alguien más. Los que apoyan el "Orgullo Gay" demuestran esta actitud cuando niegan Su existencia o falsamente afirman Su aprobación de su estilo de vida.

2. El Orgullo nos Hace Negar la Palabra de Dios

Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento presenta enseñanzas claras sobre el pecado de la homosexualidad. Aquellos que promueven el "Orgullo Gay" niegan estas enseñanzas al afirmar que las palabras de la Escritura no significan lo que dicen. He escuchado el argumento de que Sodoma y Gomorra fueron destruidas, no por la maldad (incluyendo la homosexualidad que se presenta en forma prominente por el pueblo), sino debido a la falta de hospitalidad de la gente a los extraños. He escuchado el argumento de que Jesús no predicó sobre la homosexualidad, por lo tanto, Él no estaba en contra de ello. Jesús predicó sobre la inmoralidad sexual, que incluye la homosexualidad. Él se refirió al tema del corazón y las obras que se derivan de ella, no sólo los actos propios. En otras palabras, Él trató con tanto la orientación al pecado y los resultados de esas orientaciones si se conciben en acciones – incluyendo los pecados sexuales.

3. El Orgullo nos Hace Distorsionar la Voluntad de Dios

La intención de Dios era (y sigue siendo) que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Mediante su unión serían un solo cuerpo – tanto espiritual como físicamente. Los que están en el movimiento "Orgullo Gay" se describen en Romanos 1:26, 27 como mujeres que "cambiaron las relaciones naturales por las que son contrarias a la naturaleza" y los hombres que "dejando el uso natural de la mujer, se abrasaron en deseos los unos a los otros . "La homosexualidad usurpa el orden natural de Dios, su voluntad, y de ninguna manera puede ser aprobado por El, ni por los que dicen seguirle. Uno no puede pedir la bendición de Dios sobre el pecado, ni abogar por un acto que está diametralmente opuesto a Su voluntad , pero esto es exactamente lo que está sucediendo en las calles de todo el país.

4. El Orgullo nos Hace Negar el Juicio de Dios

¿Se ha preguntado por qué el símbolo de la comunidad homosexual es un arco iris? A todos nos gusta los arco iris, ¿no es así? Siempre son vistas espectaculares. Pero ahora que el símbolo ha sido secuestrado por la comunidad LGBT. Ya no es un símbolo de inocencia visto en las habitaciones, los dibujos animados de los niños, o en una caja de cereal. El arco iris significa algo más.

Originalmente, el arco iris fue dado por Dios para indicar a Noé que Él no juzgará al mundo otra vez por las inundaciones. Él no dijo que no iba a juzgar al mundo de nuevo, sólo que él no lo haría con agua. El movimiento homosexual ha tomado este símbolo de "no juicio" y lo hizo suyo. Haga una búsqueda en Internet sobre el "orgullo" y lo verá. Sin embargo, la Palabra de Dios es clara que los homosexuales, y todos los que están fuera de Cristo, no heredarán el reino de Dios (1 Corintios 6: 9-10) y que ya están condenados (Juan 3:17). Negar el juicio de Dios no va a cambiar su mente o su voluntad. Negar la verdad sólo hace a la realidad más difícil de enfrentar.

Cuando la decisión del Tribunal Supremo se dio, la comunidad homosexual y sus defensores tenían un dicho: “El Amor Triunfa,” Dios es amor, y el amor triunfa al final (leer el final de Apocalipsis). Pero lo que la comunidad LGBT está celebrando no es amor. En su lugar, están celebrando el pecado y su propia destrucción, y esto es lo que hace de su júbilo tan lamentable. “Orgullo Gay" es un término terriblemente perfecto porque "El orgullo va antes de la destrucción, y la altivez de espíritu antes de la caída" (Proverbios 16:18).

4 comentarios leave one →
  1. Javier Samayoa permalink
    7 julio 2015 3:29 pm

    Que buen artículo. Felicitaciones. Definitivamente la ira de Dios se asoma.

  2. OCTAVIO permalink
    7 julio 2015 9:57 pm

    AMEN

  3. 8 julio 2015 12:02 pm

    Amén. Voy a hacer copia y pega. Y voy a distribuirlo en las calles, me lo permite? Está buena la entrada.

  4. Armando Valdez permalink*
    8 julio 2015 12:07 pm

    Claro! Adelante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: