Skip to content

Podemos ser buenos sin Dios? Sí… pero realmente No

3 junio 2015

clip_image002Podemos ser buenos sin Dios? Sí… pero realmente No

Por Ben Edwards

Los ateos se encuentran jactándose de que pueden ser perfectamente buenas personas sin Dios, es decir, sin necesidad de la amenaza de algún Ser todopoderoso castigándoles por cometer mal. Su argumento puede tener dos propósitos. Uno es el de contrarrestar el tan citado sentimiento: "Sin Dios, todo está permitido". Más bien, según ellos, son moralmente ciudadanos honrados, incluso sin creer en Dios.. Por lo tanto, el ateísmo no conduce a la anarquía. El segundo punto es demostrar su superioridad morarl – a diferencia de los cristianos, tienen la fortaleza interior para controlar su propia conducta. No necesitan alguna amenaza externa para evitar robar o matar. Ellos no necesitan a Dios para ser buenos.

Los cristianos que entienden el Evangelio están realmente dispuestos a estar de acuerdo en un sentido. La creencia en Dios no garantiza que una persona va a ser moralmente superior a los que no creen en Dios. No debe sorprender a los cristianos encontrar ateos, musulmanes, Judios, budistas, hindúes, o personas de cualquier número de creencias religiosas que son honestos, trabajadores, en general, buena gente. Después de todo, la gente no se convierte en cristiano por su esfuerzo moral, sino por su confianza en la obra de la gracia de Dios en su nombre.

Sin embargo, los cristianos deberían ser mejores de lo que eran o podían ser. Su confianza en Dios no le puede hacer mejor que otros, pero debe hacerlos mejor que sus antiguos ‘yo.’ Cuando Dios salva a alguien, él los hace nuevos. Así que las personas pueden ser buenos sin Dios, pero sería aún mejor con él.

Hay, sin embargo, dos formas en las que hay que responder a la pregunta original de forma negativa –no podemos ser buenos sin Dios. En primer lugar, no puede haber fundamento para la bondad sin Dios. ¿Por qué motivos podemos determinar si algo es bueno? ¿Quién tiene la autoridad para determinar lo que es bueno o lo que es malo si no Dios?

Vamos a considerar brevemente dos alternativas posibles. La primera es el sentido de lo moral – la idea de que todas las personas tienen de que ciertas cosas están bien o mal –es simplemente un resultado de la selección natural en la evolución. La idea es la siguiente: los que eran altruistas (abnegados y cooperativos) estaban mejor equipados para la supervivencia y, por lo tanto, pasaron el gen altruista a sus descendientes. Es por eso que sentimos que el comportamiento altruista es "correcto". Ese sentimiento nos ayudó a sobrevivir.

Sin embargo, esta teoría es errónea. El altruismo dentro de su "grupo" puede conducir a una mayor supervivencia, pero la hostilidad hacia los de fuera también conduciría a una mayor supervivencia. Pero creemos que sacrificar para aquellos fuera de su "grupo" es bueno y correcto (por ejemplo, saltar en un río para salvar a un extraño), mientras que la teoría evolutiva significaría que tendríamos que creer que fue un error. Tampoco esta teoría explica por qué las personas muestran un comportamiento altruista cuando nadie más esta al tanto de ello. Ellos no obtendrían beneficio alguno directo de ese comportamiento. Finalmente, esto sólo explica por qué pensamos que ciertas conductas son correctas, pero no hace nada por explicar si nuestro sentido de la moral es correcto o no. No es capaz de pasar de es a debería. Nos dice que así es como la gente piensa, pero no nos puede decir si o no debemos pensar de esa manera. Y puedo pensar que es bueno ser amable con los demás, pero ¿es realmente bueno? La evolución no puede explicar eso. Por lo tanto, nos quedamos sin una causa de la bondad.

La segunda alternativa es que la moralidad está determinada socialmente. No es dada por Dios, sino que es creada por la gente en una cultura determinada. Sin embargo, esta teoría falla también para resolver el problema de base de la moral. Si no hay Dios, entonces estamos simplemente nos quedamos con sentimientos subjetivos y arbitrarios. ¿Por qué deberíanestos ser impuestas sobre los demás? Si usted dice “La mayoría debe llegar a decidir lo que es correcto o incorrecto.” Entonces, ¿la mayoría llegará a decidir exterminar a la minoría? Si no es así, entonces ¿por qué? ¿Quién puede determinar qué puede o no puede hacer la mayoría?. Cuando un niño comienza diciéndole a otro qué hacer, el segundo hijo a menudo responde con alguna declaración como esta: “¿Quién lo dice?” En otras palabras, usted no tiene la autoridad para decirme cómo vivir. Usted no puede servir como una base suficiente para la moral en mi vida. La pregunta es, ¿quién puede? Nadie en el mundo tiene el derecho de decirle a los demás cómo vivir. Eso es porque sólo Dios tiene el derecho final de hacer eso.

No ha habido ninguna respuesta satisfactoria para una base de los valores morales objetivos sin apelación a la autoridad divina. Así que las personas no tienen que creer que Dios existe para ser buenas personas, pero sin existir Dios no habría tal cosa como la bondad.

Hay otra verdad que nos obliga a afirmar que las personas no pueden ser buenos sin Dios. Incluso aquellos que no creen en Dios no podía ser bueno sin la gracia común de Dios. Dios está actuando en el mundo restringiendo el mal. A menudo se puede actuar a través de medios secundarios, como los gobiernos y la presión de grupo positiva, pero también actua a través de su ley moral inscrita en el corazón de la gente y sus conciencias dadas por Dios. Las personas pueden no ser conscientes de su funcionamiento, pero se benefician de ello. Dejados a a nosotros mismos, todos seríamos puramente malvados. Recibimos atisbos de esta verdad de vez en cuando, cuando oímos hablar de los actos horribles que la gente es capaz de cometer, como asesinatos en masa, torturas brutales, y formas extremas de abuso. La razón de porque no todo el mundo comete esos crímenes horribles es que Dios está actuando para mantener nuestra depravación bajo control. Parte de lo que hace el infierno en una realidad tan horrible es que Dios ya no será frenando el mal. Todas nuestras peores tendencias se complacen por completo, sin ninguna pista de la bondad mezclada. No podemos ser buenos sin Dios. ¡Alabado sea Dios que Él actúa para que la gente sea buena ahora!

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: