Skip to content

¿Cuánta gente murió durante la Santa Inquisición?

22 mayo 2015

clip_image001¿Cuánta gente murió durante la Santa Inquisición?

Por Nathan Busenitz   May 22, 2015

Image Credit: Public Domain

Se han propuesto varias estadísticas, algunas de ellas completamente diferentes. Algunos sugieren que fueron solamente pocos miles de personas las que fueron ejecutadas durante la Inquisición, mientras que otros proyectan que hubo decenas de millones de víctimas.¿Cómo puede haber tanta diferencia de opinión?

Hay varias explicaciones:

1. En primer lugar, la naturaleza imprecisa de ciertos registros históricos crea la necesitad de que historiadores contemporáneos extrapolen en base a la información limitada que poseen.

Una de los primeros registros de la Inquisición proviene de un ex secretario español de la Inquisición llamado Juan Antonio Llorente (1756-1823). Según Llorente, el número total de “herejes” quemados en la hoguera durante la Inquisición española fue de casi 32,000. Llorente añade que otros 300,000 fueron llevados a juicio y obligados a hacer penitencia (cp. Cecil Roth, La Inquisición española [W.W. Norton, 1964], 123).

Sin embargo existe una gran controversia sobre la exactitud de las cifras de Llorente, por lo que historiadores deben decidir si tomar o no esos números a su valor nominal, o definir si su cuenta es muy baja o muy alta. Recientemente la mayoría de los eruditos modernos creen que sus números son demasiado altos.

William D. Rubinstein resume el consenso de estos historiadores modernos:

En toda la historia de la Iglesia Católica nada ha causado más controversia que la Inquisición. A ojos de la gente este fue un acto maléfico, dándose así misma la reputación de un grupo sanguinario medieval hasta hace poco

Aunque no fue hasta el siglo XIX que la Inquisición terminó por completo, parece claro que el número de víctimas de la Inquisición fácilmente puede ser exagerado. Juan Antonio Llorente (1756-1823), un feroz enemigo de la Inquisición y escritor del libro: Historia de la Inquisición de 1817-1819, sigue siendo la obra más famosa como ataque a la Inquisición. Su obra estima que el número de ejecuciones llevadas a cabo durante la totalidad del periodo en el que se llevó acabo la Inquisición española, desde 1483 hasta su abolición por Napoleón, fue entre 31,912 a 291,450 personas “condenadas a servir penitencias.” La mayoría de historiadores recientes consideran esta cifra demasiado alta (William D. Rubinstein, Genocidio [Routledge, 2004], 34).

Henry Kamen, una de las voces más reconocidas en el estudio de la Inquisición española, concluye en una investigación publicada por la Universidad de Yale (Cuarta edición, 2014) que: “Podemos concluir con probable estimación, que un máximo de tres mil personas pudieron haber sido condenados a muerte durante toda la Inquisición, basados en la documentación disponible” (Pág. 253). Puede que las estimaciones de Kamen sean demasiado bajas, pero representan la perspectiva general de los estudiosos contemporáneos.

Historiadores modernos añaden que España tenia una población total de alrededor de 7.5 millones de personas durante el siglo XVI, durante el apogeo de la Inquisición española (cp. John Huxtable Elliott, España y Su Mundo, 1500-1700 [Yale University Press, 1989] , 223). Es por eso que varias personas en la actualidad concluyen que la noción de que la Inquisición española podría haber ejecutando decenas de millones de personas durante ese mismo período de tiempo parece ser matemáticamente inconcebible.

2. En segundo lugar, algunos historiadores más antiguos parecen haber fusionado el número de personas muertas con el número de personas perseguidas por la Inquisición. En otras palabras, cuando hablaban de “víctimas de la Inquisición” no especificaron entre los que fueron ejecutados y los que fueron encarcelados o simplemente obligados a huir a causa de la persecución. Obviamente, dependiendo de cómo se definen las víctimas, el número varia ampliamente. Puede ser que solamente unas decenas de miles de personas hayan sido ejecutadas, pero hubo cientos de miles de personas que sufrieron de alguna manera u otra.

David Plaisted, profesor en la Universidad de Carolina del Norte, en su artículo “Las estimaciones sobre el número de muertos por el Papado en la Edad Media“, concluye que el número de ejecuciones durante la Inquisición española podría no ser más alto que apenas unos pocos miles. A tu vez, determina que las cifras presentas por historiadores más antiguos incluyen toda persona que fue llevada a juicio, no sólo aquellas que fueron asesinadas. Además, algunas de las estimaciones anteriores probablemente incluían víctimas que no eran protestantes (como judíos y musulmanes) que fueron expulsados ​​de España como resultado de la persecución.

3. En tercer lugar, la confusión puede ser también atribuida a la fusión con otros eventos de la historia europea. En un sentido estricto de la palabra, “Inquisición” se refiere a los juicios oficiales realizados por las autoridades Católicas Romanas en contra de “herejes”, en lugares como España y Portugal. Por lo tanto si utilizamos el significado estricto de la palabra “Inquisición” cuando hablamos de ejecuciones de personas protestantes, el numero de víctimas se encuentra entre miles y decenas de miles de personas.

Sin embargo, si utilizamos el término en un sentido amplio para representar a todo juicio Católico en contra de cualquier persona no Católica, entonces los números se elevan dramáticamente. Si un historiador incluye las formas de tortura y asesinato (aunque no impliquen a un juicio formal) y guerras religiosas y otras formas de violencia contra cualquier persona no Católica, fácilmente podría concluir que el numero de víctimas, tanto en España como en Portugal, fue más de un millón de personas.

Así que … ¿cuántos protestantes fueron asesinados durante la Inquisición española?

Bueno, eso depende de cómo se utiliza la palabra “Inquisición”. Y aún así, la realidad es que nadie lo sabe a ciencia cierta.

Sin embargo, si solamente tomamos las ejecuciones oficiales durante la Santa Inquisición, la mayoría de los expertos colocarían que el número total de ejecuciones está entre tres mil a diez mil víctimas, con una adicional número de personas que murieron como consecuencia de torturas u maltratos entre 100 mil a 125 mil personas; mientras que la Inquisición en Portugal resultó en aún menos víctimas (cp. José Pérez, La Inquisición española [Perfil Libros, 2006], 173; vea también R.J. Rummel, Muerte por el Gobierno [Transaction Publishers, 2009], 62).

Publicado originalmente aquí

****

Nathan Busenitz, candidato a doctorado en filosofía (Ph.D.) en The Master’s Seminary, es profesor de teología histórica en la misma institución. Después de haber servido como asistente personal de John MacArthur, Nathan llegó a formar parte del profesorado de TMS en el 2009. Él y su familia viven en Los Ángeles, CA.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: