Skip to content

Decepcionado

29 abril 2015

clip_image001

Decepcionado

¿Alguna vez ha estado decepcionado con Dios?

Le pasa a todos nosotros. Ya sea que se tratara de un sueño de infancia que nunca se cumplió o una promoción en el trabajo que hubieron pasado, deseamos que Dios hubiese escrito nuestra historia de acuerdo a nuestro plan y no al suyo.

En el devocional de hoy, quiero mirar a un nivel más profundo de la decepción. Al igual que hemos estado haciendo durante las últimas semanas, vamos a utilizar nuestro querido amigo Jonás como un estudio de caso.

Después de que Jonás evangelizó la ciudad de Nínive, todos sus habitantes se cubrieron de cilicio, se sentaron en cenizas, y ayunaron en arrepentimiento. Y al igual que los Salmos declaran, el Señor es "misericordioso y clemente, tardo para la ira y grande en misericordia" (103: 8) – Dios "se arrepintió del mal que había dicho que iba a hacer con ellos." (Jonás 3:10)

Entonces nos encontramos con esta declaración chocante en Jonás 4:1 – “Pero esto [la misericordia de Dios hacia Nínive] desagradó a Jonás en gran manera, y se enojó.” Jonás estaba decepcionado porque Dios extendió su misericordia a los que él pensaba merecían condenación.

Aquí está la pregunta para usted hoy: ¿a quién desea ver juzgado en lugar de perdonado? No sólo me estoy refiriendo al infierno, aunque esta historia sin duda tiene consecuencias eternas. Cuando uso “juzgado” o “condenado,” me refiero a enfrentar las consecuencias de sus acciones pecaminosas, ya sea en esta vida o en la próxima.

  • Si usted es un esposo o esposa y su cónyuge le ha causado años, incluso décadas, de dolor, ¿Habrá una parte de su corazón que desea verlo tratado con dureza, incluso después de haberse dado cuenta de su error?
  • Si usted es un padre y su hijo rebelde le ha producido algo más que una experiencia dura para su vida, ¿habrá una parte de su corazón que desea verlos castigados adecuadamente, incluso después de que se hayan dado cuenta de su error?
  • Si usted es un hermano, un vecino, un compañero de trabajo, un jefe o un empleado – ¿hay alguien en su vida que más bien fuese juzgado y condenado más que bendecido y perdonado, incluso después de haber dado cuenta de su error?

Aquí está la ironía de la decepción de Jonás: la misma misericordia que él seseaba ser retenida de Nínive es la misma misericordia que lo mantenía con vida.

Jonás merecía la condenación y el castigo cuando huyó de Dios, pero recibió en cambio una segunda oportunidad (Jonás 3: 1). Jonás recibió vida en lugar de muerte, pero sin embargo, él deseaba que otros recibieran muerte en lugar de la vida. Tristemente, usted y yo operamos en el mismo camino.

Al igual que Jonás se olvidó de su propia rebelión, nosotros olvidamos nuestra propia rebelión. Al igual que Jonás se olvidó de la misericordia de Dios extendida a él, nos olvidamos de lo misericordioso que Dios ha sido para nosotros. Pero cuando recordamos nuestra condición pasada (y presente), y cuando recordamos la naturaleza pasada (y presente) de la misericordia de Dios, se hace imposible no celebrar la salvación de Nínive.

Yo digo y escribo esto todo el tiempo: Las personas que dan gracia son las que mejor saben que más la necesitan. Esta semana, recuerde la condición de su pecado y la naturaleza de la misericordia de Dios para con su pecado. Le alterará radicalmente la forma en que usted se relaciona con la gente que dice que ama.

Dios los bendiga

Paul David Tripp


Preguntas para Reflexión

  1. Reflexione sobre un sueño que nunca se realizó. ¿Cuál fue (o es) su sueño, y cual fue (o es) su respuesta cuando no se hizo realidad?
  2. Reflexione en un momento en que usted no recibió lo que pensó que merecía ¿Por qué se siente con derecho y cómo responde usted cuando usted no lo hubieras recibido?
  3. ¿Celebra libremente los éxitos y las alegrías de los demás? O ¿se encuentra desanimado cuando algo bueno sucede a otra persona?
  4. ¿A quién prefiere ver juzgados que perdonado? Sea específico, escoja a alguien con quien con el que tiene una relación personal (en lugar de una figura pública, un tirano político, etc).
  5. ¿De qué manera cree que se ha graduado de su pecado y necesite de misericordia? ¿Por qué es peligrosa esta mentalidad de "arribo"?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: