Skip to content

Sombra Para Nuestros Hijos

27 abril 2015

clip_image002Sombra Para Nuestros Hijos

Efesios 6:4

Por John MacArthur

Un viejo proverbio chino dice: "Una generación siembra árboles y otra obtiene la sombra." Nuestra generación vive en la sombra de muchos árboles que fueron plantados por nuestros antepasados.

En términos espirituales, obtenemos sombra de las normas éticas, las percepciones de lo correcto e incorrecto, el sentido del deber moral, y sobre todo, el compromiso espiritual de nuestros padres y abuelos. Sus ideales determinan el tipo de civilización que hemos heredado de ellos, y los ideales de nuestra generación moldearan asimismo la cultura del mañana para nuestros hijos.

No hay duda de que la sociedad se encuentra en un grave estado de decadencia moral y espiritual. Así que la pregunta que enfrentan los padres cristianos hoy es si podemos plantar o no algunos árboles que darán sombra a las generaciones futuras de lo que bien puede ser el calor abrasador de los valores anticristianos en un mundo anticristiano. ¿Estamos sembrando el tipo correcto de sombra de árboles o estamos dejando a nuestros hijos totalmente expuestos?

La Desaparición de la Sociedad Moderna

Debería ser obvio para cualquiera que esté comprometido con la verdad de las Escrituras que nuestra cultura se está desintegrando rápidamente moral, ética, y sobre todo espiritualmente. Los valores que hoy se abrazan por la sociedad están muy fuera de sincronía con el orden divino de Dios.

De hecho, el único tabú en estos días es afirmar las normas morales absolutas que nuestro Señor instituyó en Su Palabra. Los estilos de vida de promiscuidad, el libertinaje, la rebelión y la anarquía no son simplemente tolerados; son celebrados. El egoísmo, la codicia y la deshonestidad son aceptadas e incluso esperadas.

Y las normas de la familia no son mejores. El divorcio está disponible a pedido por cualquier razón, o por ninguna razón en absoluto. Se alienta a las mujeres casadas con hijos a trabajar fuera del hogar. El entretenimiento y la televisión en particular, domina la vida del hogar. El genocidio de los niños no nacidos se defiende agresivamente. Las diferencias de género se han minimizado, suprimido, y en lo posible, eliminado de la discusión pública. Y el matrimonio homosexual es promovido agresivamente en toda la cultura, hasta el punto de que cualquier cosa menos que la celebración se le ve como fanatismo.

En resumen, nuestra sociedad está librando una guerra total contra las normas bíblicas para la moral, y la familia es uno de los campos de batalla clave.

¿Dónde está la Iglesia en todo esto?

Como el componente básico de la sociedad, la familia necesita ser protegida y defendida. Pero la mera reforma moral no es la solución para todo lo que aqueja a nuestra sociedad secular. Esto no es un grito de guerra para los cristianos para ser más agresivos en la búsqueda de la acción política. Mucho de los esfuerzos de la Iglesia en los últimos años se ha desperdiciado tratando de enfrentar las tendencias anti-familia, como el aborto y la homosexualidad, a través de los esfuerzos legislativos por sí solos. La Reforma no es una respuesta para una cultura como la nuestra. La redención es lo que se necesita, y esto ocurre a nivel individual, no a nivel social. La iglesia tiene que volver a la verdadera tarea a la que estamos llamados: evangelizar a los perdidos. Sólo cuando multitudes de personas en nuestra sociedad se vuelvan a Cristo serán la propia sociedad experimentará cualquier transformación significativa.

Mientras tanto, las familias cristianas tienen la obligación de plantar árboles de sombra para las futuras generaciones de hijos. Pero, francamente, incluso en la iglesia, la condición de la familia se ve bastante sombría.

No es que no sean señales positivas. Durante casi tres décadas se ha producido una tremenda preocupación entre los evangélicos con la necesidad de rescatar a la familia. Las librerías cristianas están bien surtidas con libros sobre el matrimonio y la familia. La radio cristiana también está llena de programación orientada a la familia. No hay escasez de programas cristianos, seminarios y ministerios dedicados a la familia y la crianza de los hijos.

A pesar de toda la tinta y el tiempo aire que tales ministerios han dedicado a los temas de la crianza de los hijos y la familia, sin embargo, las estadísticas siguen mostrando que, en general, las familias cristianas no están en condiciones mucho mejores que las familias de sus vecinos no cristianos. Los hijos de familias cristianas no son inmunes a la tentación de las drogas, las pandillas, la promiscuidad sexual, y todos los otros males que aquejan a la juventud de hoy. En general, las familias cristianas están sufriendo de los mismos males como las familias no cristianas.

Algo esta claramente mal.

¿Es bíblico, o simplemente "cristiano"?

Parte del problema es que muchos de los programas de crianza de los hijos y la familia que están etiquetados hoy como "cristianos" no son verdaderamente cristianos. Algunos son nada más que un conductismo secular cubierto de una chapa religiosa –una amalgama impía religiosa de expresiones que suenan bíblicas mezclados con psicología humanista. Incluso algunos de los mejores programas cristianas para los padres se centran demasiado en los asuntos extrabíblicos relativamente pequeños y no lo suficiente en los principios bíblicos esenciales. Un libro que consulté pasa capítulo tras capítulo sobre temas como la forma de hacer una lista de tareas para colgarla en la nevera, la forma de organizar el horario de su hijo para limitar el tiempo de televisión, juegos para jugar en el coche, y consejos similares de cómo hacerlo. Tales preocupaciones pragmáticas pueden tener su lugar, pero no van al corazón de lo que los padres cristianos en una sociedad como la nuestra deben abordar. (Eso libro en particular en realidad tenía muy poco que fuese distintivamente cristiano, fuera del prefacio del autor.)

Algunos programas cristianos para los padres parecen empezar bien, pero se rápidamente se alejan de los principios bíblicos y en otras cosas. Esas otras cosas a menudo reciben más atención que las cuestiones más vitales que son verdaderamente bíblicas. Los padres que firman a tales programas exigen programas detallados y lentamente reglamentados o sistemas de crianza de los hijos "llave en mano" que funciones justo al sacarlos de la caja. Así que eso es lo que los expertos tratan de producir. Las listas resultantes de las reglas y los formatos del ‘como hacer’ reemplazan rápidamente los principios bíblicos vitales. El señuelo en esta dirección es sutil pero fuerte, y raro es el gurú de crianza de los hijos que lo evite con éxito.

Lo que necesitamos desesperadamente es un retorno a los principios bíblicos de la crianza de los hijos. Los padres cristianos no necesitan nuevos programas, retractilados; necesitan aplicarse y obedecerse consistentemente los pocos principios simples que se establecen claramente en la Palabra de Dios para los padres, como éstos: Constantemente enseñar a sus hijos la verdad de la Palabra de Dios (Deuteronomio 6:7). Disciplinarlos cuando lo hagan mal (Proverbios 23:13-14). Y no provocarlos a ira (Colosenses 3:21). Esos pocos principios por si solo, si se aplican sistemáticamente, tendrían un impacto mucho mayor positivo para el típico padre que lucha con horas de discusión sobre si los bebés deben usar chupones, o a que edad a los niños se les permite elegir su propia ropa o decenas de temas similares que consumen tanto tiempo en el programa típico para los padres.

En los próximos días, vamos a examinar de cerca los principios bíblicos para padres y demás, y considerar el plan de Dios para la familia, y la mejor manera de dar sombra a sus hijos mediante la crianza "en la disciplina y amonestación del Señor "(Efesios 6: 4).

(Adaptado de What the Bible Says About Parenting .)


Disponible en línea en: http://gty.org/resources/Blog/B150427
COPYRIGHT © 2015 Gracia a Vosotros

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: