Skip to content

La Necesidad de Confirmación Externa

26 marzo 2015

clip_image002La Necesidad de Confirmación Externa

Por Dave Harvey

Cuando se trata de evaluar el llamado al ministerio pastoral, un sentido personal del llamado no es suficiente. El sentido subjetivo del llamado debe ser validado objetivamente por otros. Evaluación externa es un cordón esencial que usted y su iglesia atan, para seguridad.

¿Por qué es necesario este tipo de evaluación y validación de los demás? Debido a que es un principio bíblico. El registro bíblico presenta algunos ejemplos maravillosos y diversos de como la confirmación externa se desarrolla. A lo largo de la historia de Israel, hay una práctica de la unción y la aclamación. Representa un reconocimiento público de que Dios está convocando a un hombre para sus propósitos..

Incluso Jesús se somete al bautismo, lo que demuestra ser un momento de confirmación de su ministerio público. Al final de su ministerio, Jesús, de diversas maneras, comisiona a sus discípulos para la obra del Evangelio – sobre todo en los discursos de Juan 13-17 y en la Gran Comisión (Mateo 28: 18-20.). Así que cuando los discípulos se convierten en los iniciadores de iglesias de primera generación, están operando con un profundo sentido de haber sido enviados por otro. Lo que retomamos de este patrón bíblico es que el llamado interno agitando el alma es validado por la confirmación externa al hombre .

Este entrelazamiento del llamado interno y la información externa se aclara en uno de los pocos libros sobre el ministerio pastoral que entran en la categoría de lectura obligada para cualquier hombre que detecta un llamado. El Ministerio Cristiano por Charles Bridges está cerca de la parte superior de mi lista de los libros. Sobre la cuestión del llamado, Bridges da en el clavo cuando explica cuidadosamente tanto el aspecto subjetivo – "el deseo de la obra" – además del aspecto objetivo – "aptitud para el cargo".

Nuestra autoridad se deriva conjuntamente de Dios y de la Iglesia – es decir, se origina de Dios – confirmado por medio de la iglesia. El llamado externo es una comisión recibida de y reconocida por la Iglesia, de acuerdo con el orden sagrado y primitivo; no ciertamente calificando al ministro, sino acreditándolo, a quien Dios ha internamente y debidamente calificado. Este llamado comunica por lo tanto, sólo autoridad oficial. El llamado interno es la voz y el poder del Espíritu Santo, la dirección de la voluntad y del juicio, y transmite las cualidades personales. Ambos llamados, sin embargo – aunque esencialmente distintos en su carácter y fuente – son indispensables para el ejercicio de nuestra comisión.

Bridges está apuntando a la actividad soberana de Dios, tanto en llamados internos y externos. No es que el llamado interno viene de Dios y el externo viene del hombre. No, Dios obra a través de personas en ambos casos. En el llamado interno Dios obra a través de la agencia humana de nuestra propia voluntad y juicio; en el llamado externo el trabaja a través de la agencia humana de su iglesia.

Publicado en: Do Others Agree With Your Calling?

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: