Skip to content

En Secreto

21 octubre 2014

clip_image002En Secreto

Por Derek Thomas

De acuerdo con Jesús, es lo que hacemos en secreto es lo que más importa. Jesús no está sugiriendo que lo exterior no es importante-ni mucho menos. “¿De qué sirve, hermanos míos, si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras?¿Podrá la fe salvarle?” (Santiago 2:14).

La respuesta es rotundamente no. Sin embargo, también es posible tener obras externas, pero sin una realidad interna. En este caso, la religión es un pretexto. Seis veces en el Sermón del Monte, se alude a tres ejercicios distintos y Jesús emplea el término secreto:

  • Dar “en secreto… y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (Mateo 6:4).
  • Orar “en secreto… y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público” (v. 6).
  • Ayunar“en secreto … y tu Padre que ve en lo secreto, te recompensará” (v. 18).

El Sermón del Monte está abordando el tema de la autenticidad. ¿Qué tan real es nuestra relación con el Señor Jesús? Es del todo es posible practicar una pantalla externa de piedad –a “predicar con el ejemplo”– sin demostrar cualquier realidad interna de la piedad. Esto es cierto para todos los que profesan ser cristianos, y es especialmente cierto de los que participan en el ministerio cristiano. El cristianismo auténtico requiere una “obra de fe” externa y discernible (1 Tesalonicenses 1:3; 2 Tesalonicenses 1:11). Pero también requiere genuinos afectos piadosos y una disciplina interna del corazón.

Hay una forma de ministerio que es más acerca del auto-servicio que del auto-sacrificio, de la auto-indulgencia que la auto-disciplina y la auto-promoción que de la auto-negación. También es dar lo que está diseñado para reconocimiento – las placas en las paredes destinadas a ser leídas por las generaciones venideras, o comunicados de prensa para informar al mundo de las “generosas donaciones”; las oraciones en lenguaje prístino similar a Cranmer del siglo XVI sugiriendo profundidades de piedad personal; el ayuno que se muestra a través de las camisetas de cuello abierto revelando un torso acanalado.

Pero todas estas manifestaciones externas de religiosidad pueden no ser más que mera hipocresía. La palabra griega traducida como “hipócritas” (Mateo 6:2, 5) se refiere a las máscaras usadas por los actores antiguos como símbolos de la pretensión y espectáculo. Por lo tanto, dar con bombo y platillo; orar con orgullo; ayuno con previo aviso. Este ministerio es inauténtico. Es una farsa.

El ministerio Inauténtico era una acusación hecha en contra de Pablo. Los corintios, decían que había discrepancia entre la forma en que escribía sus cartas y la forma en que era en persona: “Sus cartas son duras y fuertes, pero su presencia corporal débil, y su palabra despreciable” (2 Cor 10:10). Es una acusación grave, y en su segunda carta a la iglesia en Corinto, Pablo pasa casi todo el tiempo defendiéndose. La crítica proviene de los celos y por lo tanto no tenía ninguna legitimidad. Pero el hecho es, la acusación puede ser verdad –no de Pablo, sino de nosotros. El liderazgo exige sinceridad, autenticidad y transparencia.

Es cierto, hay un cierto cliché de la palabra auténtica cuando se aplica al ministerio cristiano (añada contemporánea, intencional, pertinente, y comunidad a esa lista). Si realmente tenemos que añadir la descripción auténtica, es probable que estemos tratando ser demasiado duros y por lo tanto no ser auténticos en absoluto. Sin embargo, la hipocresía acecha en todas partes, sobre todo en el ministerio cristiano, y la ignoramos a nuestro propio riesgo.

La piedad debe encontrarse en el corazón si es que es auténtica. El que ora más en público que en privado, sólo da en los eventos especiales cuando probablemente les sean dadas las gracias por ello, o práctica las disciplinas espirituales y permite a todos saber la difícil rutina espiritual que mantiene, está más preocupado por la apariencia externa que la de un corazón relacionado con Jesús.

Jonathan Edwards observó el patrón del hipócrita con respecto a la oración:

Quizás asisten en días de reposo, y a veces en otros días. Sin embargo, han dejado de hacer una práctica constante todos los días para retirarse a adorar sólo a Dios y buscar su rostro en lugares secretos. A veces hacen un poco para tranquilizar la conciencia, y sólo para mantener viva su esperanza antigua; porque sería impactante para ellos, incluso después de todo su trato sutil con sus conciencias, llamarse a sí mismos convertidos, y sin embargo vivir totalmente sin oración. Sin embargo, la práctica de la oración secreta la han abandonado en gran medida.

Ha habido un aumento en el uso de las “oraciones escritas” en el culto presbiteriano en la última década. En parte, es un reflejo del deseo de elevar la adoración. Las oraciones escritas litúrgicas preparadas son ciertamente preferible a la (de otra manera) escasez y vacío de algunas oraciones extemporáneas. Pero las oraciones escritas (procedentes de El Valle de la Visión , por ejemplo) pueden simplemente enmascarar el vacío del corazón.

Y Thomas Cranmer parecía entender el peligro de llevar una máscara de hipocresía cuando incluyó la Colecta de la Pureza en el Libro de Oración Común de la Iglesia Anglicana. Cranmer lo colocó justo antes de la celebración de la Cena del Señor:

Dios Todopoderoso, para quien todos los corazones estén abiertos, todos los deseos conocidos, y de quien ningún secreto está escondido; Purifica los pensamientos de nuestros corazones por la inspiración de tu Santo Espíritu, que perfectamente te amemos y dignamente magnifiquemos tu santo Nombre; por Jesucristo, nuestro Señor.

Esta es una oración para todas las temporadas.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: