Skip to content

Apologética Presuposicional: Resumen

7 febrero 2013

clip_image001Apologética Presuposicional: Resumen

Por Mike Riccardi

Como ya he insinuado ayer , hay varios métodos diferentes, o escuelas, de apologética, o la defensa de la fe cristiana. Una de estas escuelas se llama apologética presuposicional, que espero describir hoy. Aunque mi objetivo es salvar la evaluación para mañana, es probable que sea fácil de entender que lo pienso favorablemente de presuposicionalismo. Pero mi objetivo hoy es simplemente dar una breve descripción de lo que es el presuposicionalismo.

Al igual que otros enfoques, el enfoque a la apologética presuposicional intenta hacer un argumento por la razonabilidad del cristianismo por defender la fe contra las objeciones (cf. 1 P. 3:15) y refutando las afirmaciones de otras cosmovisiones y religiones que son contrarias al cristianismo ( cf. 2 Corintios 10:5). Aunque el presuposicionalismo puede poner más énfasis en la participación activa de la refutación de las creencias contrarias que otras escuelas de la apologética, todas las escuelas de la apologética están de acuerdo en estos principios básicos.

Dos Mitos Rotos

Dos principios fundamentales, sin embargo, distinguen el presuposicionalismo de otras escuelas de la apologética como el evidencialismo o la apologética “clásica.” La primera es que el concepto de neutralidad es un mito. Porque Dios es el Creador del mundo, nada queda fuera del ámbito de su Señorío. Esto significa que nada —ni siquiera los hechos o el conocimiento es neutral. Todas las cosas son o bien (a) en sumisión o (b) se muestran hostiles al Señorío de Cristo.

El segundo principio es que la noción de autonomía humana es un mito. Una vez más, porque Dios es el Creador y el hombre es la criatura, el hombre no tiene ni el derecho ni la capacidad para evaluar la verdadera realidad (es decir, a la razón), independientemente de su Creador. Este es especialmente el caso a la luz del hecho de que la caída de la humanidad en pecado ha corrompido a todos los aspectos de nuestro ser, incluyendo nuestra capacidad de razonar . Debido a que el hombre es creado a imagen de Dios (Génesis 1:26-27) con la ley de Dios escrita en su corazón (Romanos 2:15), él instintivamente sabe que Dios existe como su Señor (Rom 1:19-20) . Pero a causa de los efectos del pecado en el corazón y la mente, el hombre suprime esa verdad en la injusticia (Rom 1:18). Mientras que antes de la caída de Adán correctamente se basó enteramente en la revelación de Dios por su conocimiento del mundo, después de la Caída el hombre empieza consigo mismo y su interpretación de la realidad como punto de partida para el conocimiento. Los no cristianos creen que su opinión, en lugar de la revelación de Dios, es la corte final de evaluación del mundo. Sin embargo, el presuposicionalista subraya que el Señorío de Dios y el pecado del hombre destruye toda “neutralidad” y hace todo –incluso la razón y las leyes de la lógica— dependiente de Dios mismo.

Presuponiendo la Verdad

Debido a estos principios, un distintivo clave de la apologética presuposicional es que el apologista debe presuponer (de ahí el nombre) la verdad de la Biblia y la cosmovisión cristiana. No debemos, ni siquiera por el bien del argumento, conceder que la realidad podría ser de otra manera de lo que realmente es. Esto también establece el presuposicionalismo aparte de otras escuelas de apologética, que tratan de encontrar un terreno común neutral con un incrédulo por el cual evaluar razonablemente las afirmaciones cristianas.

clip_image002Por ejemplo, un apologista probatorio puede proporcionar evidencia arqueológica, la cual se puede evaluar desde un punto de vista empírico, con el fin de argumentar a favor de la fiabilidad de la Biblia. O bien, un apologista clásico puede emplear un argumento lógico (como el argumento cosmológico) para argumentar a favor de la existencia de Dios, que el no creyente puede juzgar de ser razonable o irrazonable. En cualquier caso, el no creyente se presenta con evidencia y el apologista “exige un veredicto.”

Estos métodos parecen legítimos en la superficie, pero en realidad presuponen que los incrédulos piensan, razonan y evalúan las pruebas desde una perspectiva neutral. Pero debido a que (a) Dios es el Creador y Señor del universo, y (b) en la realidad, la verdad revelada en la Biblia es realmente cierta y no sólo potencialmente cierta, y (c) el no creyente pecaminosamente evalúa la evidencia de sus propios presupuestos y no de manera neutral, por lo tanto, (d) el apologista no debe renunciar a los presupuestos que subyacen a la fe cristiana. Hay que presuponer la verdad del cristianismo como punto de partida adecuado en nuestros encuentros apologéticos.

¿Qué Hace a Nuestra Verdad Mejor Que Su “verdad”?

Cuando hablo de “la verdad del cristianismo” como punto de partida adecuado, es importante aclarar que tal verdad se conoce de la revelación de Dios solamente. Como mencioné anteriormente, incluso antes que el pecado hubiese corrompido la mente humana, el conocimiento del hombre dependía de la revelación de Dios. Por lo tanto, un cristiano, que ha sido redimido del poder del pecado y ahora tiene la mente de Cristo (1 Corintios 2:16), también debe depender de la revelación de Dios para entender el mundo. Sabemos que las cosas son absolutamente falsas no porque somos omniscientes. Tampoco pretendemos ser inherentemente más listos que nadie. Más bien, Aquel que es omnisciente en Su gracia se ha revelado a Sí mismo en una manera que pueda ser entendido al que tenga fe en Jesucristo por el poder del Espíritu Santo. Por lo tanto, en nuestros diversos encuentros apologéticos con los no creyentes, debemos dejar claro que las verdades afirmadas en la Biblia son absolutamente ciertas, pero que nuestra seguridad no proviene de nuestros propios conocimientos o capacidades, sino a partir del conocimiento de Dios que claramente y bondadosamente nos ha revelado.

Argumentando Trascendentalmente

clip_image003Además, una característica distintiva de presuposicionalismo es argumentar trascendentalmente. Esto significa que la realidad en que vivimos —es decir, el pensamiento, realidad, conocimiento, etc—lógicamente presuponen que el Dios de la Biblia existe. Dicho de otra manera, Los presuposicionalistas argumentan que la cosmovisión cristiana debe ser cierta debido a la imposibilidad de lo contrario, dado el mundo en que vivimos. Ninguna otra visión del mundo puede explicar por qué las leyes de la lógica existen, o por qué los seres humanos tienen más de un sentido moral instintivo del bien y del mal. Sin el Dios de la Biblia, el argumento, el razonamiento, la moral y el orden natural son todos imposibles.

Por lo tanto, una tarea importante del apologista presuposicional es demostrar el fracaso de las visiones del mundo opuestas justificadas consistentemente por lo que vemos en el mundo. Por ejemplo, sin el Dios de la Biblia como el personal, legislador, soberano y absoluto legislador no se puede dar cuenta de por qué estamos horrorizados por los crímenes de la Alemania nazi. Es por eso que podemos estar de acuerdo en que esos actos eran objetivamente malos, y no simplemente “bueno para ellos, pero malos para mí.”

Apologética y Evangelismo

Por último, debemos recordar que nuestros encuentros apologéticos están indisolublemente ligados a la predicación del Evangelio. Nuestro objetivo final no es simplemente para ganar argumentos, sino almas. Recordando que el problema del no creyente no es la falta de pruebas o información, sino el hecho de que es ciego a la gloria de Cristo como se revela en el Evangelio (2 Corintios 4:4), debemos predicar el Evangelio desde la Palabra de Dios con la esperanza de que Dios conceda la fe y el arrepentimiento por medio de la predicación de la Palabra (2 Corintios 4:6; Rom 10:17).

Esto no quiere decir que el presuposicionalista está en contra de dar evidencias para el cristianismo. Desde luego, hay que “hacer una defensa” a todo el que lo demande (1 Pedro 3:15). Simplemente, nos damos cuenta de que esta evidencia debe ser presentada de acuerdo con los presupuestos de la revelación bíblica, y que el dar evidencia no es decisivo para cambiar el corazón del creyente. En otras palabras, puesto que el problema del no creyente no es intelectual, sino ético, debemos argumentar, persuadir y predicar como sabemos que sólo el Evangelio puede resolver el problema ético.

Resumen

En resumen, el presuposicionalismo hace hincapié en que debido a que Dios es el Creador y Señor, la humanidad no es libre de razonar sin Dios, y no hay terreno neutral por el cual razonar con un incrédulo. Todo el conocimiento depende de la revelación de Dios, y así mientras nos involucramos con los no creyentes debemos presuponer la Trinidad, al Dios redentor de la Biblia, en vez de llevar al incrédulo a suponer que él es libre de creer o no creer. El presuposicionalismo también argumenta trascendentalmente, es decir, que el cristianismo es verdad debido a la imposibilidad de lo contrario. Por último, el apologista presuposicional busca ser coherente con una antropología bíblica, y reconoce que es sólo la regeneración del Espíritu a través de la predicación del Evangelio, que puede cambiar el corazón del incrédulo.

¿Cómo lo hice? ¿Crees que esto representa con exactitud la enseñanza de la apologética presuposicional?

3 comentarios leave one →
  1. Pancho permalink
    16 abril 2013 8:46 am

    Buen artículo hermano.

    Un abrazo desde Iquique, Chile.

  2. C.B. permalink
    8 abril 2015 3:44 pm

    “Sabemos que las cosas son absolutamente falsas porque somos omniscientes.”

    ¿No debe decir esto: “Sabemos que las cosas son absolutamente falsas NO porque somos omniscientes”?

  3. Armando Valdez permalink*
    8 abril 2015 3:51 pm

    Corregido. Muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: