Saltar al contenido

Una Filosofía Bíblica de ministerio

17 septiembre 2010

clip_image001_thumb.jpgUna Filosofía Bíblica de ministerio

Henry Tolopilo

Pastor, Ministerio Hispano

INTRODUCCION

Si vamos a ser líderes fieles, debemos de trabajar diligentemente para desarrollar una filosofía de

ministerio que es básicamente tanto estratégica como bíblica. Este seminario presentará los puntos de una filosofía de ministerio eficaz.

En relación con este objetivo, es apropiado considerar las siguientes preguntas:

• ¿Qué debería impulsar a un ministerio en particular?

• ¿Existen diferentes formas que se pueden adoptar para tener un ministerio efectivo?

• ¿Cómo determina lo que debería de hacer?

• ¿Cómo desarrolla un ministerio que es bíblicamente exitoso?

I. DEFINICION DE UNA FILOSOFIA BIBLICA DE MINISTERIO

¿Qué es una filosofía de ministerio y por qué es tan importante definirla claramente?

A. DEFINICION GENERAL

Una filosofía de ministerio es un conjunto de principios inalterables que determinan como va a funcionar el ministerio. En pocas palabras, su filosofía de ministerio define el por qué de lo que hace.

B. DEFINICION ESPECIFICA

Una filosofía bíblica de ministerio es un conjunto de principios bíblicos NO NEGOCIABLES que guían todas las elecciones y decisiones en su ministerio.

La filosofía de ministerio debe de ser obtenida de una investigación cuidadosa de la enseñanza explícita de las Escrituras y de las metologías implícitas que pueden ser obtenidas observando como era el ministerio en la iglesia primitiva. Por supuesto, ninguna discusión de las enseñanzas de las Escrituras, tanto explícitas como implícitas, puede llevarse a cabo fuera del apropiado control exegético y hermeneútico.

Cuando se es capáz de definir la filosofía de ministerio de esta crucial manera, usted no sólo sabrá por qué hace lo que está haciendo, sino también cómo hacerlo.

II. LOS BENEFICIOS DE UNA FILOSOFIA DE MINISTERIO

A. Desarrolla una unidad de dirección.

Una vez que su filosofía de ministerio ha sido firmemente establecida, esta se filtra en el resto de la congregación para elaborar un enfoque consecuente a la hora de ministrar. También funciona para impulsar la constante comunicación del propósito y la dirección global.

B. Le obliga a determinar sus objetivos mes a mes y año a año con un firme entendimiento bíblico global del ministerio en mente.

III. EL DESARROLLO DE UNA FILOSOFIA DE MINISTERIO

Todo el mundo tiene una filosofía de ministerio, ya sea que se perciba o entienda, esté claramente definida, o sea bíblicamente consecuente o no. ¿Cómo se desarrolla una filosofía de ministerio?

A. EL PLANTEAMIENTO INAPROPIADO

1. Comenzar por el enfoque en los programas

a. Intentar duplicar un “programa modelo”.

Problema: Esto conducirá a la frustración y el fracaso, porque la manera específica en que Dios elige trabajar varía en cada situación dependiendo de la naturaleza y necesi- dades de la gente, y la singularidad de cada caso.

b. Seguir con un programa existente (es decir, hacemos lo que hacemos porque siempre lo hemos hecho así, o porque funcionó una vez).

Problema: Esto llevará a la frustración y el fracaso porque las personas y sus necesidades cambian constantemente.

2. Comenzar por el enfoque en las necesidades.

a. Preguntar a la gente lo que quiere.

Problema: Cuando se enfoca en las necesidades sentidas, siempre se acabará con un programa supercial y socialmente orientado.

b. Buscar atraer a la gente por medio de agradarles.

Problema: Cuando se enfoca en las necesidades sentidas, siempre

se tendrá un ministerio centrado en el hombre en lugar de en Dios.

3. Comenzar por el estableciendo de metas

a. Establecer metas para alcanzar el “éxito”.

Problema: Cuando se comienza por el establecimiento de metas, estas siempre se ajustarán a su visión del exito, ya

sea correcta o equivocada. Esto puede llevar a confun- dir tamaño con éxito, es decir, grande es mejor.

b. Establecer metas basadas en las evaluaciones incorrectas de la congregación.

Problema: Cuando las metas no están basadas en necesidades

“reales”, aunque estas puedan ser realizables, siempre conducirán a un cristianismo superficial.

B. EL PLANTEAMIENTO APROPIADO

EL MINISTERIO DEBE DE ESTAR BASADO EN UN FUNDAMENTO BIBLICO CORRECTO. ESTE FUNDAMENTO (FILOSOFIA) PROVEE EL MARCO EN EL QUE PUEDE SER EVALUADO TODO LO QUE UNO HACE.

LOS ELEMENTOS DE UN FUNDAMENTO BIBLICO:

1. Un concepto alto de Dios

a. Dios es santo y justo (y otras perfecciones).

b. Debemos de buscar el expresar sus atributos comunicables.

e.g. …por lo tanto debemos de ser santos (santificación práctica). NOTA: EL FRACASO DE NO TENER UN ALTO CONCEPTO DE

DIOS CONDUCE A:

• La tolerancia del pecado.

• Centrarse en el hombre, evidenciado en la enseñanza y los programas.

RESULTADO: La iglesia refleja un ministerio centrado en el hombre que intenta agradar a los iguales, por encima de glorificar a Dios.

Preguntas a considerar:

• ¿Mi enseñanza se centra en promover la santidad de

Dios o la comodidad del hombre?

• ¿Practica nuestra iglesia la disciplina bíblica (Mateo

18)?

• ¿Tiene la gente reverencia hacia el carácter de Dios?

• ¿Comprometemos la verdad para agradar a las personas o mantener el status quo?

EL COMPROMISO A UN ALTO CONCEPTO DE DIOS NOS LLEVARA A

VER SU PALABRA COMO LA PERFECTA GUÍA PARA NUESTRAS VIDAS…

2. La afirmación de la palabra de Dios.

a. Inspiración— inspiración verbal y plena (2 Tim. 3:16; 2 Pe. 1:20-21).

Es “espirada” por Dios.

b. Infalible—No contiene ningún error. Dios comunicó la verdad a los individuos divinamente escogidos. Y lo que ellos escribieron no se desvió de la formulación original de la verdad de la manera que existía en la mente de Dios (Sal. 19).

c. Autoridad—en pocas palabras: ¡Debo hacer lo que dice! (Sal. 119).

Si tenemos una filosofía bíblica de ministerio, esta debe de buscar su única autoridad en la palabra de Dios. Como John MacArthur ha escrito:

La segunda verdad no negociable que forma el esqueleto de la iglesia es la absoluta autoridad de las Escrituras. La Biblia está constantemente bajo ataque, incluso desde dentro de la iglesia… La Biblia está siendo atacada abiertamente.

En mi opinión, creo que los Carismáticos atacan la Biblia cuando le añaden sus visiones y revelaciones. Es un ataque sutil y a menudo no intencionado, pero de todas maneras es un ataque. Ellos dicen que Jesus les dijo esto y que Dios les dijo aquello. Están minando la Biblia cuando no la consideran la única autoridad. Aquellos que creen que Dios regularmente habla a través de mensajes especiales a cristianos individualmente trivializan Su Palabra. Dios se revela principalmente a través de las páginas de las Escrituras, y esta revelación escrita debe de ser mantenida como la absoluta autoridad…

Uno de los peores asaltos a la Palabra de Dios viene de parte de gente que dice que cree la Biblia pero no saben lo que esta enseña. Este es la clase de ataque más sutil. La gente a lo largo del mundo dice creer la Biblia de principio a fin pero no conocen ni un párrafo de ella. ¿Cómo pueden creer en lo que no conocen?

Jesús dijo, ”No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra

que sale de la boca de Dios” (Mat. 4:4). Si somos alimentados por toda palabra que sale de la boca de Dios, debemos estudiar cada palabra. (The Master’s Plan for the Church [Chicago: Moody, 1991], pp. 26-27)

d. Suficiencia—(2 Pe. 1:3-4; Sal. 19; 2 Tim. 3:17; Heb. 4:12).

La creencia en la suficiencia de las Escrituras prohibe cualquier intento de integrarla con psicología o filosofías mundanas.

e. Relevante—Es totalmente relevante para cada situación (Sal. 19;2 Tim.

3:17; Sal. 119:105; Isa. 40:8).

Puede no darnos una respuesta explícita para cada problema específico, pero siempre nos da los principios por los cuales podemos, por medio de la obediencia, glorificar a Dios.

NOTA: El fracaso de no reconocer la inspiración, infalibilidad, autoridad, suficiencia, y relevancia de la Palabra lleva a:

• Buscar la comodidad en lugar de la obediencia

• La experiencia personal como autoridad en lugar de la Palabra de Dios.

• El pensamiento contemporaneo como la guía para la vida en lugar de los principios de la verdad divina.

RESULTADO: La iglesia produce gente que persigue sus propios deseos basados en estándares impíos.

El resultado de este esencial componente, una perspectiva correcta de las Escrituras, será el compromiso con la enseñanza de la sana doctrina, y por lo tanto como los cristiannos deben de cambiar y crecer. De nuevo, MacArthur afirma:

Si se tiene un alto concepto de Dios y se está comprometido con El, uno se debe de adherir a lo que su Palabra enseña. Las enseñanzas de la Palabra de Dios confeccionan una doctrina sólida .

Hoy en día, muchos cristianos tienen una doctrina vaga. Muchos pastores ofrecen “sermonitos para cristianitos”—sermones cortos que son agradables e interesantes. Algunas veces, estos sermones le pueden hacer sentir bien, triste o emocionado. Pero rara vez escuchamos la enseñanza o discusión de la doctrina. Muy pocos predicadores explican la verdad acerca de Dios, la vida, la muerte, el cielo, el infierno, el hombre, el pecado, Cristo, los

ángeles, el Espíritu Santo, la posición del creyente, la carne, o el mundo. Necesitamos verdades a las que agarrarnos. Necesitamos leer un texto, descubrir lo que dice y significa, sacar la verdad divina y plantar esa verdad en la mente de la gente por medio de repetirla…El caso es que la gente necesita una doctrina sólida en la que puedan cimentar sus vidas. (TheMaster‘sPlanforthe Church [Chicago: Moody, 1991], p. 27).

Preguntas a considerar:

• ¿Se somete su gente con buena disposición y humildad a la autoridad de la Palabra?

• ¿Se ajustan las vidas de su gente a la Palabra?

• ¿Está enseñando la Palabra de tal manera que la gente puede aplicarla en sus vidas?

• ¿Va a la Palabra de Dios para encontrar las respuestas a los problemas de la gente?

LA ASEVERACIÓN DE LA PALABRA DE DIOS ES LA BASE DE UNA VISION BIBLICA DE LA HUMANIDAD…

3. Una antropología correcta.

a. La humanidad está totalmente depravada.

• No puede hacer nada bueno por si mismo (Rom. 3:10-18).

• Su corazón es engañosamente malvado (Jer. 17:9-10).

• Su objetivo continuo en la vida es únicamente egoísta y malvado

(Gen. 6:5).

b. El hombre fue creado para glorificar a Dios, pero por causa de su pecado, busca glorificarse a si mismo (Rom. 3:23).

NOTA: El pecador está alejado de Dios, y como resultado, buscará la satisfacción en el sistema malvado del mundo (1 John 2:15-17). Las implicaciones son preocupantes:

• Cristo no será visto como la única solución a las necesidades del hombre.

• Se proveerán substitutos que prometen la satisfacción y un mejor concepto de uno mismo.

Se tratarán las necesidades “sentidas” en lugar de las reales.
RESULTADO: La iglesia produce gente que toma decisiones para resolver los
problemas de su vida basadas en lo que ellos creen que cubrirá de
una manera práctica sus necesidades percibidas.

Preguntas a considerar:

• ¿Es el objetivo de su enseñanza el confrontar el pecado

y ver a Dios cambiar vidas, o agradar a gente y hacerles sentirse bien acerca de ellos mimos?

• ¿Son su gente más semejantes a Cristo hoy que hace un un año? ¿ Pueden medir su progreso espiritual?

• ¿Está viviendo una vida de total dependencia en Dios como modelo para su gente?

EL CONOCER ESTO NOS PERMITE FORMULAR UN MINISTERIO QUE BUSCA CUBRIR LAS NECESIDADES REALES, NO UNICAMENTE LAS PERCIBIDAS. POR LO TANTO, EL OBJETIVO DE TODO MINISTERIO VERDADERO ES GUIAR A LA GENTE A UNA RELACION MAS PROFUNDA CON DIOS POR MEDIO DE LA OBEDIENCIA A SU PALABRA.

UN CONCEPTO ADECUADO DEL HOMBRE NOS PERMITE ENTENDER CORRECTAMENTE EL PROPOSITO DE LA IGLESIA…

4. Un entendimiento correcto del propósito de la Iglesia.

a. La Iglesia existe para alabar y glorificar a Dios (1 Cor. 10:31; Heb. 13:15).

b. La Iglesia existe para ser un recipiente de la verdad divina (1 Tim. 3:15).

c. La Iglesia existe para proveer un contexto de comunión cariñosa los unos con los otros con el propósito de la edificación mutua (Efe. 3:16-19; 4:12-

16).

d. La Iglesia existe como centro de entrenamiento, por medio del cual la gente puede crecer, a través de la aplicación de la enseñanza y el uso de sus dones espirituales (1 Cor. 12-14; Rom. 12; Efe. 4).

e. La Iglesia existe para ser luz en medio de un mundo en tinieblas, para la evangelización de los elegidos de Dios (Mat. 5:13-16; 28:19-20; Tito 2:11-

15).

NOTA: El fracaso de no entender el propósito de la iglesia correctamente lleva a un ministerio superficial y falso, que resulta en disensión, siendo glorificado el “éxito de los programas” en lugar de Dios. La

gente llega a ser espectadores pasivos en lugar de participantes activos. Lo cual fuerza al liderazgo a hacer de todo para mantener los programas en funcionamiento.

RESULTADO: La Iglesia se convierte en una organización, dirigida por hombres y programas, en lugar de ser un organismo de cristianos comprometidos capacitados por el Espíritu de Dios.

Preguntas a considerar:

• ¿Cómo definiría un “ministerio exitoso”?

• ¿Se encuentra usted atrapado en “la tiranía de lo urgente?”

• ¿Ha descubierto que dedica la mayoría de su tiempo a “apagar incendios”?

• ¿Está siendo su gente equipada y motivada a ejercitar sus dones espirituales?

• ¿Gira la estructura de su ministerio entorno al mante-

nimiento de programas o a edificar el caracter en las vidas de su gente?

UNA PERCEPCIÓN ADECUADA DEL PROPOSITO DE LA IGLESIA NOS AYUDA A ENTENDER CORRECTAMENTE LA IMPORTANCIA DEL LIDERAZGO BIBLICO…

5. Un liderazgo piadoso y cualificado.

Esto es:

a. Los líderes deben de reflejar el carácter de Cristo para ser modelos para la congregación (1 Tes. 2:4-12; 1 Tim. 3:1-13; Tit. 1:5-9; 1 Pe. 5:1-5).

b. Los líderes deben de preparar adeduadamente a su gente para la obra del ministerio (Efe. 4:12).

c. Los líderes deben de proveerles de oportunidades variadas para hacer esta obra (Heb. 10:24-25).

NOTA:

• El fracaso de no entender correctamente el liderazgo

bíblico lleva a un discipulado que no es bíblico, que modela y distorsiona las prioridades ministeriales.

• La falta de prioridades bíblicas lleva al ministerio al pecado, con un enfoque en las habilidades en lugar del

carácter piadoso. Esto puede llevar a pecados que descalifican.

• La falta de la adecuada preparación para la tarea con- duce a la frustración, la cual puede producir a menudo un cambio del liderazgo laico.

• La falta de una preparación adecuada lleva al fracaso

de reproducirse en el ministerio, lo cual resulta en unos pocos “fieles” haciendo todo el trabajo.

CONCLUSION

Una filosofía de ministerio bien articulada, es decir bíblica, es vital para “realizar el ministerio de

la manera que Dios quiere”. Es crucial que esta filosofía de ministerio sea el filtro a través del cual pasen todas las decisiones de su ministerio.

Desarróllela…absórbala…vívala…y enséñela a su gente.

Declaración de propósito de Grace Community Church:

GLORIFICAR A DIOS Y EXTENDER SU REINO VIVIENDO Y PROCLAMANDO SU VERDAD EN EL MUNDO.

About these ads
Un Comentario leave one →
  1. 20 septiembre 2010 5:15 pm

    Gracias Señor! Justo la palabra de Dios que viene a afirmar lo que creo del ministerio Biblico.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 797 seguidores

%d personas les gusta esto: