Skip to content

5 Cosas que Los Niños Deben Conocer Acerca del Pecado

16 abril 2012

clip_image0025 Cosas que Los Niños Deben Conocer Acerca del Pecado

Wayne Stocks

Expresamente ¿cómo se les enseña acerca de su propia depravación? ¿Cómo responden los padres en su ministerio a estos problemas?”

El conocimiento del pecado es fundamental para el evangelio. Sin el pecado, no hay necesidad de la cruz. Sin la cruz y la resurrección, no hay cristianismo, y parafraseando a Pablo, como dignos de lástima por encima de todos los hombres. Así que, ¿cómo enseñar la doctrina del pecado a los niños?

Creo que es esencial que los niños comprendan cinco cosas diferentes sobre el pecado con el fin de entender realmente el concepto de pecado. Estas son:

  1. ¿Qué es pecado?
  2. ¿De dónde viene?
  3. ¿Quién peca?
  4. ¿Cuáles son las consecuencias del pecado?
  5. ¿Cuál es la solución para el pecado?

CONSIDERACIONES PRÁCTICAS:

Este post es mucho mas largo de lo que yo había previsto, por lo que voy a tratar de mantenerlo corto, pero creo que hay algunas consideraciones prácticas que deben tenerse en cuenta en la enseñanza de niños en edad acerca del pecado.

En primer lugar, a esa edad, los niños tienden a ser pensadores literales. Aunque creo que el concepto de pecado es natural para ellos (es evidente en sus propias vidas), es todavía un concepto y entre más ejemplos concretos le pueda proporcionar será mejor. Dicho esto, tenga cuidado de no poner demasiado énfasis en los comportamientos como en el pecado y recordar que el pecado es más acerca de las actitudes del corazón que del comportamiento real que manifiestan.

En segundo lugar, la repetición es la clave. Cuanto más pueda reducir el concepto a pequeños “fragmentos” y repetirlos, más probabilidades hay de que los retengan. Por ejemplo, una explicación del pecado puede ser bastante larga. ¡Este artículo es prueba de ello! Pero, si lo reduce al mínimo, el pecado es “hacer lo que queremos hacer en vez de lo que Dios quiere.” Utilice esta frase, o cualquier cosa que se le ocurra una y otra vez. Pídale a los niños que se lo repitan. Incluso algo tan simple como “todos pecamos. ¡Todo el mundo!” Puede ayudar a remachar el clavo cuando se repite una y otra vez.

En tercer lugar, encuentre maneras de ayudar a los niños a que interioricen estas ideas. No sólo les diga que todo el mundo peca, explíqueles qué es el pecado y haga que encuentren maneras en que ellos pecan. Haga un juego de demostración de ello. Puedo escuchar ahora…. “Bienvenido a una nueva edición de ¡TODO EL MUNDO PECA!” Únase a nosotros para descubrir cómo la gente común normal ha pecado esta semana.” El tema es serio, pero la presentación puede ser divertida y ayudar a los niños a interiorizar los conceptos con ejemplos de sus propias vidas.

A continuación, no creo que se pueda hacer justicia a la idea del pecado en una enseñanza de 30 minutos. Considere la posibilidad de hacer una serie. Usted podría considerar una serie de cinco partes tratando un poco más en profundidad con cada una de las secciones tratadas más arriba.

Finalmente, por encima de todo, no subestime a los niños. No descarte su capacidad de comprender porque son pequeños. Tengo un blog en el que abordo diversas cuestiones relacionadas con el ministerio de niños, y me encuentro con este punto viniendo en casi todos los artículos que escribo. Si yo pudiera imprimir una cosa a la gente acerca de cómo trabajar con los niños es esta – “¡que son capaces de mucho más de lo que les damos crédito!” Las ideas que toman, su simple tomar en conceptos complejos, su capacidad para comprender y su apertura a las ideas me asombran más y más cada semana! Déjeme darle un ejemplo de mi vida personal. Mi hijo, que ahora tiene ocho años, estaba aprendiendo acerca del pecado y la cruz. Una noche, cuando él tenía cuatro años, mi esposa y yo estábamos pasando un momento especialmente duro con nuestro hijo adolescente, y yo había perdido la paciencia y comencé a gritar. Mi hijo de cinco años de edad, se acercó a mí y dijo: “Está bien papá, el diablo hizo negro el corazón de Josh por ahora, pero Dios quiere que sea rojo. Él sólo tiene que pedirle a Dios que lo haga!” Lo diré otra vez… no hay que subestimar su capacidad para comprender!

REACCIÓN DE LOS PADRES

Yo no he recibido ninguna respuesta de los padres hasta el momento sobre este tema, pero yo soy un padre de cuatro hijos y en condiciones de hablar de ello desde esa perspectiva. Yo sé que muchos padres son de algún modo capaces de divorciarse de las ideas de la Biblia con sus propios hijos en sus mentes. A los padres no les gusta aceptar que sus hijos son pecadores. ¿Cómo puede ese pedazo de alegría inocente que acabo de traer a casa del hospital en realidad sea un depravado que se empapa en el pecado desde su nacimiento? Si usted va a enseñar a los niños acerca de sus pecados, y que todo el mundo peca, incluyendo sus padres, usted debe estar preparado para algunos comentarios.

Si usted está planeando en hacer una lección o una serie con sus hijos sobre el pecado, valdría la pena sugerir a su pastor o al liderazgo que toda la iglesia tenga un poco de un curso de actualización sobre el tema. Hay muchas iglesias donde el tema del pecado y las consecuencias del pecado no se le está dando suficiente atención.

Creo que muchos de los padres que les enseñan a sus hijos acerca del pecado ponen demasiada atención en el comportamiento. “Tu sabes que mentir a papá y mamá es un pecado.” O “Golpear el pequeño Billy, es pecado.” Sé que he sido culpable de esto en mi propia crianza de los hijos. Creo que podemos ayudar a los padres, tanto en este tema, y ​​en la crianza de los hijos en general, al dirigirlos a los problemas del corazón. Finalmente, ¡los padres deben entender que no importa lo que enseñemos a los niños en la iglesia el domingo, finalmente, el cristianismo, que sus hijos probablemente vivan es el cristianismo que ven en sus padres viviendo de lunes a sábado!

# 1 ¿Qué es pecado?

A una edad muy temprana (2-4), es difícil para los niños entender mucho más que la idea de que el pecado es las cosas malas que hacemos. Conforme los niños crecen creo que es importante ampliar esa definición muy rudimentaria. El pecado no es sólo las cosas malas que hacemos. También es las cosas que debemos hacer y que no hacemos. Se trata de las cosas que creemos y las actitudes que tenemos. El pecado es básicamente hacer lo que queremos hacer cuando queremos hacerlo en lugar de hacer lo que Dios quiere que hagamos. En otras palabras, el pecado es cuando actuamos como nuestro propio dios en lugar de dejar a Dios ser Dios.

Me parece que los niños están en realidad muy en sintonía con este concepto. Ellos saben que toman malas decisiones, y tienen malos pensamientos, y no siempre hacen lo que se supone que deben. Ya sea que los padres de los niños les peguen, o que tengan “conversaciones” con ellos, o ponerlos en tiempo de espera, los niños entienden lo que significa pecar. Es más una cuestión de hacerles entender que esas cosas son pecados más que cualquier otra cosa. Ejemplos concretos de pecado a los que los niños pueden relacionarse mejor son en la edad primaria.

En algún momento, es fundamental que los niños entiendan que el pecado es algo más que una cuestión de comportamiento. Es importante que entiendan que el pecado viene del corazón (Mateo 15:18-19). El comportamiento puede ser corregido sin tener que abordar el problema del pecado, y es importante que los niños entiendan que el pecado es menos acerca de una acción específica y más acerca de la actitud del corazón que da lugar a esa acción. Con los niños de primaria, creo que es importante encontrar maneras para que ellos entiendan lo que sus acciones revelan acerca de sus corazones. Por ejemplo, la niña en la escuela que no se sentará con el nuevo chico porque a sus amigos no les agrada pone de manifiesto que la aceptación de los niños es más importante para ella que Dios – un pecado. El niño que ve la televisión cuando sus padres dicen que debería estar haciendo su tarea no quiere someterse a la autoridad – un pecado. El niño que golpea a su hermana porque ella trata de pedirle prestado sus bloques de construcción tiene un problema con el egoísmo – un pecado.

Al transmitir la idea de que la acción externa no es tanto el pecado como la actitud de fondo del corazón que da lugar a la acción, sentará las bases para la discusión posterior acerca de la solución para el pecado.

# 2 ¿De dónde viene el pecado?

Génesis 3 es muy claro que el pecado y la muerte entraron en el mundo a través de la elección de Adán y Eva de desobedecer la orden de Dios. Esta es una gran historia para niños (con una serpiente que habla). Junto con Génesis 1 que establece el poder maravilloso de Dios y el plan en la creación de todo el mundo, y Génesis 2, que explica cómo Dios nos creó a Su imagen, Génesis 3 ofrece una gran oportunidad para hablar con los niños acerca de cómo la gente se rebeló contra el plan perfecto de Dios y pecó en contra de Dios. También le da la oportunidad de explicar que a través de ese pecado, todo tipo de cosas feas asociadas con el pecado entraron en el mundo, y todos los seres humanos en el futuro se vieron afectados por ese pecado.

Esto también puede ser una ventaja grande en la siguiente verdad que necesitan aprender “quien comete pecado.” La historia en Génesis 3 explica cómo el pecado entró en el mundo, y a los niños se les puede enseñar que el pecado de Adán y Eva pasó a manos de sus hijos y sus hijos y así sucesivamente y así sucesivamente hasta el final hasta nosotros hoy en día. De esta manera, el pecado es como un apellido. Los chicos reciben el apellido de sus padres que lo recibieron de sus padres que han recibido de sus padres y así sucesivamente, y sucesivamente. De la misma manera que usted no puede escoger su apellido (es simplemente de nacimiento) usted también todos nacemos con el pecado, y que el pecado nos separa de Dios.

# 3 ¿Quién comete pecado?

La Biblia es muy clara de que todos pecamos. ¡No hay excepciones! Cada ser humano peca y no está a la altura de la gloria de Dios. Así que, ¿cómo transmitir eso a los niños? Agradezco la enseñanza de Charles Spurgeon, el príncipe de los predicadores, sobre este tema. Él dijo:

“Esto va a requerir de su enseñanza al niño de su necesidad de un Salvador. Usted no debe frenarse de esta tarea necesaria. No halague al niño con la basura engañosa acerca de su naturaleza de ser bueno y que necesita ser desarrollado. Dígale que debe de nacer de nuevo. No le impulse con la fantasía de su propia inocencia, sino muéstrele su pecado. La mención de los pecados infantiles a las que es propenso, y orar para que el Espíritu Santo obre convicción en su corazón y su conciencia.”

¡Spurgeon tiene una manera de llegar directamente al grano! Le debemos a los niños no pasar por alto sus pecados. Ellos deben entender que ellos son pecadores en necesidad de un Salvador, o nunca habrá una razón para aceptar el regalo de la cruz.

Así es como yo podría explicar este concepto a un grupo de niños:

“La Biblia dice que todos estamos hechos a imagen de Dios. Eso significa que cuando Dios hizo a la gente, él se utilizó como modelo. Él nos dio una imaginación que refleja su imaginación. Podemos amar porque El nos ama. Él nos hizo creativos porque El es creativo. Él nos hizo querer estar con otras personas porque le gusta estar en relaciones. La Biblia dice que somos la obra maestra de Dios (Efesios 2:10 NTV). Tú eres la obra maestra de Dios.

Pero, cuando el pecado entró en el mundo, todo eso se había roto. La gente se rebeló contra Dios y no vive de la manera que Dios que pretendió. La Biblia también dice que todos pecan. Tu pecas cuando desobedeces a tus padres, cuando mientes, y cuando le dices algo malo a tu hermanito o hermanita. Yo peco cuando soy impaciente con mis hijos, cuando grito, y cuando trato de resolver los problemas de mi manera y no de la manera de Dios. Tus padres pecan. Tus hermanos y hermanas pecan. Tus maestros de la escuela pecan. Tu pastor, incluso peca.

Incluso las personas que han aceptado a Jesucristo en sus corazones continúan pecando. Solo ha existido un hombre que vivió una vida totalmente libre de pecado. Ese hombre fue Jesucristo.”

Algo a lo largo de estas líneas es una buena ventaja al evangelio que debe ir mano a mano con una explicación del pecado y que se describe en la siguiente sección.

# 4 ¿Cuáles son los consecuencias del pecado?

La Biblia es clara que Dios odia el pecado, y los niños deben comprender eso. Dios no solo tiene aversión hacia el pecado. Dios no sólo está irritado por el pecado. ¡Dios odia el pecado! El odio es una palabra muy fuerte, y es la palabra correcta para describir la reacción de Dios al pecado. Los niños deben entender que Dios es perfecto y sin pecado. Él nunca ha pecado, y El es tan puro que no puede vivir con la gente y relacionarse con la gente que hace pecado. No creo que duela explicar a los niños (incluso a una edad muy joven) que esto se llama la santidad de Dios. Es un concepto importante para los niños de entender, y es lamentablemente descuidado en una época donde a los niños se les enseña únicamente que Dios quiere ser su amigo. Eso es absolutamente cierto, pero hay otra parte de Dios, que de ninguna manera puede ser amigo del pecado.

Una vez que los niños entiendan que Dios no puede tolerar el pecado, tienen que entender que Dios ha creado un lugar para las personas que pecan y continúan en su pecado. Ese es un lugar donde las personas que rechazan a Dios vivirán para siempre sin Dios. El objetivo de enseñar a los niños sobre el pecado y el infierno no es para asustarlo a aceptar a Jesucristo. Sin embargo, con el fin de comprender su necesidad de Jesús, deben comprender las consecuencias del pecado. En mis comentarios sobre la pregunta para Think Tank # 4, escribí lo siguiente acerca de la enseñanza de los niños acerca de las recompensas del cielo y el castigo del infierno:

“… Definitivamente hay una línea muy fina a la que nos acercamos allí. Yo quiero que un niño comprenda el castigo por el pecado y que él desee las recompensas del cielo, pero no quiero usar el miedo o la avaricia para tratar de dar paso al reino. Después de todo, no hay temor en el amor.”

# 5 ¿Cuál es la solución para el pecado?

Por último, ¡llegamos a las buenas noticias! Existe una solución a nuestro problema de pecado. Al enseñar a los niños sobre el pecado, es fundamental que estar unido a la buena noticia de la cruz. Yo podría acercarme con algo como esto:

“Recuerda que aprendimos que el pecado es una actitud del corazón. Se trata de querer ser nuestro propio Dios en lugar de seguir al verdadero Dios. Si el pecado fue sólo una serie de malas acciones, podríamos ser capaces de evitar esas acciones y fijar el problema del pecado por nosotros mismos. Pero el pecado es del corazón, y sólo Dios puede cambiar nuestros corazones. Recuerda que Dios nos hizo a su imagen y semejanza, como su obra maestra, y esa obra maestra de Dios fue rota por el pecado. Recuerda que Dios no peca, y no puede vivir con, o estar en relación con, la gente que hace pecado.. El pecado tiene consecuencias y todos deben pagar el precio de su pecado, y no hay nada que podamos hacer al respecto. La consecuencia del pecado es vivir para siempre sin Dios. Parece una situación bastante mala, sin una buena solución, ¿no? Afortunadamente, Dios tenía una solución para nuestro problema del pecado antes de que él hiciera la tierra. Dios sabía que íbamos a pecar, y él sabía que alguien tendría que pagar el precio de ese pecado. Pero, también nos ama mucho. Por lo tanto, envió a su Hijo, Jesucristo, a la tierra como un hombre para morir en nuestro lugar y pagar la pena que merecemos por nuestro pecado. Cuando aceptamos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, Dios ya no nos mira y ve el pecado. Él nos mira y ve a su hijo sin pecado.”

Los niños deben entender que ellos son pecadores. Sin embargo, también deben entender que son obras maestras de Dios, y ¡Dios ha hecho una forma de restaurar su obra maestra de la manera que El quería que fuera!

Por último, los niños deben entender que, aceptando a Jesucristo nos libera de la esclavitud al pecado, pero no nos hace sin pecado. Los cristianos siguen pecando a pesar de que ellos no quieren pecar. Los niños deben estar seguros de que esto no significa que no son salvos y enseñarles que Dios sigue obrando en nuestras vidas para que podamos ser conscientes de nuestro pecado y nos esforzamos por pecar menos, pero que no somos hechos inmediatamente sin pecado. En su lugar, debemos ser conscientes de nuestros pecados y arrepentirnos de esos pecados como cristianos. Los niños deben ser enseñados que el arrepentimiento es algo más que decir lo siento. Es admitir el problema del pecado a Dios y verdaderamente desear alejarse de ese pecado. Dicho esto, ¡creo que enseñar a los niños acerca del arrepentimiento, es mejor dejarlo para otra serie!

About these ads
22 comentarios leave one →
  1. ma.Esther. permalink
    1 agosto 2012 11:18 pm

    un artículo que ha sido de bendición para mí, porque ha abierto posibilidades de enseñanza con los niños.Dios les bendiga con abundancia.

  2. DEYANIRA BORJA POLANCO permalink
    8 octubre 2012 6:44 pm

    deyanira.
    gracias me sirvio para mi y para explicarles a los niños. DIOS los Bendiga.

  3. Ariana Hernandez permalink
    6 enero 2013 12:17 am

    Muchas Gracias me ha servido muchisimo su articulo, y desde ya lo pondre en practica. Dios le Bendiga

  4. Jorge Nevado permalink
    31 enero 2013 4:39 pm

    Muchas Grasias MEaserbido como comfirmacion bendiciones

  5. darling permalink
    26 abril 2013 7:48 pm

    gracias me sirvió para mi tarea

  6. CLAUDIA BRITO permalink
    30 mayo 2013 10:00 pm

    Bendiciones, Gracias por este artículo tan claro. Necesitamos enseñarle a los niños con más claridad y practicidad sobre el pecado y la salvación.

    Muchas Gracias.

  7. leidy liliana permalink
    7 junio 2013 5:44 pm

    muchas gracias por la informacion bendiciones para la familia

  8. Rivka Hernandez permalink
    9 junio 2013 2:23 am

    Gracias por el material, muy util

  9. Pamela permalink
    28 junio 2013 10:20 pm

    Muy bueno, muchas gracias.

  10. consuelo bajaña permalink
    6 septiembre 2013 5:22 pm

    excelente trabajo me ayudara a planificar mi clase de escuela dominical

  11. consuelo bajaña permalink
    6 septiembre 2013 5:22 pm

    gracias por la enseñanza

  12. SANDRA permalink
    27 septiembre 2013 10:05 am

    Gracias, Dios lo bendiga. Confirmo y aclaro lo que tenia pensado dar a los niños. Mil Gracias!

  13. Alba Oliva Ortiz Penagos permalink
    4 octubre 2013 4:29 pm

    Oliva
    Gracias por este artículo, tan preciso y claro me sirvió muchísimo, que bonito poder explicarles a los niños en esa forma tan sencilla pero profunda.

  14. carolina permalink
    13 octubre 2013 8:43 am

    Bendecido gracias me abre una puerta mas al conocimiento para con los ninos y para los padres.

  15. maria l permalink
    20 octubre 2013 3:21 pm

    excelente…..hasta para los jovenes…es didactico y practico…

  16. Bilha Rubio Pebe permalink
    11 enero 2014 2:07 pm

    Ha sido de bendición !!

  17. justina permalink
    27 enero 2014 5:34 pm

    muy buena enseñanza es importante enseñar a los niños sobre el pecado que desde niños aprendan la santidad, bendiciones

  18. justina permalink
    27 enero 2014 5:39 pm

    amen

  19. jorge permalink
    7 mayo 2014 3:16 pm

    hola Dios les bendiga gracias por estas enseñanzas soy un joven que se arrepentio hace ya 3 años y hoy le sirvo a el señor, una de las tareas que Dios me asigno es ser maestro de escuelita es dificil estar con los chicos de 11 y 12 pero aprendo mucho de ellos, me gustaria que me ayudaran con trabajos practicos, muchas gracias Dios les bendiga

  20. adriana permalink
    16 mayo 2014 11:18 pm

    muchas gracias fue de mucha bendición!!!

  21. franklin permalink
    27 junio 2014 9:43 am

    excelente!!!!

  22. Sara permalink
    19 julio 2014 9:37 pm

    Gracias, buenísimo el artículo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 900 seguidores

%d personas les gusta esto: