Saltar al contenido

Beber de una Manguera de Incendios: ¿Por Qué Tantos Sermones?

10 abril 2012

clip_image001Beber de una Manguera de Incendios: ¿Por Qué Tantos Sermones?

Por Clint Archer

En las iglesias buenas tiende a haber bastante predicación. A veces se siente un poco abrumador. Los sermones vienen a usted en disparos de todas direcciones, como una emboscada de paintball.

El domingo por la mañana y por la noche, grupos de células del martes, reunión de varones del sábado, y ahora con la llegada de los reproductores de MP3 un bombardeo de predicación de clase mundial es una pantalla táctil a distancia. Puede ser un poco como beber de una manguera de incendios.

¿Y cuánto de esta verdad bíblica está realmente entrando? ¿Estoy sinceramente estoy a la expectativa de los 15 síntomas de la hipocresía en Lucas 11, así como de las 3 herramientas que Dios usa para salvar a los pecadores, y los 6 pasos para ser un buen administrador de mi dinero? Y si se supone que debo recordar todo esto, ¿qué pasa la próxima semana, y la semana después de eso?

Es un requisito tener memoria fotográfica por ser un fiel cristiano en estos días?

No somos la primera generación a la deriva en el desborde de información.

En el apogeo del Gran Avivamiento del siglo XVIII en la Nueva Inglaterra, no era infrecuente que los puritanos feligreses se empaparan de 8-12 horas de sermones a la semana. Algunos sentían que esto era contraproducente, dejando a los oyentes abrumados para no poder aplicar nada de lo que estaban oyendo, olvidando todo eso.

Sin embargo, una réplica brillante viene del predicador famoso, Jonathan Edwards, quien en respuesta a las críticas que las congregaciones no podían recordar todo lo que escuchaban predicar respondió:

El principal beneficio que se obtiene por la predicación es por la impresión producida sobre la mente en el momento de la misma, y no por el efecto que surge después por un recuerdo de lo que se entregó no el efecto de la memoria.”

clip_image002En otras palabras, el Espíritu Santo hace una obra de cambio sobre las personas durante la predicación.

Hay eslóganes y nano-momentos de epifanía, que actúan como cinceles pequeños que golpean en nuestras almas, marcándonos de forma imperceptible.

Yo soy un fan de tomar notas. Pero la ayuda real de tomar notas no es sólo que le ayudará a recordar la información, ni fijar una impresión de referencia para su posterior consulta, sino sobre todo que centra la atención de uno a la predicación en el momento de la misma.

Es en los momentos de “sorpresa”, en las respuestas de “Amén” de tu alma en el sermón, que dejan una huella que es más duradera que el bosquejo neumónica del sermón que esclavizó a su pastor durante toda la semana.

clip_image003

Una lección a los predicadores: no trabajar tan duro en un bosquejo inteligente como en la precisión de la verdad. Su sermón está ahí para sacar el perno de la granada de Dios. El Espíritu Santo hace la obra explosiva en el duro corazón del pecador.

Por lo tanto, esta semana en la iglesia, en el grupo de hogar, y en sus tiempos personales devocionales de estudio de la Biblia, trabaje duro en la comprensión de la verdad, y deje la ayuda para recordar al Espíritu (Juan 14:26).

About these ads
Un Comentario leave one →
  1. 10 abril 2012 3:47 pm

    Estoy visitando su página desde El Salvador Centroamerica, es una bendición. Quiero aprovechar e invitarle a que visite mi blog http://www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
    COMPARTO MI TESTIMONIO DE SANIDAD DE CANCER INVASIVO PARA LA GLORIA DE DIOS.
    RECIBAN MUCHISIMAS BENDICIONES.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 797 seguidores

%d personas les gusta esto: