Skip to content

Los Pastores y los Diezmos

16 noviembre 2011

clip_image002Los Pastores y los Diezmos

por Jesse Johnson

Hace poco me preguntaron de una iglesia, si la Iglesia Grace exige a sus pastores la práctica del diezmo. Esta es mi respuesta a ese correo electrónico:

La palabra diezmo significa dar el diez por ciento de los ingresos a la iglesia. No enseño ni practico este enfoque con el dinero. Creo que se basa en una mala comprensión de la práctica del Antiguo Testamento, crea y propaga una comprensión equivocada de la relación de Dios con nuestro dinero.

En el Antiguo Testamento, los israelitas vivían en una teocracia, y todo lo que tenían en realidad le pertenecía a Dios. Dios llevó este punto a su origen, haciéndolos devolver sus tierras vendidas y liberar a sus esclavos cada 50 años. El diezmo en este sistema sirvió como una forma de tributación. Mientras que a Dios le pertenece todo, el demandaba a su pueblo financiar el sistema levítico (levitas eran sacerdotes, y por lo tanto generalmente no eran campesinos, comerciantes, o pastores) con un diezmo colectado anualmente (Deuteronomio 12:2-19; ​​14:22-29). Levítico 27:30-32 reitera este diezmo, y lo aplica a los animales también.

En el Nuevo Testamento, el diezmo se dirigía a los levitas y a la cortina del templo. Como la Enciclopedia Bíblica Baker dice: “El diezmo es mencionado en el Nuevo Testamento sólo en tono de crítica.” El hecho es, los fariseos amaban el diezmo, porque es fácil de aplicar, no decía nada al corazón, y tenía poco que ver con el amor real por Dios. No sólo eso, sino que los líderes religiosos habían sido los destinatarios de la misma, y a cambio todo lo que pagaron era el diez por ciento (¡para ellos mismos).

Más allá de eso, el diezmo propaga la idea de que somos dueños de nuestros recursos y podemos hacer con ellos lo creamos conveniente, siempre y cuando le demos un 10% a Dios. Pero la realidad es que todo lo que tenemos pertenece a Dios, y nosotros somos simplemente administradores de ello. Seremos juzgados y recompensados ​​por Dios por nuestra manera de utilizar sus recursos (Lucas 19:16-25, 2 Corintios 5:10, Romanos 14:10), por lo que nos damos mejor servidos cuando podemos usamos nuestro dinero con el propósito de la evangelización y la promoción del reino (Mateo 6:19-20, Lucas 16:9). Cuando una iglesia utiliza sus recursos para el avance de la obra del evangelio y del reino, la iglesia se convierte en una buena inversión para sus miembros. Mediante el uso de dinero para las misiones y el trabajo diario de la iglesia, la iglesia ofrece una oportunidad para que los miembros hagan de su dinero un buen uso a través de dar a la iglesia. Si el liderazgo de la iglesia es de confianza para la congregación (como debe ser), esta ofrenda probablemente superará el 10% de todos modos, pero a diferencia de los diezmos, ofrendar con esta mentalidad celestial es en realidad un reflejo del corazón del dador.

clip_image003 Esta es la razón por la que el NT puede mandar a un dador alegre (2 Corintios 9:7), así como la ilustración que dar de manera generosa recompensa generosamente (Lucas 6:38). La expresión “a quien mucho se da, mucho se le demandará” (Lucas 12:48) se aplica a gran parte de la vida, pero sobre todo a el dar de las finanzas, sin un sistema de diezmo.

Finalmente, el NT manda que a los pastores se les pague (1 Cor 9:8-14; Gálatas 6:6, 1 Tim 5:18). Pablo también implica que una ofrenda se debe tomar por semana (1 Cor 16:2), y esto presupone una entrega generosa de la congregación. Parece obvio que los mismos pastores participan en esta ofrenda, y que simplemente no está conectado a ninguna norma de porcentaje uniforme, bíblica o de otra manera.

Así que en resumen, el concepto del diezmo le pertenece a Israel y a una teocracia. Pero un cristiano debe querer invertir la mayor cantidad de su dinero como sea posible en las cosas eternas, y parece que una buena iglesia está haciendo una labor eterna, y por lo tanto presentará una buena inversión del dinero del pastor.

About these ads
2 comentarios leave one →
  1. 22 noviembre 2011 3:01 pm

    “…23 ¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley; la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, SIN DESCUIDAR AQUELLO…” Mateo 23, 23
    .
    Es decir, que hay que practicar justicia, misericordia y fidelidad, ¡sin descuidar el diezmo!.
    .
    Creo que dar el diezmo es lo MÍNIMO que debería dar un cristiano todos los meses (aunque debe ser algo que uno líbremente debe elegir hacer): puede ser a la Iglesia o a los pobres (a través de alguna institución de la Iglesia); o partir el diezmo en dos (la mitad para los pobres, la mitad para la Iglesia).
    .
    “…8 Da limosna según la medida de tus posibilidades: si tienes poco, no temas dar de lo poco que tienes. 9 Así acumularás un buen tesoro para el día de la necesidad. 10 Porque la limosna libra de la muerte e impide caer en las tinieblas: 11 la limosna es, para todos los que la hacen, una ofrenda valiosa a los ojos del Altísimo…” Tobit 4, 8-11
    .
    También cifrado en proverbios 10, 2: “…2 Tesoros mal adquiridos no sirven de nada, pero la justicia libra de la muerte…”
    Los judíos interpretan en este caso la limosna como un acto de justicia por este pasaje de la ley: “…7 Si hay algún pobre entre tus hermanos, en alguna de las ciudades del país que el Señor, tu Dios, te da, no endurezcas tu corazón ni le cierres tu mano. 8 Abrele tu mano y préstale lo que necesite para remediar su indigencia…” Deuteronomio 15, 7-8

  2. 24 noviembre 2011 3:18 am

    1) El diezmo en el NT no es un mandamiento
    2) El NT enseña a dar con liberalidad (veamos el caso de hechos de los apostoles y de los hnnos macedonios según Pablo quienes en su pobreza dieron generosamente)
    3) El NT enseña a dar a los necesitados (primero a los de la familia de la fe, pero en gral a todos) y a los hnos que se dedican a ministerio de la palabra
    4) Toda la biblia enseña que todo es de Dios
    5) Por lo tanto dar el diezmo para nosotros no deberia ser un problema, tampoco una obligación, sino una forma más de ofrendar (como las primicias), el 10 % no es mucho y normalmente si nos cuesta dar el 10%, nos costará dar más de eso, la cuestión siempre es preguntarnos ¿por que diezmo? si es por obligación, entonces cai en un error, la ofrenda siempre debe ser con un corazon agradecido y alegre para Dios ¿por que no diezmo? si es por que creo que no me va a alcanzar o por que no quiero dar tanto, entonces también creo que estamos en un problema interno, si todo es de Dios, incluida nuestras finanzas, entonces dar el 10% no debiese ser problema

    Si le di mi vida a Dios y creo que es Él quien me sostiene, ¿por que me complico en entregar el 10% de mi sueldo como ofrenda?
    Si la salvación es por gracia por la fe ¿por que creo que es obligación entregarlo?

    Nosotros vivimos en la Ley del amor, de la gracia y de la fe
    q Dios les guie

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.006 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: