Skip to content

Cómo Conocer la Voluntad de Dios

20 octubre 2011

clip_image002Cómo Conocer la Voluntad de Dios

Por Tim Challies

Creo que una de las más difíciles áreas de la teología práctica es la de conocer la voluntad de Dios. Esta es un área que se aplica a todos los cristianos, y es aquella para la cual hay una gran cantidad de desacuerdo. Algunos cristianos enseñan que debemos esperar que Dios nos brinde orientación en todos los ámbitos de la vida, de las más importantes hasta las más cotidianas. Otros enseñan una visión muy diferente, que Dios nos da una guía muy general. Algunos toman una posición intermedia.

Es una pregunta válida y pertinente: ¿Qué nos dice la Biblia sobre el descubrimiento de la voluntad de Dios para nuestras vidas? Cuando hablamos de conocer la voluntad de Dios creo que la esencia de lo que estamos pidiendo es algo como esto: ¿Cómo es que Dios me guía hoy, de manera que yo pueda participar conscientemente en hacer su voluntad? ¿Cómo puedo tomar decisiones que me permitan participar conscientemente en lo que Dios quiere para mí? ¿Qué aspecto tendría en este momento y en este lugar para que yo haga la voluntad de Dios?

Durante el próximo par de días quiero responder a estas preguntas y tratar de mostrar lo que la Biblia nos enseña acerca de conocer y hacer la voluntad de Dios. Así es como continuar en esto: En primer lugar quiero mostrar que Dios es absolutamente soberano, a continuación, quiero mostrar que Dios está hablando hoy en día, luego quiero mostrar que Dios te está hablando hoy en día y, por último, quiero mostrar que Dios está hablando claramente a usted en la actualidad.

Dios es Soberano

Tenemos que empezar con la soberanía de Dios. Si la Biblia enseña algo, nos enseña que Dios es soberano, por lo cual queremos decir que Dios es el Rey, que es el Señor, que no pasa nada fuera de su conocimiento o fuera de Su voluntad. Dios es capaz de hacer lo que su voluntad sea, Dios puede y debe hacer todo lo que es su voluntad. Esto significa que Dios está siempre obrando detrás de las escenas en nuestro mundo y en nuestras vidas. La providencia de Dios dirige cada evento en el universo y todos los eventos en mi vida. Dios está involucrado no sólo en el cuadro grande de este mundo, sino en el meollo de la cuestión. Nada es demasiado grande o demasiado pequeño o demasiado difícil. En su soberanía, silenciosamente dirige todo lo que sucede en el universo entero. Ni un cabello se cae de mi cabeza sin que él lo sepa y, de alguna manera lo desee. Literalmente. No hay un átomo en el universo que esté fuera del control directo de Dios.

Los teólogos llaman a esto la voluntad secreta de Dios o su voluntad oculta, y eso es un buen término para ello. Estas son las cosas que Dios ha decretado que van a pasar y que van a suceder sin nuestro consentimiento o asentimiento. Si das un paso fuera de su puerta hoy y se golpea con un meteorito, eso formará parte de la voluntad de Dios para usted –probablemente la última parte de la voluntad de Dios para usted –y usted no ha tenido nada que decir. Este es el secreto de la voluntad de Dios para lograr sus propósitos detrás de la escena, más allá de lo que podemos ver y controlar. No se supone que sabremos hasta después de que ocurra y que conscientemente no participemos en ello. Moisés sabía de esto cuando escribió: “Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios, pero las cosas reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley” (Deut. 29:29). Las cosas secretas pertenecen a Dios y las ha escondido de nosotros. Solamente las vemos como se desarrollan. De alguna manera todo funciona en conjunción para cumplir los propósitos de Dios en el mundo.

Hay un par de Proverbios conocidos que hablan de esto: 16:9 dice: “El corazón del hombre traza su rumbo, pero el Señor establece sus pasos” 21:1 dice, “el corazón del rey es una corriente de agua en la mano de Jehová, que lo dirige donde él quiere.” Este es el mensaje constante de la Biblia. Dios dirige todo lo que sucede en el universo. El dirige todos los acontecimientos en el mundo y todos los eventos en su propia manera buena y secreta e inescrutable.

Ese es el lugar que necesitamos para comenzar, con la completa, total y absoluta soberanía de Dios. Pero no acabamos de llegar a lo que realmente queremos saber, no totalmente. El corazón de nuestra pregunta es ¿Cómo Dios me guía hoy, de manera que pueda participar conscientemente en hacer su voluntad?

Bueno, consistente con la soberanía de Dios está la responsabilidad humana. A pesar de que Dios es soberano, a pesar de que gobierna todas las cosas y a pesar de que todas las cosas cooperan para lograr sus propósitos, no somos robots, no somos autómatas. Se nos ha dado la capacidad y se nos ha dado la libertad para tomar decisiones, para obedecer o desobedecer. Cómo funcionan estas dos cosas juntas –la soberanía divina y la humana– la responsabilidad es una cuestión que ha tenido perplejos a los teólogos de todos los tiempos. No estoy seguro que vaya a profundizar en esta cuestión. Tenemos que dejarlo como algo que es de Dios conocer y a nosotros que podamos aceptar y creer.

Voy a seguir esta pequeña serie mañana, mostrando que Dios está hablando.

About these ads
4 comentarios leave one →
  1. 27 octubre 2011 11:41 am

    La segunda parte no es completamente bíblica hno: ” Ni un cabello se cae de mi cabeza sin que él lo sepa y, de alguna manera lo desee. “, poner más palabras a un verso no es una forma sana de demostrar algo bíblicamente, tengan más cuidado…

    Desde su punto de vista: Si Dios lo conoce todo, entonces en cierta forma lo desea, así por ejemplo si hoy matan a un niño a golpes, eso era algo que Dios en cierta forma deseaba, y como según uds (no según la biblia) para Dios nada es tan pequeño ni tan grande como para que sea parte de su voluntad, entonces cada niño asesinado es algo que Dios en cierta forma ha deseado… eso conclusión no me gusta, creo que su definición de soberanía de Dios no es clara, es más se puede utilizar para probar cosas completamente incoherentes con la justicia, santidad y el amor de DIos que la biblia también enseña claramente.

    Creo que el tema de la responsabilidad del hombre y la soberanía de Dios es muy profundo para tratarlo tan someramente, espero que alguien haga algún comentario al respecto

  2. Ronald permalink
    10 abril 2014 4:04 pm

    Jairo diria que tal vez tienes razón en tu forma de pensar ya que eres un ser humano terreno, finito y lleno de limitaciones infinitamente mas bajas que Dios. Pero la mente de Dios quién lo podrá escudriñar? Subirás al cielo? Podrás ser su consejero de Dios? Solo te digo que los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos y sus caminos no son nuestros caminos, su mente es inescrutable y nadie podrá revelar los misterios de Dios ya que las cosas reveladas son para nosotros, es decir lo que ocurrió y ocurre, pero las cosas secretas le pertenecen solo a Dios, es decir lo que ocurrirá. Ahora no sabemos si mañana viviremos pero cuando ocurra diremos: “Esta es la voluntad soberana de Dios”. Respecto a lo que si sabemos, lo cual fue revelado para nosotros, es que seamos humildes, sumisos, salvos, abnegados, honestos y que guardemos las leyes de Dios como siervos obedientes… ¿Cuáles? Solo necesitamos dar una mirada a la Biblia y ser obedientes (Rom 12:1-2).

  3. Ronald permalink
    10 abril 2014 4:19 pm

    En resumen diría que Dios decreta todas las cosas que ocurren sin ser culpable y autor del pecado y el mal que existe. ¿Cómo puede ser eso? Solo un Dios soberano puede. Y estoy mas confiado de un Dios soberano cuando un niño es asesinado de forma cruel, que tener un Dios débil y diminuto que se le escapó de las manos y que el mal pudo mas que Él. Creo absolutamente en un Dios todopoderoso quien ordena todas las cosas, buenas y malas para sus propósitos, para que su gloria sea mas infinitamente revelada.

    Tal vez creas que eso es malo Jairo, pero es el Dios de la Biblia y no un dios del bienestar sacado de la psicología egocéntrica. Dios no se centra en nosotros sino en Él mismo.

  4. 11 abril 2014 8:59 am

    Gracias Ronald por tu respuesta. Al igual que tú yo creo que DIos es completamente soberano, no creo en un Dios débil ni diminuto, creo que nada ha escapado de su mano y tb creo que no hay nada mayor que la gloria de Dios, que Él siempre actua buscando su gloria y no tengo ningún problema con ello. Ayer escuchaba a MacArthur y al igual que tú daba a entender que los que piensan de alguna forma distinta a la “reformada” con respecto a como Dios ejecuta su soberanía en nuestra tierra, según lo revelado en la palabra, tiene un Dios pequeño y/o quita parte de su soberanía. No es así. No todos los que no estamos 100% de acuerdo con la teología reformada somos arminianos =), hay mucho más que eso. Hablo en plural por que me he encontrado con muchos como yo que dicen: “Con este punto X y este punto Z estoy de acuerdo con la teología reformada, pero este punto W creo que no es 100% escritural” y eso no es malo, mientras nuestra creencia venga de la Escritura.
    No soy Calvinista ni Arminiano, soy de Cristo (esto no te suena un poco a Pablo hablando con los Corintios? que lamentable, cierto?), pero bueno, volviendo al punto de la soberanía de Dios respecto al mal, yo sigo la siguiente lógica bíblica: 1) Dios es soberano, 2) Dios es bueno, amor, justo, santo, etc. 3) el mal existe 4) Por lo tanto Dios desea que el mal exista 5) Dios no es autor del mal 6) Dios busca su gloria 7) Por lo tanto Dios por su deseo Soberano permite la existencia del Mal para “maximizar” su gloria, pongo maximizar entre comillas, ya que Dios es digno de toda gloria en todo tiempo y toda la gloria es de Él en cualquier circunstancia. 8) Entonces ¿Dios desea que el niño sea asesinado?, Según lo que dice la palabra: no, Dios no peca ni tienta a nadie, el hombre es tentado por su propio deseo. pero ¿Dios permite ese deseo? Sí ¿Dios permite que es deseo se haga realidad? Sí, ¿Dios desea que el hombre tenga ese deseo? No, Dios quiere que el hombre se arrepienta y se aleje del mal. Tampoco desea castigarlo, sino que se arrepienta, pero si no lo hace Dios será glorificado al juzgarlo. ¿Entonces hay acciones que no se someten a la soberanía de Dios? no, Dios es soberano sobre la libertad que dio al hombre y esto le glorifica. NO hay nada más importante que su gloria. El hombre no sería libre para pecar si Él no lo permitiera, es más va a llegar el momento en que los hijos de Dios dejaremos de pecar =).
    Como dije antes, esto es bastante más complejo de lo que parece, y en un breve artículo creo que no es posible aclararlo. Además, como intente mostrar, creo que no se tocaron todos los versos relacionados con el tema, sino solo aquellos que se acomodan a la teología del autor del artículo y esto no es muy sano, sin embargo creo que esto se debió al espacio limitado.
    Esop, bendiciones

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.028 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: