Skip to content

¿Todavía Hay Apóstoles Hoy?

21 julio 2011

clip_image001¿Todavía hay apóstoles hoy?

por Nate Busenitz

¿Hay apóstoles en la iglesia hoy en día?

Pregunte a su fanático promedio de TBN, muchos de los cuales consideran a evangelistas populares como Benny Hinn, Rod Parsley y Joel Osteen que son apóstoles. (Aquí hay un ejemplo de ello [ver página 22].)

O, usted podría pedir a gente como Ron , Dennis , Gerald , Arsenio , Oscar , o Joanne . Ellos no sólo creen en el apostolado moderno, ellos mismos hacen valer sus derechos a ser apóstoles.

Una rápida búsqueda en Google revela que los auto-proclamados apóstoles abundan en línea. Armados con una pneumatología carismática y, a menudo un aire de ambición espiritual, se ponen a la par de los primeros líderes de la iglesia.

Entonces, ¿qué deben pensar de todo esto los cristianos creyentes de la Biblia de todo esto?

Bueno, eso nos lleva de nuevo al título de nuestro artículo:

¿Todavía hay apóstoles en la iglesia hoy en día?

Al principio, hay que señalar que por “apóstoles” no queremos decir simplemente “enviados” en el sentido general. Más bien, estamos hablando de los individuos seleccionados directamente designados y autorizados por Jesucristo para ser sus representantes inmediatos en la tierra. En este sentido, estamos hablando de “A mayúscula” apóstoles – como los Doce y el apóstol Pablo.

Es este tipo de “apóstoles” del que habla Pablo en Efesios 2:20, 3:5, 4:11 y en 1 Corintios 12:29-30. Esto es importante porque, especialmente en Efesios 4 y en 1 Corintios 12-14, Pablo hace referencia al apostolado en el contexto de los dones carismáticos. Si el “apostolado” ha cesado, nos da motivos para considerar la posibilidad de que otros oficios / dones han cesado. Si los apóstoles eran únicos, y el período en el que sirvieron era único, entonces se deduce que los dones que caracterizaron a la época de los apóstoles también eran únicos.

La pregunta entonces es muy importante, lo que subraya el principio básico del paradigma cesacionista – a saber, la singularidad de la época apostólica y el cese posterior de algunos aspectos de esa era.

Hay por lo menos cinco razones por las que creemos que ya no hay ningún apóstoles en la iglesia de hoy (y de hecho no han existido desde la muerte del apóstol Juan).

* * *

1. Los Requisitos Necesarios para el Apostolado

En primer lugar, y quizás más, básicamente, los requisitos necesarios para el apostolado excluye a los cristianos contemporáneos de llenar el ministerio apostólico.

Con el fin de ser un apóstol, uno tenía que reunir al menos tres condiciones necesarias: (1) un apóstol tuvo que ser testigo de la resurrección de Cristo (Hechos 1:22; 10:39-41, 1 Cor 9:1; 15:7-8), (2) un apóstol tenía que ser nombrado directamente por Jesucristo (Marcos 3:14, Lucas 06:13, Hechos 1:2, 24; 10:41;. Gal 1:1), y (3) un apóstol tenía que ser capaz de confirmar su misión y mensaje con señales milagrosas (Mateo 10:1-2; Hechos 1:5-8; 2:43; 4:33, 5:12, 8:14; . 2 Cor 12:12, Hebreos 2:3-4).. También cabe destacar que, en la elección de Matías como sustituto de Judas, los once también buscaron a alguien que había acompañado a Jesús durante todo su ministerio terrenal (Hechos 1:21-22; 10:39-41).

En base a estos requisitos solamente, muchos de los no cesacionistass coinciden en que no hay apóstoles en la iglesia de hoy. Por lo tanto, Wayne Grudem (un no-cesacionista) señala en su Teología Sistemática, “Parece que ningún apóstol fue nombrado después de Pablo y, desde luego, ya que hoy nadie puede cumplir con el requisito de haber visto al Cristo resucitado con sus propios ojos, no hay apóstoles el día de hoy” (p. 911).

* * *

2. La Singularidad del Apostolado de Pablo

Pero ¿qué pasa con el apóstol Pablo?

Algunos han afirmado que, de la misma manera que Pablo era un apóstol, aún pueden existir apóstoles en la iglesia de hoy. Pero esto ignora la singularidad con la que Pablo vio su propio apostolado. La situación de Pablo no era la norma, como él mismo explica en 1 Corintios 15:8-9. Se vio como una anomalía única en su tipo, de forma abierta que se hace llamar “el ultimo” y “menor” de los apóstoles. Para citar de nuevo Grudem:

“Parece bastante seguro de que no había ninguno nombrado después de Pablo. Cuando Pablo habla de las apariciones del Cristo Resucitado, él hace hincapié en la forma inusual en la que Cristo se le apareció, y conecta eso con la afirmación de que esta era la “última” aparición de todas, y que él mismo es de hecho ‘el menor de los apóstoles , incapaz de ser llamado apóstol’” (Grudem, Teología Sistemática, 910).

Más adelante añade:

Alguien podría objetar que Cristo pudiera aparecerse a alguien hoy y nombrar a esa persona como un apóstol. Sin embargo, la naturaleza fundamental del oficio del apóstol (Efesios 2:20; Apocalipsis 21:14) y el hecho de que Pablo se ve como el último a los cuales Cristo se le apareció y designó como apóstol (“al último de todos, como a un abortivo”, 1 Cor. 15:8), indican que esto no sucederá (Teología Sistemática, 911, n. 9)

Debido a que el apostolado de Pablo era único, no es un patrón que deberíamos esperar a ver replicado en la iglesia de hoy.

clip_image002

* * *

3. Autoridad Apostólica y el Cierre del Canon

Es nuestra creencia de que, si nos atenemos a un canon cerrado, también debe ser respetado por el cese de la misión apostólica.

Volvemos de nuevo al Dr. Grudem para una explicación de la estrecha relación entre los apóstoles y los escritos de la Escritura:

“Los apóstoles del Nuevo Testamento tenían un único tipo de autoridad en la iglesia primitiva: la autoridad para hablar y escribir palabras que fueron “palabras de Dios” en un sentido absoluto. No creerlas o desobedecerlas es no creer o desobedecer a Dios. Los apóstoles, por lo tanto, tenían la autoridad para escribir las palabras que se convirtieron en palabras de la Escritura. Este hecho en sí mismo nos debería sugerir que hay algo único en el oficio de apóstol, y que no podemos esperar que continúe hoy, porque hoy nadie puede añadir palabras a la Biblia y hacer que se consideren como palabras de Dios o como parte de la Escritura. (Wayne Grudem, Teología Sistemática, 905 a 906)

Hebreos 1:1-2 indica que lo que Dios reveló por primera vez a través del Antiguo Testamento, más tarde y más plenamente El reveló a través de su Hijo. El Nuevo Testamento, entonces, es la revelación de Cristo a Su iglesia. Comienza con su ministerio terrenal (en los cuatro evangelios), y continúa a través de las epístolas – cartas que fueron escritas por sus representantes autorizados.

Así, en Juan 14:26, Cristo autorizó a sus apóstoles para dirigir la iglesia, les prometió que el Consolador vendría y les recordaría todo lo que Jesús les había enseñado. La instrucción que ellos dieron a la iglesia, entonces, era en realidad una extensión del ministerio de Jesús, siendo habilitados por el Espíritu Santo (cf. Ef 3:5-6; 2 Pedro 1:20-21). Aquellos en en la iglesia primitiva generalmente entendieron la enseñanza apostólica, como autoritativa y como a la par con las Escrituras del Antiguo Testamento (cf. 1 Ts 2:13;. 1 Corintios 14:37; Gálatas 1:9; 2 Pedro 3:16).

Para citar de nuevo Grudem: “en lugar de los apóstoles de vida presentes en la iglesia para enseñar y gobernar, tenemos en su lugar los escritos de los apóstoles en los libros del Nuevo Testamento. Esas Escrituras del Nuevo Testamento cumplen para la iglesia de hoy en día la enseñanza autoritativa absoluta e instrucciones para gobernar las funciones que fueron cumplidas por los mismos apóstoles durante los primeros años de la Iglesia” (Ibid., 911).

clip_image003La doctrina del canon cerrado, por lo tanto, está en gran parte basada en el hecho de que los apóstoles eran únicos y ya no están aquí. Después de todo, si todavía hay apóstoles en la iglesia de hoy, con la misma autoridad que los apóstoles del Nuevo Testamento, ¿cómo podemos afirmar que definitivamente el canon está cerrado?

Pero ya que no hay apóstoles en la iglesia de hoy, y ya que la nueva revelación no escrita debe ir acompañada de la autoridad y la aprobación apostólica, no es posible tener nueva revelación puestas por escrito hoy.

El cierre del canon y la no-continuación de los apóstoles son dos conceptos que necesariamente van de la mano.

* * *

4. El Papel Fundamental de los Apóstoles

Estrechamente relacionado con lo anterior está el hecho de que los apóstoles eran parte de la época fundacional de la iglesia (Efesios 2:20). Puesto que (siguiendo la metáfora de la construcción) la estapa del fundamento precede a la superestructura, es apropiado deducir que los apóstoles fueron dados a la iglesia para sus etapas iniciales. Como Grudem escribe: “el propósito de Dios en la historia de la redención parece haber sido el de dar a los apóstoles sólo en el comienzo de la era de la iglesia (véase Ef. 2:20)” (Ibid., 911, n. 9).

Nuestra interpretación de “fundamento” (como una referencia al último período en la historia de la iglesia) se ve reforzado por la evidencia de los primeros padres de la iglesia. La etapa de la fundación era algo que los padres se refirieron en tiempo pasado, lo que indica que se entiende como pasado.

Así, Ignacio (c. 35-115) en su Epístola a los Magnesios, escribió (hablando en tiempo pasado):

“El pueblo es llamado por un nombre nuevo, que el Señor les da, y será un pueblo santo.” Esto se cumplió por primera vez en Siria, para “los discípulos fueron llamados cristianos en Antioquía,” cuando Pablo y Pedro estaban colocando los cimientos de la Iglesia.

Ireneo (c. 130-202) en Contra las Herejías, hace eco de la comprensión del tiempo pasado que Pedro y Pablo sentaron las bases de la Iglesia (en 3.1.1) y se refiere luego a los doce apóstoles como “el fundamento de doce columnas de la iglesia” (en 4.21.3).

Tertuliano (c. 155-230), en Los Cinco Libros Contra Marción (capítulo 21), señala la importancia de atenerse a la doctrina apostólica, incluso en una era post-apostólica:

Sin duda, después del tiempo de los apóstoles, la verdad respecto a la creencia de Dios sufrió corrupción, pero es igualmente cierto que durante la vida de los apóstoles, su enseñanza sobre este gran artículo no sufrió en absoluto, de modo que ninguna otra enseñanza tendrá el derecho de ser recibida como apostólica como aquella que se encuentra en el día de hoy siendo proclama en las iglesias de fundamento apostólico.

Lactancio (c. 240 a 320), también, en Los Institutos Divina (4.21) se refiere a un tiempo pasado en el que los cimientos de la iglesia fueron establecidos:

Pero los discípulos, que se dispersaron a través de las provincias, en todas partes dejaron los cimientos de la Iglesia, ellos mismos también en el nombre de su divino Maestro haciendo muchos y casi increíbles milagros, pues en Su partida, les había dotado de poder y fuerza, por el cual el sistema de su nuevo anuncio podría ser fundado y confirmado.

Otros ejemplos también podrían agregarse a los Padres de Nicea más tarde y después del de Nicea. Crisóstomo, por ejemplo, podría ser otra de esas fuentes (de sus Homilías Sobre Efesios).

clip_image004Los padres de la iglesia, justo después de la era apostólica, entendieron la obra de los apóstoles para constituir una única etapa “fundacional” de la iglesia. El hecho de que hacen referencia a esto en el pasado, como algo distinto de sus propios ministerios, indica que entiendieron que la edad apostólica había pasado, y por lo tanto la etapa de fundación se había terminado.

Mientras que la cesación del don/oficio Apostólico en última instancia no probó el caso cesacionista, si fortalece la posición global – especialmente en pasajes como 1 Corintios 12:28-30, Efesios 2:20 y 4:11, donde el apostolado está enlistado en conexión directa con los otros dones carismáticos y oficios.

5. El Testimonio Histórico de Aquellos que Siguieron a los Apóstoles

En nuestro punto anterior, sostenemos que los apóstoles fueron dados para la etapa fundacional de la iglesia (Efesios 2:20), y que la iglesia primitiva reconoció esta etapa de fundación como un período de tiempo determinado que no pasó del primer siglo .

Sin embargo, es importante dar un paso más, y tenga en cuenta que los primeros padres de la iglesia vieron a los apóstoles como un grupo único de hombres, distinto de todos los que siguieron después de ellos.

(A) Los que vinieron después de los apóstoles no se ven a sí mismos o a sus contemporáneos como apóstoles.

De acuerdo con su propio testimonio, los líderes cristianos que siguieron a los apóstoles no eran los mismos apóstoles, pero fueron los “discípulos de los apóstoles” (La Epístola a Diogneto de Mathetes, 11; Fragmentos de Papías, 5;. Cf La Epístola de Policarpo a los Filipenses, 6, Ignacio, Contra lasHerejías, 1,10), los ancianos y diáconos de las iglesias.

De este modo, Clemente (del primer siglo) en su Primera Epístola a los Corintios, 42, señala que:

Los apóstoles han predicado el Evangelio a nosotros de nuestro Señor Jesucristo, Jesucristo [ha hecho] de Dios. Así pues, Cristo fue enviado por Dios, y los apóstoles por Cristo. Ambos señalamientos, entonces, se hicieron de una manera ordenada, de acuerdo con la voluntad de Dios. Después de haber recibido por lo tanto, sus órdenes, y estando plenamente convencidos de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo, y establecido en la palabra de Dios, con plena seguridad del Espíritu Santo, salieron a proclamar que el reino de Dios estaba cerca. Y así, predicando a través de países y ciudades, señalaron los primeros frutos [de su trabajo], después de haber sido probados por el Espíritu, para ser obispos y diáconos de los que habían de creer.

Ignacio, por ejemplo, a propósito evitó igualarse a sí mismo con los apóstoles. Por lo tanto, escribió: “Yo no publico mandamienos sobre estos puntos como si fuera un apóstol, sino, como tu compañero, te pongo en la mente de ellos” (La Epístola de Ignacio a los Antioquenos, 11).

(B) Los que siguieron a los apóstoles vieron los escritos apostólicos, como únicos y auténticos.

Por otra parte, de acuerdo con el tercer punto (arriba), era “la doctrina de los apóstoles” (cf. La Epístola de Ignacio a los de Magnesia, 13; La Epístola de Ignacio a los Antioquenos, 1) que debía ser vigilada, enseñada, y escuchada. Por lo tanto, las “memorias de los apóstoles” se llevaron a cabo como canónicos y con autoridad en la Iglesia primitiva (cf. Ireneo, Contra las Herejías, 2.2.5, Victorino, Comentario al Apocalipsis, 10,9).

En este sentido, Justino escribe:

Y en el día llamado domingo, todos los que viven en ciudades o en el campo se reúnen en un solo lugar, y las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas son leídas, siempre y cuando el tiempo lo permite, luego, cuando el lector ha terminado, el presidente instruye verbalmente, y exhorta a la imitación de estas cosas buenas (Primera Apología de Justino, 67).

La doctrina y la escritura de los apóstoles fue única, después de haber sido escrita por los representantes autorizados del mismo Cristo.

(C) Los que siguieron a los apóstoles vieron la era apostólica como un período único e irrepetible de la historia de la iglesia.

Los padres vieron los “tiempos de los apóstoles”, como un claro, no repetible período de historia de la Iglesia (cf. Agustín, Sobre la Doctrina Cristiana, 3.36.54; Respuesta a Fausto, 32,13; Sobre el Bautismo, 14,16; et al). Por lo tanto, Crisóstomo escribió sobre la singularidad de la comunión durante la época apostólica:

Quiero darle un ejemplo de amistad. Amigos, esto es, los amigos de acuerdo a Cristo, sobrepasa a padres e hijos. Para decirle que no de amigos de la época actual, ya que esto es bueno también ha pasado con los demás. Pero tenga en cuenta, en el tiempo de los Apóstoles, no hablo de los hombres más importantes, sino de los propios creyentes en general, “todos”, dice, “eran de un corazón y el alma. y ninguno de ellos dijo que nada de las cosas que poseía eran suyas … y se repartían a cada uno según cada uno tenía necesidad.” (Hechos 4:32, 35.) No había entonces palabras como “mío” y “tuyo”. Esta es la amistad, que un hombre no debe considerar los bienes de su propiedad, sino de su vecino, que sus bienes pertenecen a otro; que debe ser lo más cuidadoso del alma de su amigo, como la suya propia, y el amigo de igual manera. (Homilía sobre 1 Tes. 1:8-10)

Crisóstomo miró hacia atrás al gran afecto que caracterizó la era apostólica, para ofrecer un contraste con la falta de amor familiar de la iglesia en su día. De este modo, se subraya el hecho de que él entendía la era apostólica como siendo del pasado. Un paso adicional podría ser citado a este respecto:

Yo sé que vosotros abren su boca y se sorprenden, de saber que está en su poder el tener un don más grande que resucitar a los muertos, y dar vista a los ciegos, haciendo las mismas cosas que se hicieron en el tiempo de los Apóstoles. Y parece que una creencia del pasado. ¿Qué es entonces este don? caridad. (Homilía en Heb. 1:6-8)

Muchos más ejemplos de la historia de la iglesia se podrían dar. Toda la historia de Eusebio se basa en la progresión de la historia de la iglesia de los “tiempos de los apóstoles” (Historia Eclesiástica, Libro 8, introducción). Basilio, en su obra sobre El Espíritu, señala a los líderes anteriores de la historia de la Iglesia (en concreto, Ireneo) como aquellos “que vivían cerca de los tiempos de los Apóstoles” (29,72). Tertuliano habla de hechos que ocurrieron “después de los tiempos de los apóstoles” (Los Cinco Libros Contra Marción, 21).

Conclusiones Históricas

Consistentemente, los padres (desde los primeros tiempos) marcaron la era apostólica (y los mismos apóstoles) como única. Sus escritos fueron considerados como únicos y auténticos. Los que les siguieron no fueron considerados ser apóstoles. Tampoco los tiempos que siguieron se consideraron equivalente a los tiempos de los apóstoles.

Así llegamos a la conclusión, una vez más, con Grudem:

Es de destacar que ningún líder importante en la historia de la iglesia – ni Atanasio o San Agustín, Lutero o Calvino, ni Wesley o Whitefield – han tomado para sí el título de “apóstol” o dejarse ser llamados apóstol. Si alguno de los tiempos modernos quieren tomarse el título de “apóstol”, se eleva inmediatamente la sospecha de que puede estar motivado por orgullo y deseos inapropiados para ensalzarse a sí mismo, junto con la ambición desmedida y el deseo de mucha más autoridad en la iglesia que cualquier persona debería de estar. (Teología Sistemática, 911)

Una nota final

A lo largo el post de hoy nos hemos apoyado en gran medida el trabajo de Wayne Grudem (en concreto, su Teología Sistemática). Esto ha sido intencional, por dos razones: (1) realiza argumentos excelentes y bíblicamente sólidos (y apreciamos todo lo que escribe, aunque no siempre estamos de acuerdo con sus conclusiones), y (2) es un conocido y respetado continuacionista [no cesacionista].

Es significativo, en nuestra opinión, que (como no cesacionista) argumenta de manera convincente el cese de la misión apostólica y la singularidad de la era apostólica – ya que esta es la premisa en que se basa el paradigma cesacionista.

Mientras que la cesación del don/oficio Apostólico finalmente no preba el caso cesacionista, lo hace fortalecer la posición global – especialmente en pasajes como 1 Corintios 12:28-30, Efesios 2:20 y 4:11, donde el apostolado es enlistado en conexión directa con los otros dones carismáticos y oficios.

================

clip_image005

Acerca de Nate Busenitz: Nate se desempeña en el equipo pastoral de la Iglesia Grace Community y enseña teología en The Master’s Seminary en Los Angeles.

About these ads
30 comentarios leave one →
  1. 21 julio 2011 1:33 pm

    Muy interesante y excelente y detallado que voy a estudiar con cuidado. El asunto del no cesacionismo es torcido por los falsos maestros para perpetuar una especie de shamanismo u hombre fuerte que apela mucho a las personas que no quieren pagar el precio por una relación directa con Cristo.

  2. luis permalink
    21 julio 2011 3:09 pm

    interesante articulo muy bien resumido, los aportes del doctor grudem han hecho un profundo cambio en la manera de armonizar lo que es con lo que no es y lo que debe ser…
    ABIERTO pero CAUTELOSO.

  3. bismark Herrera permalink
    22 julio 2011 10:14 am

    muchas gracias hermano por tan importante informacion ,necesitamos presentar defensa clara de lo que Dios nos enseña con relacion a este tema ,,ya que en esta era postmoderna la palabra de Dios ha sido convertida en pensamientos de hombres malvados que tratan de defender sus propias ideas y para sus propios beneficios,.Que el Señor nos de el discernimiento para poder desenmascarar la apostasia de estos hombres.

  4. DARV7 permalink
    7 noviembre 2011 11:35 pm

    BASURAAAAAAAA NO SABEN NADA

  5. ALBERTO ORTIZ permalink
    12 agosto 2012 3:01 pm

    es completo todo el compendio del hermano gruden en serio estoy sin palabra ya q hoy hay demaciados q se hacen llamar apostoles no se quien les dio tales investidura , parA AUMENTARLES EL EGO. . CRISTO SIENDO SEÑOR REI DE REYES Y QUE VINO A CUMPLIR LA LEY Y A SERVIR Y NO SER SERVIDO HOY VEMOS HERMANOS CON FORTUNAS AMASADAS EN NOMBRE DE NUESTRO AMADO CRISTO NO ES MEJOR SER HUMILDE Y HACER TESOROS EN LOS CIELO BUENO SOLO DIOS CONOS LOS CORAZONES Y LAS INTENCIONES DEL MISMO Y PIDO PERDON A MI SEÑOR YA Q ME MUEVE ES EL CELO DE MI DIOS

  6. jose sanchez permalink
    14 febrero 2013 4:05 pm

    me parece muy enriquesedora toda esa explicacion ya q hay muchos q viven engañados por farsantes

  7. JOSCHY permalink
    4 abril 2013 10:31 am

    Queridos hermanos, Muchos dicen que el ministerio apostólico terminó con los doce, pero sabemos que si dentro de las funciones del apóstol una de ellas es fundar y dar cobertura a otras iglesias, no puede dejar de existir, ya que Dios es un Dios de orden. Además, la palabra dice que instituyó cinco ministerios; no cuatro; por esto el ministerio apostólico tiene tanta vigencia como los otros cuatro.

    La necesidad del ministerio apostólico: Es la parte de vivir y congregarse en una iglesia sin cobertura apostólica es como tomar dos naranjas, una la que se le quita la cascara y a la otra no; al dejarse al aire libre, se verá que la que no tiene cascara se fermentará y por lo tanto se dañará, en cambio la otra permanecerá pura. Esto mismo sucede con cualquier iglesia o miembro que no tiene cobertura apostólica.
    El Señor sin duda alguna dejó el ministerio apostólico para instrucción de los creyentes, porque Cristo deseaba que su iglesia, viviera como ovejas que si tienen cobertura.

  8. OscarCastro permalink
    4 abril 2013 8:31 pm

    MAS PAPISTAS QUE EL PAPA

    Es increíble hasta donde hemos llegado. El dicho “más papistas que el Papa” se está dando dentro de la Iglesia Cristiana Evangélica, principalmente en el liderazgo y a partir de allí a toda la iglesia.

    Dentro del catolicismo se ha creído que todo lo que el Papa dice “ex cátedra” es autoridad final en cuanto a doctrina y conducta, y es infalible. Esto ha llevado a los católicos del mundo a creer como Palabra de Dios lo que el Papa dice.

    Tristemente, parece ser que hoy día muchos líderes y cristianos evangélicos han llegado a ser “más papistas que el Papa” por sus afirmaciones teológicas y ministeriales y de allí nadie los saca.

    Cuando Martín Lutero reencontró en la Biblia la Palabra de Dios infalible, rescató la confiabilidad de la autoridad de ella como la máxima autoridad en asuntos de fe, conducta y religión.

    La Iglesia Cristiana Evangélica ha tenido como herencia y fundamento esta verdad maravillosa que tenemos en nuestras Biblias por sobre lo que los hombres dicen, sobre concilios, sobre la religiosidad popular, tradiciones, estatutos y reglamentos, costumbres, etc.

    A lo largo de la reflexión y práctica evangélica hemos caído en hacer de nuestras creencias, prácticas, tradiciones, experiencias, dichos, postulados, formas, métodos, etc., cuestiones de autoridad al mismo nivel y muchas veces sobre la Palabra de Dios.

    El colmo es, que se ha tomado la mala praxis evangélica, los malos testimonios, los abusos, las anomalías como excusas para no aceptar lo bíblico.

    Hay muchos ejemplos. En el fenómeno de hablar en lenguas, si bien es cierto han existido grandes abusos y extremos, como el hablar jerigonzas, producir ruidos

    extraños, frases repetitivas aprendidas, que NO SON EL HABLAR EN LENGUAS, y hasta lenguas diabólicas donde expresan blasfemias y maldiciones; esto no quiere decir que no exista el don de lenguas o el hablar en lenguas genuinas del Espíritu tal como la Palabra de Dios lo expresa.

    La realidad de lo negativo y de los abusos del hablar en lenguas no podemos aceptarlos como fuente de autoridad para negar y rechazar el don genuino bíblico del hablar en lenguas.

    Al igual que ésto y en infinidad de cosas, se cae en lo mismo cuando hablamos de los apóstoles y del ministerio apostólico contemporáneo. No hay duda que hay abusos, los autonombramientos, los falsos, las “metidas de pata” y muy feas experiencias, PERO ¿Porqué tengo que justificar algo como no bíblico solo por las malas experiencias?

    En los círculos pastorales se hacen discusiones y debates estériles sobre el ministerio apostólico contemporáneo y lo que pesa no es lo que la Biblia dice tocante al tema, no es la exégesis bíblica y no lo que claramente es bíblico, sino los señalamientos críticos destructivos que se sobrevaloran por sobre lo que la Palabra de Dios dice a simple vista.

    Ahora, esta situación no es, sino parte de la crisis de la iglesia evangélica, si no vuelve a la Biblia, ¿Paradójico, verdad? Los líderes, miembros e iglesias no dependen de la Biblia, sino de las enseñanzas tradicionales, pastorales y denominacionales extrabíblicas o de interpretaciones humanistas, religiosas y legalistas seudo espirituales.

    La Biblia nos lleva a ver lo que Ella dice que creamos. La Biblia se CREE no se interpreta. Por interpretar la Biblia dudamos de Ella, debilitamos su autoridad y poder y su confiabilidad, y la reducimos a un libro con imperfecciones como cualquiera. Por esta razón el pueblo de Dios está debilitado, sin autoridad y muy fragmentado. Lo sobrenatural de la Biblia debe creerse, no se trata de entender lo sobrenatural, por eso carecemos del carácter y realidad sobrenatural en la vida diaria de la iglesia. La Palabra de Dios se cree y se obedece. Cuando lo hacemos, creemos, sustentamos y vivimos la sana doctrina.

    Por esta razón, debemos dar pasos de fe y de cambio de actitud y perspectiva respecto a la Biblia, de venir a la Palabra de Dios dejando de ser “más papistas que el Papa” y meternos en la reforma integral que Dios está haciendo en la reflexión y práctica evangélica del siglo XXI, para que cuando el Señor venga por su Amada, la encuentre sin mancha, sin arruga como una Iglesia Gloriosa. ¡Gloria a Dios!

  9. Juan permalink
    5 abril 2013 8:15 am

    Buen comentario

  10. Ramiro Larios permalink
    27 abril 2013 5:38 am

    Si no crees que hay Apostoles hoy en dia, es como que no creas que hay Pastores o Maestros o profetas o evangelistas etc etc; estudia bien 1corintios 12: 28 y Efecios 4 :11 y mira lo que les pasa alos que le quitan y le ponen al a Biblia Apocalipsis 22;18-19 talvez Dios te abra el entendimiento para que no seas excluido en la gran cena, oro por ti para que entiendas, Que mi Dios bendiga al que lea este umilde comentario Ramiro Larios

  11. Adriel permalink
    30 mayo 2013 9:44 am

    edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, (Efesios 2:20 RVR60) no entiendo como hay todavía personas y “cristianos” que no entienden lo que las Escrituras dicen,¿cómo podría haber todavía apóstoles y profetas?¿acaso no sólo eran doce como menciona Apocalipsis?…por favor por el amor de Cristo no caigan en errores de hombres que portero altivos de corazón se llaman a si mismos apóstoles, sabiendo que sólo fueron 12, cuando Pablo dice:y por último como a un abortivo me apareció a mi. Pero sin duda aquellos que no creen que la Palabra de Dios ya esta completa, buscarán nuevas revelaciones de Jesús y nuevas revelaciones de falsos maestros, pero no se desanimen hermanos porque la Escritura dice que engañaran a MUCHOS y hasta a los escogidos. Gracias al hermano por una explicación fundamentada en la Palabra de Dios y que Dios habrá el entendimiento de aquellos que no saben interpretar correctamente las Escrituras. Me despido con este versículo:

    Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. (1 Corintios 2:14 RVR60)

  12. ROGER CRUZ permalink
    11 agosto 2013 5:41 pm

    ME PARECE MUY BUENO EL COMENTARIO BIBLICO PERO PERCIBO UN PRE-JUICIO EN RELACION A ESTE TEMA Y ESTO HACE QUE LAS PALABRAS POR EJEMPLO “EL ULTIMO” DE CORINTIOS INDICARIAN QUE ES EL ULTIMO DE LOS APOSTOLES. PERO EL CONTEXTO DICE QUE ES LA ULTIMA APARICION DEL SEÑOR RESUCITADO EN EL ORDEN DEL RELATO QUE EL APOSTOL PABLO LES DA A LA IGLESIA EN CORINTO. NO ES LA ULTIMA APARICION DEL SEÑOR PORQUE EL APOSTOL JUAN EN LIBRO DE APOCALIPSIS RELATA OTRA APARICION DEL SEÑOR DE GLORIA¡ BIEN! HE AQUI MI OPINION PERSONAL: EL MINISTERIO APOSTOLICO TODAVIA ESTA EN FUNCION AUNQUE NO COINCIDO CON LA MAYORIA DE LOS QUE SE DENOMINAN APOSTOLES. HASTA ES MAS, CONSIDERO QUE UN VERDADERO APOSTOL NO PELEA POR PALABRAS SINO QUE SUS HECHOS HABLAN POR SI SOLOS. GRACIAS POR PERMITIR MI COMENTARIO. ESPERO QUE SEA DE BENDICION! SEA TODO PARA EDIFICACION DE LA IGLESIA. PARA LA HONRA Y GLORIA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO¡

  13. freddy jose permalink
    31 agosto 2013 5:13 pm

    leyendo todos los comentario estoy segurisimo que cristo esta alas puerta hay apóstoles de cristo y apóstoles puesto por hombres amadores de si mismo Dios os bendiga

  14. Carlos Alberto Arango Otero. permalink
    17 septiembre 2013 3:06 pm

    Si hubieran seguido o continuado los Apóstoles el Apostol Pablo, Pedro, que eran los más influyentes de la primera iglesia los hubieran nombrado para darles continuidad a Timoteo que fue un verdadero seguidor de Cristo y de Pablo y lo mismo con Tito y hombres que estuvieron al lado de los Apóstoles bien preparados y disciplinados por ellos y por El Espíritu Santo, como pasó con Moisés cuando le paso el cargo a Josué, para que continuara con su tarea, ahora fue el hijo de Dios Jesucristo que nombró a 12 por que así lo quiso y por último a Pablo, y la evidencia más clara y palpable la vemos en Apocalipsis que aparecen los 24 ancianos y lo puedes buscar el leer en varios pasajes.

  15. carlos permalink
    28 octubre 2013 10:22 pm

    ola y bendiciones a todos ok estoy de acuerdo con este estudio y los respeto, pero estando en oracion acerca de esto Dios me dijo atraves de su espiritu asi, si tu ases obra de evangelista que eres ? o si ases obra de evangelista que eres? y si ases obra de apostol ? hemos seguido mas al sistema y no a Dios y en realidad no es el titulo pero el trabajo que cada siervo ase. amen y bendiciones del Senor para todos.

  16. Carolinarr permalink
    21 diciembre 2013 11:22 am

    Despues que se le hace la base a una casa, no hay que hace mas base, por lo cual estoy seguro que nohay apostoles en este tiempo por lo menis enviado por Cristo, pues ya el fundamentoe esta puesto.

  17. Eduardo permalink
    3 febrero 2014 11:52 pm

    Le falto a tu información esto Apocalipsis 21:14:24. Y ¿donde estarán los nombres de los seudoapóstoles? ¿No serán mas bien apóstoles del adversario y no de El Cordero? Y también te faltó ahondar en esto 2 Corintios 11:16-33. Aquí Pablo fue el último abortivo como el dice y ya no más. Y yo no he visto que estos seudoapóstoles trabajen con sus propias manos como Pablo. No los he visto encarcelados, azotados, etc. Al contrario. Son representantes legales de su propia denominación religiosa registrada como pirámide organizacional ante la ley del hombre, cosa que Jesús desaprobó(Mateo 20:25-28), esa misma ley que ahora como en los días de Noé permite lo que Jesús denunció en Mateo 24:38. Estas iglesias son rameras y fornicarias porque fornican con la ley del hombre, y esta misma ley no es íntegra pues peca contra Dios al hacer válido el matrimonio gay. ¡Despierta iglesia de Cristo! El que lee, entienda.

  18. 28 abril 2014 12:43 pm

    Hay que tener cuidado. Estamos viviendo los últimos tiempos, y fue escrito que se levantaran falsos profetas, falsos testigos, falsos maestros. Ya lo estamos viendo en varias iglesias con estos “apóstoles”. Es consecuencia del mismo pecado del hombre, el querer ser Dios, el querer recibir la gloria y la honra. Por eso en las iglesias hoy en día, los mismos feligreses han hecho sus baales de oro en el pastor, o en el hermano que gana fama para si, al hermano predicador que gana miles de dolares y se hospeda solo en lugares costosos. Se ha dejado de cumplir la misión que nos ha sido encomendada por el Señor: Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Hoy en día el mensaje del Señor ha sido cambiado por un mensaje inútil que satisface la ambición del hombre por tener poder, dinero, propiedades. Ese mensaje se resumen en: si eres rico eres bendecido por Dios, si eres pobre estas maldito por Dios.
    ¿Dónde quedó el servicio? ¿Dónde quedo lo que Jesús dijo, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos? ¿Dónde quedó el amor? Dios es amor. Aquel que no ama no conoce a Dios, por eso miles son engañados, porque su corazón está en esta tierra en este tiempo, y no en lo que perdura y es para siempre.
    Hay que despertar y estar alertas, porque el día del Señor está cerca.

  19. mayra isabel garces romero permalink
    19 mayo 2014 10:57 am

    “recuerdales esto, exortandoles delante del Señor, que no contiendan sobre palabras………” San Pablo. apostol de Jesucristo.

  20. 26 septiembre 2014 2:15 pm

    Ésta información es parte de la sana doctrina, gracias por el aporte que nos guía para volver a las sendas antiguas

  21. Cuellar permalink
    14 octubre 2014 8:54 pm

    veo los comentarios y tienen fundamentos bíblicos, pues así debe ser, pero por favor lean bien, lean que hay antes y después y no nada más en un versículo,
    dicen que Pablo dice el último apóstol, la razón, porque hasta esa fecha él era el último, es como si yo saliesa de la universidad graduado en el 2014, pues soy el último graduado! Claro hasta que alguien más se gradue seré el último…
    en Apocalipsis menciona los 12 apóstoles del Cordero (Ap. 22:14) recuerden que hubo 13 con Pablo, pudo haber mencionado más, o menos, pero Él (Dios) decidió escoger doce, por la razón que Él quiso (no soy quién para cuestionarle eso a mi Padre) pero también hay doce ángeles, doce puertas y los nombres de las doce tribus; imaginense doce de todo y terece apóstoles, o 500, ahí nos muestra un Dios de orden y solo elige doce para un trabajo en específico.
    Algo más? 1Cor 12:28 menciona que a unos puso Dios en la iglesia, primero, apóstoles, luego profetas… y si leemos desde el v. 27?
    empieza con “vosotros” o “ustedes” si Pablo hubiese sido el último apóstol y después de él nadie lo sería no mencionaría vosotros y en 28 dijera: a mi me puso apóstol, o qué, fue error de dedos?
    si Tito o Timoteo no fueron apóstoles es porque no fue el don de ellos.

    Comparto lo que dicen que muchos abusan de lo que Diosnles da o que se autonombran o que los de hoy no sufrieron lo que Pablo sufrió, etc., lamentablemente pasa y hay que orar, ayunar y pedir sabiduria para entender lo que Dios nos muestra en su palabra, visiones, sueños, etc.

    Hermanos hay que hacer la voluntad de Dios y no buscar que es verdadero y que no, todo está en la Biblia y hay que creer por fe y lo que la Palabra de Dios dice, primeramente yo debo seguir esto porque al entrara paginas estoy dudando de Dios pero este blog me hizo saber que Dios no quiere que pierda el tiempo en buscar esta información que en la Biblia todo está.
    Espero y Dios les hablé y lo que venga de Él recibanlo en el nombre de Jesús.
    Bendiciones.

  22. pedro permalink
    23 octubre 2014 10:12 pm

    creo que estoy en el mismo espíritu ya que me ha confirmado cada palabra de parte de Dios acerca de este tema de los cuales muchos tienen dudas y miedo por el dinero

Trackbacks

  1. ¿Todavía Hay Apóstoles Hoy? « P. Arieu Theologies Web
  2. ¿Todavía Hay Apóstoles Hoy? « P. Arieu Theologies Web
  3. ¿Todavía Hay Apóstoles Hoy? | El teologiyo
  4. The Cripplegate Sobre el Cesacionismo y el Continuacionismo « El Evangelio Segun Jesucristo
  5. ¿Todavía Hay Apóstoles Hoy? | Nate Busenitz | Heraldos del Evangelio
  6. Marcas de un Verdadero Apóstol: Fundamento de la Iglesia | El Evangelio Segun Jesucristo
  7. ¿Todavía Hay Apóstoles Hoy? | Nate Busenitz | Luis Hidalgo G.
  8. ¿Todavía hay apóstoles hoy? | Soldados de Jesucristo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.029 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: