Skip to content

Génesis y el naturalismo: Disonancia cognitiva

2 junio 2010

Génesis y el naturalismo: Disonancia cognitiva
Miércoles, 02 de junio 2010

Usted probablemente ha oído hablar de la disonancia. Es un término habitualmente empleado por los músicos para describir la falta de armonía y desacuerdo entre los sonidos. No hay otro término llamado disonancia cognitiva utilizada para describir la discordia similar en el mundo de las ideas y creencias. Maybe that’s a good way to view the debate about origins in Genesis—cognitive dissonance. Tal vez eso es una buena manera de ver el debate sobre los orígenes en Genesis –la disonancia cognitiva.

El relato de la creación en Génesis 1-3 demanda que deben tomarse en sentido literal. Nada sobre el propio texto sugiere que contiene algo más que un relato fiel, literal e histórico de cómo Dios creó el universo a la existencia –de la nada. Ese tipo de enfoque hermenéutico literal al Génesis expone todas las interpretaciones simbólicas, poéticas, alegóricas, y míticas de lo que realmente son, las ideas extrañas forzadas en el texto, pero no sin un costo, como se discute a continuación. Ningún manejo honesto del texto bíblico puede reconciliar estos capítulos del Génesis con la teoría de la evolución o cualquiera de las otras teorías “científicas” acerca de los orígenes. La idea central del pasaje simplemente no puede reconciliarse con la idea del naturalismo.

Antes de comenzar el debate, he aquí lo que John tiene que decir sobre el Génesis y el naturalismo en su libro La Batalla por el Comienzo:

Medida que la humanidad progresa a través del siglo XXI, se cierne una perspectiva aterradora. La iglesia parece estar perdiendo la voluntad de defender lo que la Escritura enseña acerca de los orígenes humanos. Muchos en la iglesia son demasiado intimidados o demasiado avergonzados como para afirmar la verdad literal del relato bíblico de la creación. Ellos están confundidos por un coro de voces autoritativas que insisten en que es posible-e incluso pragmáticamente necesario conciliar la Escritura con las últimas teorías de los naturalistas.

Por supuesto, los teólogos liberales han abrazado desde hace mucho la evolución teísta. Nunca han sido reacios a negar la verdad literal de la Escritura sobre cualquier asunto. Pero esta tendencia es diferente, incluye a evangélicos que sostienen que es posible armonizar Génesis 1-3 con las teorías del naturalismo moderno sin hacer violencia a cualquier doctrina esencial del cristianismo. Afirman declaraciones de fe evangélica. Ellos enseñan en instituciones evangélicas. Ellos insisten en que creen que la Biblia es infalible y autoritativa. Pero ellos están dispuestos a reinterpretar el Génesis para dar cabida a la teoría evolutiva. Expresan shock y sorpresa de que alguien cuestione su acercamiento a la Escritura. Y a veces emplean el mismo tipo de burlas e intimidación religiosa de liberales ateos y escépticos siempre dirigidas contra los creyentes: “¿No cree en serio que el universo es menos de un mil millones de años, verdad?”

El resultado es que en el último par de décadas, un gran número de evangélicos han mostrado una sorprendente voluntad de adoptar un enfoque totalmente no-evangélico a la interpretación de los primeros capítulos del Génesis. Cada vez más están adoptando el punto de vista conocido como el “creacionismo de tierra antigua”, que combina algunos de los principios del creacionismo bíblico con las teorías naturalistas y evolucionistas, tratando de conciliar dos opuestas cosmovisiones. Y para lograr esto, los creacionistas de la tierra antigua terminan mal explicando en lugar de haciendo una exegesis honesta del relato de la creación bíblica.

Un puñado de científicos que profesan el cristianismo están entre los que han sido los pioneros en este revisionismo-la mayoría de ellos carece de cualquier habilidad en la interpretación bíblica. Pero están estableciendo una reinterpretación importante de Génesis 1-3 diseñado específicamente para dar cabida a las tendencias actuales de la teoría naturalista. En su opinión, los seis días de la creación en Génesis 1 son largas eras, el orden cronológico de la creación es flexible, y la mayoría de los detalles acerca de la creación dada en las Escrituras puede ser descartada como figuras de expresión poéticas o simbólicas.

Muchos de los que deberían saber mejor –pastores y líderes cristianos que defienden la fe contra las falsas enseñanzas todo el tiempo– se han visto tentados a renunciar a la batalla por los primeros capítulos del Génesis. Un pastor evangélico recientemente se me acercó después de que yo predicaba. Estaba confundido e intimidado por varios libros que había leído –todos escritos por autores evangélicos –sin embargo, todos argumentando que la Tierra tiene miles de millones de años. Estos autores tratan a la mayoría de las teorías de los evolucionistas como un hecho científico indiscutible. Y en algunos casos ejercen credenciales científicas o académicas que intimidan a los lectores a pensar que sus puntos de vista son el resultado de una elevada profesionalidad, en lugar de presuposiciones naturalistas que han llevado al texto bíblico. Este pastor me preguntó si creía posible que los tres primeros capítulos del Génesis en realidad podrían ser sólo una serie de dispositivos literarios –una saga poética dando significado “espiritual” de lo que realmente ocurrió a través de miles de millones de años de evolución.

Yo le contesté sin pedir disculpas: No, no lo sé. Estoy convencido de que Génesis 1-3 debe ser tomado en serio –tal como historia divinamente revelada en la creación divina. Nada en el texto del Génesis sugiere que el relato de la creación bíblica es meramente simbólico, poético, alegórico, o mítico. La idea central del pasaje simplemente no puede reconciliarse con la idea de que la “creación” se produjo a través de procesos evolutivos naturales durante largos períodos de tiempo. Y no creo que un manejo fiel del texto bíblico, aceptable por ningún principio de hermenéutica, posiblemente pueda reconciliar estos capítulos con la teoría de la evolución o cualquiera de las otras teorías supuestamente científicas sobre el origen del universo.

Por otra parte, al igual que el caos moral y filosófico que resulta del naturalismo, todo tipo de travesuras teológicas sobrevienen cuando rechazamos o comprometemos la verdad literal del relato bíblico de la creación y la caída de Adán.

Me doy cuenta, por supuesto, que algunos creacionistas de la tierra antigua sostienen la creación literal de Adán y afirman que Adán era una figura histórica. Pero su decisión de aceptar la creación de Adán como literal implica un cambio arbitrario hermenéutico en Génesis 1:26-27 y luego otra vez en Génesis 2:7. Si todo en torno a estos versos se maneja alegóricamente o simbólicamente, es injustificable tomar esos versículos en un sentido literal e histórico. Por lo tanto, el método de los creacionistas de la tierra antigua de interpretar el texto del Génesis en realidad socava la historicidad de Adán. Después de haber decidido ya el tratamiento del relato de la creación misma como un mito o alegoría, no tienen motivos para insistir (de pronto y arbitrariamente, al parecer) que la creación de Adán es historia literal. Su creencia en un histórico Adán es simplemente incompatible con su propia exégesis del resto del texto.

Pero es una falta de coherencia necesaria afirmar una antigua tierra y seguir siendo evangélico. Porque si Adán no fue el antepasado literal de toda la raza humana, entonces la explicación de la Biblia acerca de cómo el pecado entró en el mundo es imposible de entender. Por otra parte, si no caímos en Adán, no podemos ser redimidos en Cristo, porque la posición de Cristo como Cabeza de la raza redimida exactamente paralela a la posición de Adán como la cabeza de la raza caída: “Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados” (1 Corintios 15:22). “Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida. Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.” (Romanos 5:18-19). “Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente;(J) el postrer Adán, espíritu vivificante” (1 Corintios 15:45; cf. 1 Timoteo 2:13-14; Judas 14).

Por lo tanto en un sentido importante, todo lo que la Escritura dice acerca de nuestra salvación en Cristo Jesús gira en torno a la verdad literal de lo que Génesis 1-3 enseña acerca de la creación y caída de Adán. No hay pasaje más fundamental de las Escrituras.

Lo que están haciendo los “creacionistas de la tierra antigua” (incluyendo, en gran medida, incluso los evangélicos) con Génesis 1-3 es precisamente lo que los liberales religiosos han hecho siempre con toda la Escritura, espiritualizar y reinterpretar el texto alegóricamente haciendo que signifique lo que quieren que signifique. Es una forma peligrosa de manejar las Escrituras. Y se trata de una capitulación peligrosa e innecesaria a las presuposiciones religiosas del naturalismo –sin mencionar una deshonra grave a Dios.

Los evangélicos que aceptan la interpretación de la tierra antigua del Génesis han adoptado una hermenéutica que es hostil a una perspectiva elevada de la Escritura. Están trayendo a los primeros capítulos de la Escritura un método de interpretación bíblica que se ha incorporado sobre presupuestos anti-evangélicos. Los que adoptan este enfoque ya se han embarcado en un proceso que invariablemente derroca la fe. Las Iglesias y colegios que abrazan este punto de vista no van a permanecer mucho tiempo como evangélicos.

Aquí está el punto: cuando rechazamos una hermenéutica literal del relato de la creación en el Génesis, todo tipo de travesuras teológicas vendrán. Con ese pensamiento en mente, discuten las ramificaciones de la celebración de una interpretación naturalista de Génesis 1 y 2 en lo que se refiere a la interpretación y aplicación del resto de la Escritura. Recuerde, un naturalista es el que asume la total ausencia de actividad sobrenatural y milagrosa. ¡Disfrute el hilo!

About these ads
One Comment leave one →
  1. Danielsan90 permalink
    28 abril 2014 4:28 pm

    bueno, me alegro que haya gente que acepte que la realidad y la biblia están en conflicto, y de como no hay que adaptar la religión a la verdad

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 972 seguidores

%d personas les gusta esto: