Skip to content

Avivamiento

13 mayo 2009

clip_image001.jpgAvivamiento

Por Gary E. Gilley

(Enero 2001 – Volumen 7, Tema 1)

El avivamiento está candente ahora mismo. Si usted lee cualquier literatura cristiana, especialmente revistas, escucha la radio cristiana u observa la TV cristiana, usted sabrá que éste es un tema que está en la prioridad del evangelicalismo.

Al investigar sobre este tema me dirigí hacia el sitio Web de Christian Book Distributors para bajar adquirir un par de libros sobre el tema que había estado queriendo comprar. Estaba un poco sorprendido al descubrir que CBD listó 156 libros sobre avivamiento. Éstos son libros que están actualmente en impresión, y son vendidos por esta tienda. Esto no incluye muchos libros que no tienen ni los centenares que están fuera de impresión.

El avivamiento es candente y es fácil. ¿Quién podría decir una sola palabra en contra de eso? Es como poner por escrito la maternidad. Vaya a cualquier círculo cristiano y declare que necesitamos avivamiento y usted conseguirá un “Amen” fuerte. Diga a las personas que usted está orando por avivamiento y espere mucha admiración.

¿Pero qué es exactamente avivamiento? ¿Saben las personas lo que están orando? ¿Reconoceremos el avivamiento cuando suceda, y como sería eso? ¿Deberíamos desear aun avivamiento?

Éstas son simplemente algunas de las preguntas que quiero abordar en este artículo. Al hacerlo simplemente estoy tocando el la punta del iceberg. En lugar de añadir otro a la pila de libros monstruosa sobre avivamiento, voy a limitar el alcance a dos temas (espero discutir otras cuestiones relacionadas con el avivamiento en un futuro): La historia del avivamiento; y un examen de su base bíblica.

Un Compendio de la Historia del Avivamiento

El Avivamiento Vs. el Avivamientismo

(Lo Que Es Avivamiento, y Lo Que No Es)

Queremos hacer la distinción muy temprano en nuestro debate la diferencia entre el avivamiento y el evangelismo. El avivamiento es considerado por muchos como una obra soberana de Dios, independiente de los esfuerzos o de los métodos del hombre, en el cuál Dios despierta a Su pueblo espiritualmente.

El avivamientismo es definido como períodos de emoción espiritual y energía que ha sido orquestada por los métodos, y a menudo, las manipulaciones del hombre. Dios necesariamente no tiene que estar involucrado en evangelismo en absoluto.

Muchos de nosotros crecimos con, o estamos ahora involucrados en alguna clase de avivamientismo. Una iglesia tiene un avivamiento anual que dura dos semanas o un mes. El servicio generalmente se concentra demasiado en la exposición de emoción y le resta importancia a Escrituras. Las personas pasan al frente todas las noches, ya sea para recibir a Cristo o dedicar de nuevo sus vidas al Señor. Cuando el avivamiento termina las cosas vuelven a la normalidad y eso se hace todo de nuevo el siguiente año.

Charles Finney, quien sentó la pauta para el avivamientismo, dijo que Dios no era necesario para tener un avivamiento, todo lo que era necesario era que la iglesia aplicara los métodos correctos y entonces sucedería un avivamiento automáticamente.” La conexión entre el uso correcto de los medios para un avivamiento y un avivamiento es tan filosóficamente [i.e., científicamente] seguro como entre el uso correcto de los medios para levantar el grano y un la cosecha de trigo. Creo, de hecho, a decir verdad es más seguro y hay menos ejemplos de fracaso”. (Charles G. Finney, Lectures on Revivals of Religión, [Conferencias sobre los Avivamientos de la Religiónl], p. 33) Sin Embargo, en este artículo no estamos enfocándonos en el avivamientismo, el cual toma muchas formas hoy, sino más bien en el avivamiento.

La Definición de Avivamiento

Jonathan Edwards, considerado por muchos como el máximo teólogo que este país alguna vez produjo, dijo que el avivamiento es: “la obra de Dios realizado con mayor velocidad y rapidez” (Revival and Revivalism, p. 20). Él no creía que un avivamiento fuera nada diferente a la experiencia normal de la iglesia. La diferencia radica en el grado, no en especie. En una ‘efusión del Espíritu’ la influencia espiritual es más extendida, las convicciones son más profundas, y los sentimientos más intensos, pero todo esto es sólo uno aumento de la normalidad del cristianismo (ibid. p. 23).

Martin Lloyd Jones dice que la “esencia de un avivamiento es que el Espíritu Santo desciende en un número de personas unidas, en toda una iglesia, sobre un número de iglesias, distritos, o quizá un país entero”. Mediante esta definición los avivamientos modernos de hoy en día, especialmente en Occidente, han sido pocos. Los historiadores cristianos no-carismáticos sólo enumeran tres de tales avivamientos en la historia de los Estados Unidos:

· El Gran Despertar de los 1730s y 40s localizado en Nueva Inglaterra bajo el liderazgo de Jonathan Edwards y George Whitefield.

· El Segundo Gran Despertar a la vuelta del siglo diecinueve localizado en Kentucky y en parte de Tennessee. Fuera de este avivamiento vinieron las reuniones religiosas que se celebraban al aire libre.

· El Tercer Gran Despertar tuvo lugar en el Estado de Nueva York y hasta cierto punto a todo lo largo del país en 1857,8 y es a menudo llamado el avivamiento de oración.

· Ningún avivamiento significativo ha tenido lugar en América desde ese tiempo y el último tuvo lugar en el mundo del Oeste fue el avivamiento Gales de 1904,5, el cual en un examen más detallado fue realmente el nacimiento Europeo del Pentecostalismo.

· Nadie en vida hoy ha visto lo que los historiadores bíblicos llaman un avivamiento en el terreno de la Occidente.

· Por supuesto en el lado Pentecostal afirmarían varios avivamientos, todos en este siglo: El avivamiento Pentecostal comenzando en 1900. El avivamiento Carismático comenzando en 1960. El avivamiento de la Viña comenzando en 1980 y la avivamiento de la Risa que empezó 1994.

· Si ignoramos los acontecimientos carismáticos y enfocamos la atención en los avivamientos representativos de la mayoría que nos llevarían a otro asunto. ¿Cuál es la prueba de un avivamiento? Es decir, ¿cómo sabemos cuándo tiene lugar un avivamiento? ¿Cuáles son las características de los avivamientos?

La Evidencia de un Avivamiento

Martin Lloyd Jones da estas descripciones de avivamiento en su libro Revival [Avivamiento] (página 99-117):

  • “El Espíritu Santo ha descendido en (Su pueblo) medio, Dios ha descendido y está en medio de ellos. Un bautismo, una efusión, una visitación. Y el efecto de eso es que inmediatamente se dan cuenta de Su presencia y de Su poder en una manera nunca antes conocida”.
  • “El Espíritu Santo literalmente parece presidir la reunión y hacerse cargo de ella, y manifestar Su poder y guiándolos y dirigiéndolos.
  • Las personas pueden estar sujetas a un estado de desesperación por sus pecados por días y semanas y meses. “Luego reciben una vista evidente del amor de Dios y del Señor Jesucristo y especialmente de Su muerte en la cruz.
  • “Las personas no se convierten sólo en las reuniones, algunos se convierten rumbo a las reuniones, antes de que incluso pudieran llegar.
  • “Siempre en un avivamiento hay lo que alguien una vez llamó un desorden divino. Algunos gimen y agonizar bajo la convicción, otros alabando a Dios por la gran salvación. Y todo esto resulta en largas reuniones llenas de gente. El tiempo parece ser olvidado. Las personas parecen haber entrado en la eternidad”.
  • “Un Avivamiento, entonces, realmente quiere decir los días de cielo sobre la tierra”.

Charles Finney dio las siguientes “Siete Indicaciones” de avivamiento:

1. Cuando la soberanía de Dios señala que el avivamiento esta cerca.

2. Cuando la maldad aflige y humilla a los cristianos.

3. Cuando hay un espíritu de oración por avivamiento.

4. Cuando la atención de los ministros es dirigida hacia un despertar del avivado y espiritual.

5. Cuando los cristianos confiesan sus pecados uno al otro.

6. Cuando los cristianos están dispuestos a hacer los sacrificios necesarios para llevar a cabo el nuevo movimiento del Espíritu de Dios.

7. Cuando los ministros y laicos están dispuestos a que Dios promueva el despertar espiritual sin importar qué instrumento a El le agrade (Revival Signs, pp. 95,96).

Tom Phillips, previamente con Billy Graham y notable Presidente de Internacional Students, escribe en su libro Revival Sings [Señales de Avivamiento] da nueve evidencias de que el avivamiento está en camino a América (aparte de los indicadores de Finney):

  • Confesión pública de pecado (pp. 38,61,97,154).
  • El ecumenismo (pp. 39,44,68,82,83).
  • Cumbres de oración pastoral (pp. 35,97,119-122,149-159).
  • Grandes reuniones de jóvenes (pp. 35,43).
  • Conciertos de oración (pp. 35,96-97,146-149).
  • Cristianismo orientado al misticismo y a la experiencia (pp.40-41,82-83,92-93,101,108-109,130-132,144-146,187,232).
  • Guerra espiritual (p. 42).
  • Cumplidores de Promesas (pp. 43,114,155).
  • Minimización de la doctrina (pp. 44,137,220).

Hay un común denominador encontrado en los autores de arriba y tantos otros: La falta de apoyo bíblico. Ninguno de estos hombres establece una base de sus señales y pruebas con la Escritura. Consideran experiencias del pasado, y luego desarrollan una teología de avivamiento.

¿Por qué? Porque la Escritura no enseña estas cosas. La Escritura no proporciona el tipo de experiencias que Martin Lloyd Jones describe. La clase de avivamiento que estos hombres describen, nunca es mencionada en la Escritura. Simplemente no somos llamados al avivamiento.

En el Nuevo Testamento, en toda la información dada sobre cómo debemos ser santificados, cómo debe una iglesia funcionar, cómo impactar nuestro mundo para Cristo; ni una sola vez es mencionado el avivamiento. Ni una sola vez se menciona las señales de avivamiento. Ni siquiera una vez encontramos una reunión de oración pidiendo un avivamiento.

¿Qué es lo que Encontramos?

La Base Bíblica para el Avivamiento

Si las Escrituras no nos alientan a buscar un avivamiento, ¿qué dice sobre el tema? En el Antiguo Testamento encontramos varias referencias a ser vivificados. La palabra que algunas veces es traducida “avivar” o “revivir” es encontrado doscientas treinta y cuatro veces en el Antiguo Testamento y significa dar vida, revivir, y dar vida nueva, dependiendo del contexto.

En el Salmo 119 encontramos esta palabra “vivifícame” utilizada varias veces en el contexto de la renovación espiritual. En al menos doce ocasiones el salmista ora para ser vivificado. Es decir, una invitación a renovar o revivir los deseos y pasiones espirituales de un creyente. Estudiando estos ejemplos podemos encontrar las marcas bíblicas o características de una persona espiritualmente viva:

Quieren conocer el camino de Dios (verso 37)

Aparta mis ojos, que no vean la vanidad; Avívame en tu camino.

Este versículo nos recuerda los dichos en los Proverbios con tanto una declaración negativa y como una declaración positiva. En el lado positivo la persona revivida quiere estar en el camino de Dios. Él quiere estar en el camino correcto – el camino de Dios.

Por otra parte él sabe que la gran distracción aquí es el tirón magnético de la vanidad. Ahora, usted podría recordar que del libro de Eclesiastés que la vanidad significa vacío o sin sentido. Este versículo nos dice más acerca de nosotros mismos que lo alguna vez quisiésemos saber: Que podemos ser tan vacíos, tan ciegos, tan equivocados en nuestra comprensión de la vida a fin de cambiar el camino de Dios por los “caminos de lo vacío.”

No hablamos de decisiones entre un camino bueno y uno mejor. Hablamos de decisiones entre la mejor forma y la peor forma; entre el camino de la vida y el camino de la muerte; entre el camino que conduce a la fuente de la vida y el camino que induce a las cisternas vacías. Escoger el camino vacío es trágico, pero revela el corazón de aquel que le faltas vida y pasión espiritual.

Anhelan Justicia (versículo 40)

He aquí yo he anhelado tus mandamientos; Vivifícame en tu justicia.

El camino de Dios es un camino de justicia y santidad. Aquí está el problema para muchos. ¿Quién no querría estar en el camino de Dios si ofreciese felicidad, vida, y seguridad eterna, especialmente si nosotros pudiéramos continuar bajando al camino vacío al mismo tiempo? Es decir, si pudiésemos tener las cosas buenas de Dios y al mismo tiempo pudiéramos continuar permitiéndose andar en nuestros pecados y nuestras búsquedas huecas, entonces eso sería muy atractivo para muchos.

Pero el camino de Dios es un camino de santidad. Andar en el camino de Dios es arrepentirse de pecado y alejarse de esas cosas que impiden la santidad. El camino de justicia de Dios y el camino hueco se cruzan y van en direcciones opuestas, debe hacerse una elección.

Reconocen la Fuente de la vida (versículos 88 y 159)

Vivifícame conforme a tu misericordia, Y guardaré los testimonios de tu boca

Mira, oh Jehová, que amo tus mandamientos; Vivifícame conforme a tu misericordia.

Una de las cosas más importantes que el hijo de Dios necesita aprender es que la vida espiritual no es un producto de nuestro sudor y lagrimas, es un regalo de Dios. Nuestro desarrollo espiritual brota del Dios que está lleno de misericordia (amor fiel y compasivo). Somos completamente dependientes en El por vida y pasión. Es Dios quien causa que el huerto de nuestras vidas crezca y dé frutos.

Pero, podemos hacer ciertas cosas para cultivar ese huerto. Podemos regarlo, podarlo y fertilizarlo. Podemos leer la Palabra, podemos orar, tener comunión, podemos adorar y podemos servir. Pero es Dios quien da el crecimiento. Y bien, como nuestro salmista, es totalmente apropiado que le pidamos a Dios que nos reviva según Su misericordia. Es correcto que clamemos a El para revelarse a nosotros y Su verdad. Y que El nos dé el poder y la pasión para andar en Sus caminos.

  Hacen uso de los Medios (versículos 25, 50, 107, 149, 154, 156)

Abatida hasta el polvo está mi alma; Vivifícame según tu palabra. Ella es mi consuelo en mi aflicción, Porque tu dicho me ha vivificado. Afligido estoy en gran manera; Vivifícame, oh Jehová, conforme a tu palabra. Oye mi voz conforme a tu misericordia; Oh Jehová, vivifícame conforme a tu juicio. Defiende mi causa, y redímeme; Vivifícame con tu palabra.

Mientras es el Señor quien hace revivirnos, El usa medios e instrumentos; y el instrumento primario que El usa es la Palabra. Vimos esto en un anterior estudio cuando estábamos tratando de rastrear el medio bíblico para el crecimiento espiritual. Nuestro estudio reveló que el crecimiento y la santificación están siempre explicados en la Biblia como siendo efectuados a través de la Palabra. No crecemos a través de la música, adoración, servicio, o incluso la oración. Éstos son los resultados del crecimiento.

Cada mención del instrumento de crecimiento o avivamiento (desde la perspectiva humana) señala al estudio y a la aplicación de la verdad absoluta tal y como es encontrada en la Palabra de Dios. Nuestro salmista está de acuerdo. Desafortunadamente todos nosotros conocemos a los cristianos que entienden mucho acerca de la Biblia; incluso pueden tener grandes porciones aprendidas de memoria, pero son todavía cristianos recién nacidos. ¿Cómo puede ser esto? Porque hacen mal uso de la Biblia. ¿Y cómo sabemos que hacen mal uso de la Biblia? Hay dos formas:

1. Nos deleitaremos con la Palabra y los caminos de Dios (versículos 35,47,70,77,92,143,174)

Guíame por la senda de tus mandamientos, Porque en ella tengo mi voluntad. Y me regocijaré en tus mandamientos, Los cuales he amado. Se engrosó el corazón de ellos como sebo, Mas yo en tu ley me he regocijado. Vengan a mí tus misericordias, para que viva, Porque tu ley es mi delicia. Si tu ley no hubiese sido mi delicia, Ya en mi aflicción hubiera perecido. Aflicción y angustia se han apoderado de mí, Mas tus mandamientos fueron mi delicia. He deseado tu salvación, oh Jehová, Y tu ley es mi delicia.

La marca de aquel que tiene pasión espiritual es que se deleitan con las Palabras de Dios. De los ciento setenta y seis versículos en este Salmo sólo dos o tres omiten alguna referencia directa a las Escrituras. Éste es un hombre enamorado de la Palabra.

Pero él también está enamorado de los caminos de Dios. Él va a las Escrituras, no para ganar un argumento teológico, ni para tener municiones para usar en contra de otros, ni para impresionar a las personas. Más bien, va a encontrarse con Dios; a encontrar los caminos de Dios, y conformar su vida a los caminos de Dios. Él no hace esto porque él siente que tiene que, sino porque ese es su deleite. Es el amor de su vida. Es lo que él desea más que cualquier cosa en la vida.

2. Odiaremos aquello que sea falso.

Las Escrituras aman encerrar lo positivo con lo negativo. La razón por la que hace esto es porque a menudo no sabemos cuánto amamos algo a menos que sepamos cuánto despreciamos lo contrario. Nuestro escritor nos dice que sabemos que amamos la Palabra de Dios cuando:

~ odiemos los falsos caminos (versículos 104 y 163)

De tus mandamientos he adquirido inteligencia; Por tanto, he aborrecido todo camino de mentira. – La mentira aborrezco y abomino; Tu ley amo.

Nos dirigimos de regreso hacia donde comenzamos. La mejor forma de saber cuánto amamos los caminos de Dios es examinar cuánto odiamos los caminos vacíos y falsos que nos rodean.

¿Le revuelve su estómago cuando usted escucha acerca de la mentira, el engaño, la corrupción, la infidelidad y la calumnia? Más importante aún, ¿le rompe el corazón cuando sabe que usted puede hacer estas mismísimas cosas? ¿Odia usted los caminos falsos, no sólo en los demás sino también en usted mismo?

~ odiemos a las personas falsas (versículos 113 y 158)

Aborrezco a los hombres hipócritas; Mas amo tu ley..- Veía a los prevaricadores, y me disgustaba, Porque no guardaban tus palabras.

Espere un momento, creía que debemos odiar el pecado y amar al pecador. En cierto sentido eso es cierto. El Señor nos dice incluso que amemos a nuestros enemigos. Pero por el otro lado de esta moneda hay una ira justa santa que incluso Dios tiene hacia aquellos que han rechazado Sus caminos.

El cristiano con vida espiritual y pasión debería ser repulsivo y no atraído por los estilos de vida y las personas que desprecian los caminos de Dios. Usted no puede amar el camino de Dios y la Palabra de Dios, y no puede estar profundamente ofendido por aquellos que lo odian. La cuerda floja por la que caminamos es amar a personas que son los mismos enemigos de Dios.

Resumen

Nuestro mandato no es por avivamiento, como es habitualmente se entiende. Nuestra invitación es una vida espiritual y pasión que es un regalo de Dios aplicado a través de los medios de la Escritura y el poder del Espíritu Santo. Cuando usamos la terminología (por ejemplo: “Avivamiento”) en formas que no se utilizan en la Escritura: Y cuándo demandamos experiencias que no dictan en la Escritura, dejamos una nube de interrogantes. ¿Desea Dios una pasión espiritual; un hambre por El y una obediencia sincera? ¡Por supuesto! Pero estas cosas se encuentran dentro de los parámetros de la instrucción bíblica y el ejemplo. Cuando creamos experiencias bíblicas adicionales como la norma por la cual medimos nuestra condición espiritual presente, hemos creado un paradigma falso y confuso. La petición bíblica no es por avivamiento sino por una vida piadosa coherente. Seríamos sabios en seguir el ejemplo de la Escritura.

About these ads
10 comentarios leave one →
  1. 14 mayo 2009 11:12 am

    Hermanos,

    Gracias a Dios por su articulo sobre “El avivamiento” me aclaro las ideas, que no habia entendido… Dios les bendiga..

  2. Renton permalink
    2 junio 2009 7:51 am

    Buenísima entrada.

    Muchas personas emplean el término Avivamiento para cumplir el propósito del crecimiento contínuo de las mega-iglesias.

    Persiguen fines mundanos, no espirituales.

  3. jose manuel permalink
    11 enero 2010 5:21 pm

    muy especificado y aclarado el asunto del avivamiento,personalmente he asistido a muchos y me he llevado muchas desilusiones de personas que se convierten en ese momenro y luego pasan de todo,el avivamiento es la antesala de la alabanza y en muchos de ellos he visto cosas buenisimas y tanbien malas,pero a pesar de todo es palabra de Dios.

  4. Sandra Ascanio permalink
    27 julio 2010 4:17 pm

    gracias es muy explicito el termino avivamiento, me ayudò a ver su relaciòn con los versiculos biblicos. Deberiamos mantener vigente este tipo de informaciòn que edifica y no contamina a las personas. Gracias y Dios le bendiga.

  5. Ernesto Ramirez permalink
    5 abril 2011 11:55 am

    gracias por el artículo. Dios nos ayude a despertar de todo sueño y a despojarnos de todo peso y del pecado que nos asedia de tal manera que el despertamiento espirituial venga sobre nosotros.

  6. Gabriel permalink
    5 septiembre 2012 10:12 am

    Me alegra poder comprender aun mas lo que es ser vivificado por Dios, creo que el Señor va a derramar muy pornto sobre la iglesia, un verdadero despertar que va a tracender, pero tiene que ver con esto que dice en el Salmo 119, y no solo en algunas figuras (de alguna manera sobre salientes en la iglesia), sino en toda la iglesia. Así que es hora de volver a la palabra a n ivel mundial y dar plena libertad al Espíritu Santo, rompiendo de una vez las barreras que nos separan como: “pentecostalismo” y “no pentecostalismo”.
    Creo que sin ese paradigma y la union del cuerpo de Cristo, vamos a avanzar al ritmo del Espírtu Santo.

  7. 7 junio 2013 5:44 pm

    En defensa de los avivamientos y la exegesis de Martyn Lloyd Jones. Una respuesta al blog “El e… h t tp :/ /t.co/5LWhn7XYyG via @Pastorreformado

  8. Eduar Quispe permalink
    5 julio 2013 11:44 am

    Bueno comprendemos mas sobre el avivamiento, que es un amor profundo a Dios y obediecnia a su palabra, sumision al Espiritu santo, que no es solamente por unos dias o meses , sino siempre y permanente.

  9. edis auceda lagos permalink
    19 septiembre 2013 8:29 pm

    Edis Auceda De Honduras
    quede mas claro con el tema y agradezco a Dios por darle sabiduría y poder ayudar a otros con estos temas que nos edifican y ensenan sobre nuestro caminar a diario con nuestro Dios

  10. martha luz soto permalink
    2 enero 2014 8:27 am

    Martha Luz Soto
    2 de enero de 2014
    avivamiento es la mejor iglesia que tenemos en Bogotá se siente la unción del espíritu santo nuestra vida se trasforma en bendición total tanto físicamente como espiritualmente vale la pena se adictos a Dios en esta iglesia yo no creía lo de los diezmos y ofrendas pero es una realidad la multiplicación de nuestra plata la salud es una delicia en el mejor regalo que dios nos dio que Dios los bendiga a los pastores Ricardo y Patricia les de muchos años llenos de salud y prosperidad protegidos por Dios eternamente

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 891 seguidores

%d personas les gusta esto: